Fertilizantes en el agua de riego: consejos generales

Tema en 'Fertirrigación (regar y abonar a la vez)' comenzado por Hibisco., 18/4/05.

  1. Hibisco.

    Hibisco.

    Mensajes:
    12
    Hola. En cuanto plantee mi duda no hará falta que os diga que soy totalmente neófito en temas de jardinería, aunque poco a poco y con paciencia espero ir aprendiendo. Vayamos al grano con mi pregunta que, para expresarla mejor, lo hago con un ejemplo.

    Pongamos por caso que preparo 4 litros de agua para riego con su correspondiente dosis de fertilizante, y que tengo un macetón que "se traga" los 4 litros y necesita más riego.

    ¿Tendría que seguir preparando agua con su dosis de fertilizante para continuar regándole o terminaría el riego con agua sin fertilizante?
     
  2. Es muy sencillo pero resulta bastante complicado :11risotada:

    Una de las cosas a vigilar cuando se abona es que la concentración de sales en el substrato no sobrepase los valores límite de la planta (plantas diferentes, límites diferentes).

    En la concentración de sales se suman las sales iniciales que llevaba el substrato cuando era nuevo, los restos anteriores de abono y de los minerales que lleva el agua y las que se echan en el momento. Se restan las partes que se han vuelto insolubles, lo que haya tomado la planta y lo que se haya lixiviado con riegos copiosos (hasta salir por el orificio de drenaje).

    Ya ves que prácticamente habría que llevar una contabilidad ;) De hecho la llevan en instalaciones de producción a gran escala en las que se usa la fertirrigación. Además hacen mediciones periódicas.

    Un jardinero, sin embargo, no necesita complicarse tanto aunque es bueno saber lo que pasa (el saber no ocupa lugar).

    Existen una serie de rutinas, principalmente de riego y abonado, tendentes a hacer que las cosas funcionan razonablemente bien. Intentaré describirlas.

    De entrada nos topamos con una incertidumbre: si la dosis recomendada por el fabricante es correcta o no para el sistema de aplicación que se emplee. Por ejemplo, en prácticamente ningún envase te dicen si la dosis es para abonados mensuales, quincenales, semanales o para cada minuto :icon_exclaim:

    Entonces hay dos maneras de "navegar": o con instrumentos o a estima.

    Con instrumentos (un conductímetro) se disuelve abono en agua hasta que la conductividad ha aumentado en 1 mS/cm (o hasta 1,5 mS/cm). Riegos semanales. Luego hablamos de cómo se riega.

    A menudo suele corresponder a un gramo de fertilizante soluble por litro de agua. Pero eso depende de cada fertilizante. Una cucharadita de té colmada puede equivaler a 8-12 gramos, para que te hagas una idea.

    A estima: se disuelve la cuarta parte de la dosis sugerida por el fabricante presuponiendo que el fabricante acertó la dosis. Igualmente para riegos semanales.

    En cualquiera de los dos casos, el riego se hará hasta que la nueva agua haya llegado a todas las partes del cepellón. Para estar seguro, se riega lentamente y se espera a que comience a salir agua por el orificio de drenaje. Eso contesta directamente a tu pregunta concreta.

    Para asegurarme de lixiviar las sales anteriores, en estos riegos yo hago que salga por el orificio aproximadamente un 20% del agua que he echado. De esta manera se "lava" un poco el substrato cada vez. Pero en este "lavado" (lixiviado), aunque se arrastre fertilizante antiguo queda reemplazado por el nuevo de modo que no se crea ningún problema a la planta de falta de fertilizante.

    Se riega lentamente, distribuyendo el agua por la superficie, porque a veces se forman canalillos por los que discurre rápidamente el agua pasando de largo. Una manera de destruir los canalillos es cavando ligeramente la superficie del substrato.

    Si en lugar de abonar semanalmente prefieres hacerlo quincenalmente, entonces dosis mitad.

    Hay una manera alternativa de regar con abono y lixiviar. Especialmente válida si se hacen fertirrigaciones quincenales o mensuales. Si se fertirriga semanalmente prácticamente no hay oportunidad de regar con agua clara alguna vez. Pero si las fertirrigaciones están más distanciadas habrá que regar con agua clara en más de una ocasión.

    Entonces en las fertirrigaciones se riega hasta asegurarse que el agua ha llegado a todas partes lo cual se ve cuando salen unas gotitas por el orificio y ya no se echa más. Luego, generalmente en el riego con agua clara anterior a la siguiente fertirrigación, se riega abundantemente hasta que sale el 20% o más por el orificio de drenaje. De esta manera "no se desperdicia" fertilizante.

    - - -

    He comprobado grandes discrepancias en las dosis recomendadas por los fabricantes. De modo que para ponerte en el lado seguro (navegando a ciegas) a veces lo prudente es partir de la consideración de que la dosis del fabricante tiene que ser menos de lo que dicen. ¿Cuánto menos? Imposible adivinar.

    Cuando llevas mucho tiempo haciendo las cosas de la misma manera y ves que te va bien significa que acertaste ;)
     
  3. Hibisco.

    Hibisco.

    Mensajes:
    12
    ¡Todo un tratado! Te agradezco enormemente tu interés y el trabajo que te has tomado para explicarlo tan extensa como claramente.

    He puesto a buen recaudo tus indicaciones para no perderlas y por supuesto que seguiré tus consejos al pié de la letra.

    Con personas así da gusto.

    Muchísimas gracias :icon_biggrin:
     
Cargando...