Ficha de pasionaria, flor de la Pasión o mburucuya (Passiflora sp.)

Tema en 'Pasionaria o flor de la Pasión (Passiflora caerulea)' comenzado por Betina2010, 3/11/13.

  1. Betina2010

    Betina2010 Marta

    PASSIFLORAS - Passiflora sp.

    52753ae7f3beb.jpg

    52753b086f302.jpg 52753b2ee2700.jpg

    52753b479316f.jpg 52753b5eebb7a.jpg

    52753b7ee6969.jpg 52753b9713667.jpg

    NOMBRE CIENTIFICO:

    Passiflora caerulea,
    Passiflora edulis,
    Passiflora incarnata,
    Passiflora ligularis,
    Passiflora cincinnata,
    Passiflora (20 variedades más)

    OTROS NOMBRES:

    Flor de la pasión, Mburucuya, Maracuya, Granadilla.

    Passiflora es el género más importante de la familia Passifloraceae, con más de 530 especies. Esta distribudo principalmente en América tropical y solamente 22 especies crecen en el sur de Asia, Australia y Oceanía.

    Passiflora, nombre dado por Carlos Linneo a este género de plantas, proviene del latín flos passionis que significa literalmente flor del sufrimiento (pasión) en alusión a la Pasión de Cristo, ya que los primeros misioneros en América quisieron ver los instrumentos utilizados durante la Pasión en las diferentes partes que conforman estas flores.

    Son plantas herbáceas o leñosas, generalmente trepadoras por medio de zarcillos axilares. Los frutos de varias especies son comestibles de excelente sabor y aroma.

    Hay especies con flores ornamentales muy bellas y también especies con propiedades medicinales (sedantes, analgésicos, antiespasmódicos, antibacterianos, repelentes de insectos).

    NUESTRA PASSIFLORA NATIVA:

    El mburucuyá, burucuyá, pasionaria, flor de la pasión, o pasionaria azul (Passiflora caerulea), es una especie botánica de trepadora nativa del sur de Sudamérica: Perú, Uruguay, Brasil, Argentina. Su nombre más conocido deriva de la lengua guaraní. Es popular en jardinería debido a sus bellas y aromáticas flores.

    LA LEYENDA:

    También llamada granadilla o flor de la pasión, esta enredadera o trepadora cuyo nombre científico es pasiflora y que significa precisamente flor de la pasión, crece en todo nuestro litoral y en el norte húmedo. Lo más curioso es su flor, en la que la imaginación popular ve la corona de espinas que le pusieron en la cabeza a Jesús, los tres clavos con que fue fijado en la cruz, las cinco llagas que laceraron su cuerpo y las cuerdas con que lo aprisionaron.

    Su fruto pequeño como un huevecillo y anaranjado, encierra unas semillas rojizas que se interpretan como las gotas de sangre coagulada que brotaron de las heridas del santo cuerpo. Todo este simbolismo cristiano se completa con la leyenda guaraní que conocemos y que relata lo siguiente:

    Un sacerdote llegado a las misiones con el propósito de predicar las enseñanzas del Divino Maestro, cruzaba todos los días la selva en busca de indios para convertir. Cierta vez al cruzar una picada, oyó el angustioso lamento de una niña que perseguida por un yaguareté, se había refugiado en las ramas de un débil árbol. Hacia allí se dirigió resueltamente el misionero, atrayendo sobre sí la furia del yaguareté, mientras gritaba a la desolada criatura que huyera velozmente para salvarse.

    Mientras tanto la fiera, dejando una presa por otra, se abalanzó sobre el sacerdote, y con zarpazos terribles y potentes destrozó su vida. La sangre regó el blando suelo, sobre el que al poco tiempo nació una planta, el mburucuyá o pasionaria, cuya flor recuerda al mundo la belleza de sufrir por el bien de los demás...

    MEDICINAL

    Paralelamente a la belleza como planta trepadora ornamental, algunas de las Passifloras de las que disponemos, tienen grandes propiedades medicinales que podemos resumir así:

    Indicaciones

    Estrés, ansiedad, nerviosismo. La pasionaria actúa como un ansiolítico suave, sin riesgo de dependencia o adicción. Es la planta ideal para los que se encuentran sometidos a tensión nerviosa. El Diccionario de las plantas que curan, de Larousse, dice: "regalo que nos viene del antiguo imperio de los aztecas, la pasionaria parece ser la planta de la cual nuestra civilización está más necesitada."

    Insomnio. Induce un sueño natural, sin que se produzca depresión o somnolencia al despertarse. Debido a su falta de toxicidad, se puede administrar a los niños.

    Dolores y espasmos diversos. La Pasionaria relaja los órganos abdominales huecos, cuya contractura causa dolor de tipo espasmódico o cólico: estómago, intestino (cólico intestinal), vesícula y conductos biliares (cólico biliar), vías urinarias (cólico biliar), vías urinarias (cólico renal) y útero (dismenorrea). En la práctica, su uso se halla indicado en cualquier tipo de dolor, incluso en las neuralgias.

    Epilepsia. Como tratamiento complementario, la pasionaria permite disminuir la frecuencia y la intensidad de las crisis epilépticas.

    Alcoholismo y drogadicción. Se han realizado interesantes experiencias, administrando pasionaria durante los primeros días de la cura de deshabituación del alcohol, de la heroína y de otras drogas. Esta planta permite que el síndrome de abstinencia, vulgarmente llamado "mono", sea mejor tolerado y con menor recuperación física sobre el organismo. Su acción sedante hace que, el alcohólico o el toxicómano, soporten mejor el deseo de consumir la droga, y puedan superar la ansiedad que ello conlleva. En estos casos es necesario aplicarla bajo control facultativo.

    Los frutos de la pasionaria (granadilla o maracúya) son ricos en provitamina A, vitamina C y ácidos orgánicos. Son refrescantes y tonificantes. Se recomiendan en caso de agotamiento físico y en la convalecencia de enfermedades febriles o infecciosas.

    Posología y recetas

    Posología tradicional genérica: para la vía oral, en infusión, una pulgarada de la planta seca o fresca picada en trocitos, incluyendo bejuquillos, hojas y flores, para una taza de té, tres veces al día, hasta la remisión de los síntomas, ordinariamente de 10 a 15 días.

    Se acostumbra la tintura, de 8 a 16 gotas para una taza de té con agua caliente, antes de acostarse, durante 10 a 15 días.

    Cuidados y contraindicaciones

    No se tienen referencias de intoxicaciones por su uso en forma tradicional.

    Consulte a su médico.

    GASTRONOMIA:

    El punto de madurez de la fruta está dado por su desprendimiento; la recolección debe hacerse en el suelo, manualmente. Sea para su consumo fresco o procesado, la cáscara no debe presentar daños externos de ningún tipo. Debe tenerse especial cuidado en no consumir la fruta antes de su madurez, puesto que presenta cianogénicos.

    Ambas variedades se consumen crudas, en batidos y zumos, y en mermeladas.

    Para consumirla en crudo no es necesario retirar las semillas. Puede comerse directamente de la fruta, una vez abierta, o utilizarse en macedonias; la cocina contemporánea la aprecia mucho en ensaladas con hojas verdes, donde su sabor ligeramente ácido ofrece una combinación sorprendente. También la flor puede utilizarse en ensaladas; es perfectamente comestible y sabrosa, aunque según la variedad pueda tener un ligero efecto sedante.

    El zumo de la fruta —obtenido al prensar la pulpa o procesarla— es con frecuencia demasiado espeso para beberlo directamente; lo habitual es combinarlo con zumos de otras frutas, yogur, leche o simplemente agua.
    Su elevado contenido en azúcares hace innecesario utilizar algún tipo de edulcorante.

    La pulpa puede utilizarse para la confección de mermeladas; es recomendable para este caso no desechar las semillas, pues su contenido de pectina ayuda a la gelificación del producto. La cáscara es también rica en pectina, pero no resulta necesaria si las semillas se emplean.

    Tanto el zumo como la pulpa pueden congelarse sin problemas; si bien el proceso afecta la textura de la fruta, el sabor se conserva sin cambios apreciables hasta un año.

    La pulpa y zumo del maracuyá son ricos en calcio, hierro y fósforo, además de vitaminas A y C.
    Los frutos de las especies relacionadas P. mollissima, P. antioquensis y P. incarnata son menos dulces, aunque similares en sabor; suelen tomarse en mermeladas u otras cocciones. La P. quadrangularis y la P. laurifolia, por el contrario, son excesivamente dulces, por lo que se emplean en zumos disueltos con otro líquido.

    Extraído de: http://terranostra-terranostra.blogspot.com.ar/search/label/Passifloras

    ---------------

    LA PASIONARIA

    bwy1264227602s.jpg

    Una de las flores con nombre más llamativo y simbólico es la pasionaria o passiflora. La también llamada flor de la pasión fue descubierta en Perú a principios del siglo XVI y pronto se extendió por Brasil, México, Estados Unidos y las Antillas. Este nombre lo ostenta desde el siglo XVII, cuando el Papa Pablo V consideró que era la representación de la Pasión de Cristo, por los filamentos que componen la flor y que evocan a la corona de espinas de Jesucristo; además, los estambres representarían las cinco heridas en su cuerpo, los tres estilos, los clavos de la cruz y los pétalos, a los doce apóstoles.

    Existen hasta 400 especies del género de las passifloráceas. Son lianas trepadoras que llegan hasta los 9 m. de altura, con los tallos leñosos y la raíz perenne. Sus flores, de unos 5 cm. de diámetro, desprenden una aroma
    Existen hasta 400 especies del género de las passifloráceas.

    Son lianas trepadoras que llegan hasta los 9 m. de altura, con los tallos leñosos y la raíz perenne. Sus flores, de unos 5 cm. de diámetro, desprenden una aroma agradable y varían desde colores como el blanco hasta el rosa, pasando por el lavanda pálido o malva la coronaestá formada por pétalos rodeados de un círculo triple compuesto por finos filamentos. Todo el conjunto le da a la planta un aspecto muy característico.

    Aunque las pasionarias proceden de los terrenos secos y abrigados de América, también se usan como plantas ornamentales en los jardines europeos, con un clima templado. No obstante, aguanta bien los inviernos fríos.

    LOS CUIDADOS


    Es conveniente plantarla en un suelo rico en nutrientes, a media sombra y en una tierra bien regada, aunque evitando encharcarla. Además, es importante pulverizarla en verano y cada quince días añadir un fertilizante universal, que mantendrá un sustrato apropiado para su crecimiento. Se reproduce tanto por semillas como por medio de esquejes.

    Los brotes se van abriendo poco a poco, empezando por la parte más vieja de la planta. Aunque este vegetal no suele tener parásitos, a veces las larvas de algunas mariposas pueden ser un pequeño problema, ya que se alimentan de sus hojas. Con estos sencillos cuidados, que la conservarán sana, esta planta trepadora puede ser un complemento muy natural para decorar cancelas, celosías, muros, etc.


    PROPIEDADES CURATIVAS


    Los indios americanos ya usaban la raíz de esta planta para elaborar cataplasmas con las que trataban quemaduras, heridas e inflamaciones. La flor, que nace en primavera, contiene compuestos que le otorgan propiedades analgésicas -calma el dolor-, ansiolíticas -reducen la ansiedad- , y se puede usar como sedante e hipnótico suave, así como aplicarlo para paliar la hipertensión arterial.

    Una infusión hecha con esta flor puede tener grandes beneficios, pero es importante tomar siempre compuestos prescritos por el médico, ya que puede tener efectos adversos por un uso inadecuado, como vómitos o taquicardias.

    EL FRUTO

    Del tamaño de un huevo y con un color amarillento, sale a finales de verano o principios de otoño; es comestible, pero sólo si está bien maduro, ya que de lo contrario puede ser tóxico y provocar daños en el estómago. Si la dosis es muy elevada puede derivar incluso en inconsciencia y alucinaciones.

    Esta flor es, sin duda, una especie versátil, tanto por sus características medicinales como por su gran valor ornamental. Gracias a su aspecto exuberante y exótico, no nos arrepentiremos de plantarla en nuestro jardín y otorgarle las pequeñas atenciones que necesita.
     
Cargando...