Tratamiento de arbolado urbano: ¿qué es la endoterapia vegetal en arbolado urbano?

Tema en 'Plagas, enfermedades y problemas de árboles' comenzado por Endoterapia Vegetal, 4/8/06.

  1. TRATAMIENTOS DEL ARBOLADO URBANO MEDIANTE EL SISTEMA DE ENDOTERAPIA A PRESIÓN VARIABLE:

    Endoterapia:

    El verde de nuestras ciudades está constituido en gran parte por plantas arbóreas de elevadas dimensiones localizadas a lo largo de las calles, en la cercanía de las viviendas y en los parques públicos, de ahí el gran esfuerzo que destinan las entidades públicas y privadas para proteger este espacio común.

    La endoterapia, es un método alternativo de tratamiento fitosanitario del arbolado urbano, respecto a los tradicionales tratamientos aéreos, en lo que destaca, por un lado, la ausencia de nebulización de productos químicos en el ambiente, así como ser totalmente inocua para la salud de los ciudadanos pudiéndose utilizar a cualquier hora del día. Tiene la aventaja además de poder focalizar el tratamiento, evitando así los tratamientos indiscriminados. Este sistema consiste en la inyección en el tronco de una sustancia nutritiva o fitosanitaria que se distribuye por todo el sistema vascular de la planta.

    La historia de la endoterapia, se remonta al renacimiento, fue Leonardo Da Vinci el que hizo las primeras pruebas con arsénico en los árboles. El sistema se fue desarrollando en EEUU e Italia hasta nuestros días. En estos países a cogido tal auge la endoterapia, que ha conseguido desplazar los tratamientos aéreos, incluso haciéndose su uso obligado en algunas ciudades y estados. En la actualidad hay tres sistemas de Endoteràpia: gravimétrico (por absorción del árbol), a presión constante o micro presión y a presión variable.

    Endoterapia a presión variable:

    El equipo de aplicación consta de un sistema cerrado formado por tres partes: depósito, ordenador y motor. El depósito consta de tres depósitos. En el primer depósito se encuentra el agua en estado puro, en el segundo es donde se realiza la mezcla, mientras que en el tercero se recogen las sobras de la aplicación..

    El ordenador es el que rige la máquina. Es el encargado de determinar la dosificación de la aplicación y la presión que tendrá que trabajar el pistón a partir de una serie de variables. Estas variables son: especie, diámetro de tronco a 1.20 m, estado fitosanitario del árbol y último año de podadura. El ordenador también registra otro tipo de datos como: la localización de la planta, producto utilizado, volumen inyectado y el tiempo tardado.

    La información del ordenador puede descargarse y editarse en una base de datos. A partir de estos datos, y una vez elaborados en un software especial, nos dará una valiosa estimación de la capacidad de absorción que tiene el árbol al mismo tiempo que nos será muy útil para determinar cualquiera anomalía interna de éste.

    Aplicación

    Previamente a la aplicación, se hará una evaluación exhaustiva del árbol con tal de determinar su estado fisiopatológico.

    La aplicación del producto se realizará a través de unos inyectores que van enroscados a unos orificios hechos en el tronco y de 4cm. de profundidad. Estos agujeros se hacen con una broca especial para evitar que queden restos de madera en el foramen. El número de perforaciones mínimo dependerá del perímetro y especie de árbol, y será el ordenador de la máquina el que nos lo determine.

    Se podrá discriminar, siempre positivamente, la cuantía de orificios (dependiendo de la geometría del tronco) con tal de homogeneizar mejor la aplicación. Estos inyectores van provistos de una válvula de doble seguridad impidiendo la dispersión del producto en el medio ambiente y el contacto de éste con el operario y los usuarios. La máquina consta de dos receptáculos metálicos, dónde se realiza la desinfección de los inyectores, evitando la transmisión de patógenos de una árbol a otro.

    Después de la aplicación, se aplicará un fungicida sistémico en las inserciones, y se dejará cicatrizar libremente la herida. Se evitará, en lo mayor de lo posible, la aplicación de cualquier masilla que obture el orificio, previniendo así, la aparición de tumefacciones. Ésta, sólo se aplicará, en aplicaciones tardías o de emergencias, o en árboles con problemas de cicatrización.

    Usos

    Los usos de la endoterapia se extienden a cualquier tipo de árbol con unos tiempos de aplicación que oscilan entre los 30 segundos hasta los 10 minutos. Se pueden tratar tanto plagas como enfermedades criptogámicas con una eficacia prolongada de un año. El tratamiento es específico, pues sólo actuará contra los insectos fitófagos respetando así los fitoseidos.

    Al tener una gran persistencia del producto (mayor de 1 año) se evita los problemas de resistencias. La endoterapia es un tratamiento que funciona a partir de la capacidad de flujo de savia que hay en el interior de los tejidos vasculares (básicamente xilema). El flujo de savia viene determinado en función de dos parámetros: La respiración y la fotosíntesis.

    Figura 5. Cicatrización.

    Por lo tanto, cuando tengamos estas dos variables en funcionamiento, el tratamiento funcionará al máximo. A grandes rasgos, las frondosas se trataran en primavera mientras que las coníferas en otoño habiendo variación en función de la especie y de la plaga a tratar. Cave destacar, que no todas los árboles tienen el mismo grado de permeabilidad del producto, así tendremos especies más porosas que otras. Para solventar este problema, la máquina tiene incorporado una presión de trabajo específica de la especie (control programado de la presión) asegurando así la perfecta penetración del producto.

    La máquina respeta los umbrales de presión de cada árbol, pues sólo trabaja al 50% de la presión máxima por la cual se pueden producir daños mecánicos en la planta. Una de las ventajas de este método, es que nos podemos asegurar el registro de todos los datos operativos de cada planta como también: los volúmenes inyectados, la homogénea inyección del producto, la duración de la aplicación, la dinámica de la aplicación del ejercicio, la materia activa utilizada, el concentrado utilizado y la dosis utilizada.

    Árboles más comunes tratados con Endoterapia

    Los árboles más comunes tratados con el sistema de endoterapia son: El plátano, el castañillo de indias, el tilo, la encina, el pino, el ciprés, el álamo, el arce etc.

    Figura 6: Tratamiento de plátano.

    Entre las patologías más frecuentemente tratadas tenemos el tigre del plátano (Corythuca Celiata), la procesionaria (Thaumetopoea pityocampa), la cameraria (Cameraria ohridella), el pulgón del ciprés (Cinara cipressi), el pulgón del tilo (Eucallipterus tiliae), la pulvinaria del tilo ( Eupulvinaria hydrangeae), la filoxera de la encina (Filoxera Quercus), el kermococo de la encina (Kermes vermelio), el chiche del álamo ( Monosteira unicostata). En cuanto a enfermedades se puede controlar tanto antracnosis, oidiopsis, phytopthora etc.
     
Cargando...