Guía de cactus y crasas: 1. Distribución por el mundo de cactus y otras suculentas

Tema en 'Guía de cactus y crasas' comenzado por Venior, 31/1/07.

  1. Venior

    Venior

    Mensajes:
    476
    Ubicación:
    Santiago, CHILE.
    DISTRIBUCIÓN GEOGRÁFICA DE CACTUS Y OTRAS SUCULENTAS

    Al igual que en otros aspectos sobre el cultivo de las Plantas Suculentas, la ubicación, dependerá de la latitud en que nos encontremos, y con ello de la climatología, y de la especie en cuestión.

    Los cactus son originarios de América, pero se han difundido al resto del mundo dada su enorme belleza, especialmente hacia Europa y Asia, debido al enorme interés que presentan los aficionados a estas particulares plantas. Se cree que unas pocas especies del género Rhipsalis que se han hallado en África y en la India, se supone que fueron introducidas mediante semillas bien por aves o bien por el hombre.

    Podemos encontrar cactus silvestres en el continente americano, desde los 53º latitud Norte (Estados de Alberta y Columbia Británica, en Canadá) hasta los 50º latitud sur (Tierra del Fuego, Argentina).

    Norteamérica

    México es el país que alberga la mayor variedad de géneros y especies. Dentro del este paraíso para los aficionados destacan los enormes ejemplares de Pachycereus weberi, con docenas de tallos perfectamente verticales que crecen a partir de unos 2 metros. Y habitan numerosos Cephalocereus senilis, de varios metros de altura, en perfecta columna vertical, o ramificados si han tenido algún accidente.

    En las grandes llanuras desérticas del Norte de México se halla la mayor cantidad de cactus globulares de pequeño volumen como el mítico Lophophora williamsii, varias especies de Astrophytum y Mammillaria, y ejemplares de Thelocactus bicolor y Mammillopsis senilis.

    Estados Unidos que es el segundo país con mayor cantidad de especies de la familia Cactaceae, presentándose en este territorio géneros muy importantes tales como Carnegiea, Echinocereus, Pediocactus, Ferocactus y Echinocactus, entre otros.

    Sudamérica

    En las zonas orientales mas secas de Brasil pueden encontrarse gran cantidad de cactus columnares (Cereus, Cephalocereus, Monvillea, etc.). Estas plantas crecen generalmente entre los árboles o formando parte del sotobosque.

    En las zonas interiores de Brazil se pueden encontrar Discocactus, Melocactus, Gymnocalycium y Notocactus. Y al Sur y al Este de este país se hallan algunas especies epífitas como Zygocactus, Schlumbergera y Rhipsalis.

    En las laderas de la Cordillera de los Andes viven hermosas especies columnares de los géneros Espostoa y Oreocereus y hay cactus hasta los 4.000 metros de altitud en lugares casi permanentemente nevados.

    En todo el altiplano de la Cordillera de los Andes habitan Opuntias cubiertas de vellosidad así como los géneros Matucana, Lobivia, Oroya, todos ellos compartiendo fronteras entre Bolivia, Chile y Perú.

    En Chile hay cactus columnares como Browningia y Eulychnia, y otros subglobulares y alargados como Copiapoa y Neoporteria, género que actualmente se denomina Eriosyce.

    Cruzando los Andes en las regiones argentinas con zonas secas de pastizal presentan pequeños cactus globulares como Rebutia, Gymnocalycium, Parodia, Notocactus y Echinopsis, y otros columnares como Trichocereus.

    Desde el centro de Perú, pasando por el Este de Bolivia, y en Paraguay y Uruguay se encuentra el género Cleistocactus.

    África

    En los desiertos secos de Sudáfrica, se pueden encontrar en forma abundante Lithops, que en griego significa lithos = piedra y opsis= aspecto, de aquí el nombre latino y también el vulgar de Piedras vivas, ya que se asemejan a ellas como método de supervivencia.

    Este género es el más conocido del grupo Mesembryanthemaceae, plantas que, en general, imitan muy bien su entorno y que pasan absolutamente desapercibidas, mimetizándose en su hábitat.

    Como podemos ver, la familia Cactaceae se extiende por todo el continente americano, independiente de las fronteras, estas plantas crecen en distintas zonas y con distintas condiciones climáticas, por lo que, el estudio de esta información proporciona, para aquel aficionado que lo desee, un conocimiento más integral de sus especies.
     
Cargando...