Dieta Paleolítica

Tema en 'Temas de interés (no de plantas)' comenzado por andrenio, 9/12/09.

  1. andrenio

    andrenio

    Mensajes:
    75
    Planteas cuestiones complejas que a mi se me escapan y requeririan la consulta a un experto. Sobre el aumento de la vida humana a pesar de la dieta no es dificil de ver: llevamos una vida expuesta a menos peligros que en un entorno salvaje y tenemos una sanidad muy avanzada.
    Sobre el tiempo requerido para la adaptación no lo se, pero en Europa solo han pasado 5.000 años, unas 250 generaciones, desde la nueva dieta cuando geneticamente somos iguales que hace 40.000. Sobre la sostenibilidad pues es un tema complicado, cuando fue precisamente el salto a la nueva dieta lo que empezo a disparar el crecimiento demografico abandonando nuestro nicho ecologico en lo alto de la cadena alimenticia como predadores, pero la cuestion al final es lo que nos preocupe nuestra salud.
     
  2. andrenio

    andrenio

    Mensajes:
    75
    Tampoco es una "filosofia" alimenticia. La dieta paleolitica esta en los libros de prehistoria; podrias consultar bibliografia sobre el paleolitico y sobre el modo de vida en el mismo, sobre los cazadores-recolectores, verias que el consenso es bastante generalizado sobre el tipo de dieta que tenian estos grupos humanos, los alimentos podian variar segun la latitud, el clima y la estación pero siempre se basaban en la caza y la recoleccion lo cual invariablemente excluye lacteos, cereales y legumbres, estos dos ultimos porque salvo que haya procesos de siembra y recolección especializados e instrumentos para ello su recolección es muy dificil y limitada.

    De modo que no hay ninguna incongruencia, hoy utilizamos la agricultura y ganaderia para obtener casi todos nuestros alimentos, pero la cuestion esta en que estas practicas no existian en el paleolitico lo cual impedia el consumo de determinados alimentos: cereales, legumbres y lacteos. No se trata de no consumir productos de la agricultura y la ganaderia si no de aquellos que debido a la ausencia de estas practicas no formaban parte de nuestra dieta en aquella epoca.

    Respecto al fuego el tema es distinto, aunque hoy dia es recomendable consumir la carne, el pescado y los huevos cocinados por motivos sanitarios, estos alimentos tambien se pueden consumir crudos, como hacian nuestros antepasados y como hacen el resto de animales que los consumen. Es por ello que los tuberculos, que requieren cocinado, tampoco estan dentro de la dieta, aunque se consumieran a finales del paleolitico.

    Es cierto que la actividad fisica de nuestros antepasados paleoliticos era mucho mayor que la nuestra pero también lo es que en sus dietas no habia alimentos ricos en carbohidratos y grasas que hoy constituyen mas de la mitad de las calorias que consumimos: cereales (pan, pasta, arroz, etc., que incluso estan en la base de la piramide alimentaria), lacteos, azucares y grasas refinados, etc.
     
  3. andrenio

    andrenio

    Mensajes:
    75
    Imágenes cerebrales muestran que la comida puede ser una adicción

    Para muchas personas con sobrepeso, intentar sacarse kilos de encima es peor que el castigo de Sísifo. Según la mitología, los dioses habían enviado a este mentiroso y avaro al inframundo y lo habían condenado a empujar una enorme piedra cuesta arriba por una ladera empinada, pero antes de alcanzar la cima la piedra siempre rodaba hacia abajo y tenía que empezar de nuevo desde el principio.

    Para el doctor Julio Montero, presidente de la Sociedad Argentina de Obesidad y Trastornos Alimentarios (Saota), cuando una persona obesa se queja de que no puede luchar contra la tentación de las golosinas y otros alimentos procesados que titilan desde los escaparates... tiene razón: "A la mayoría la fórmula de comer pequeñas porciones de alimentos procesados no le funciona, porque está en la peor situación, la del fumador que consume cuatro paquetes y al que se le pide que sólo fume cuatro cigarrillos por día -asegura-. Para bajar de peso, hay que cambiar no la cantidad sino la calidad de los alimentos."

    Según la doctora Rosa Labanca, directora del Centro de Asistencia, Docencia e Investigación de la misma sociedad, estudios recientes con técnicas muy avanzadas en la resolución de imágenes permitieron identificar circuitos nerviosos relacionados con la regulación de la alimentación y, entre ellos, dos que están vinculados con el "deseo" y con el "gusto".

    "El primero se relaciona con la intención de comer y la búsqueda del alimento, y el segundo, con el placer que proporcionan -dice Labanca-. Estos poderosos mecanismos de incentivo, que incluso se manifiestan en el nivel emocional y psicológico, están intermediados por el sistema opioide estimulado por la liberación de sustancias emparentadas con la morfina que nuestro cuerpo produce o bien por las que provienen de los alimentos. Esto llevó a algunos investigadores a postular que un buen grupo de obesos lo es por responder como adictos frente a algunos alimentos, pero que en todos, obesos o no, el sistema funciona en una dirección proalimentaria."

    Los alimentos artificiales, también llamados por algunos "neoalimentos" -que son los que concentran mayor cantidad de almidones, aceites y azúcares refinados-, suelen ser los más tentadores, porque activan estos circuitos cerebrales y dan bienestar.

    Otro circuito parece estar vinculado con la corteza prefrontal del cerebro, que interviene en el control de los impulsos. "Una disminución de su actividad se asoció con mayor peso y menor control ante alimentos tentadores", explica Labanca.

    Desde este punto de vista, según Montero,la nutrición clásica cae en una contradicción cuando "pretende tratar a los adictos facilitándoles la droga en cantidades pequeñas", afirma. Por eso, para el elenco directivo de la Saota, lo más importante cuando se trata de bajar de peso no es contar calorías o detallar nutrientes, sino optar por los alimentos no adictivos.

    "El mecanismo es complejo y aún no se conocen las vías exactas -dice Montero-. En el centro del cerebro están los centros del placer, pero no sólo del placer, sino también de la obtención de placer. Es decir que uno no sólo aprende a comer determinadas cosas, sino también cómo las obtuvo. Así, se establece un circuito de comida, placer y moverse hacia el placer que hace que las personas identifiquen cuáles son los alimentos que activan su sistema opioide. La corteza prefrontal es una región crítica que interviene en el control de estos impulsos y recibe señales neurobiológicas del intestino."

    Y más adelante agrega: "Por eso, las corrientes actuales más vigorosas proponen el modelo alimentario prehistórico o dieta paleolítica como lo más saludable. Se basa en comer alimentos «diluidos» (carnes, vegetales y frutas). Esta es la alimentación que está acoplada con nuestros genes".

    Según Montero, los tres consejos que da a sus pacientes son:
    - cambiar la calidad de lo que se come (por alimentos naturales),
    - no pasar hambre (comer cada vez que se necesite y en el horario que se desee)
    - yno comer sin hambre.
    Esto, según el especialista, nos permitirá liberarnos de la adicción de la comida.
     
  4. andrenio

    andrenio

    Mensajes:
    75
    Europa perdió el color hace 5.500 años

    --------------------------------------------------------------------------------

    Los primeros pobladores tenían la piel más morena.
    Un cambio en la alimentación provocó la falta de vitamina D y una decoloración de la piel.

    Los europeos podrían haber desarrollado su piel blanca hace 5.500 años por un cambio en su alimentación. Los primeros pobladores de Gran Bretaña y Escandinavia tendrían la piel morena, pero la creciente falta de vitamina D provocó que su piel se aclarara para producir más rápido este elemento a partir de la luz solar.

    Además de alimentos como el pescado o la leche, la vitamina D se puede obtener a través de la luz del sol, que convierte una sustancia de nuestra piel en vitamina D, vital para la absorción del calcio.

    Según un estudio publicado en 'The Times', hace 5.500 años los pobladores de Europa dejaron de pescar y cazar, para pasar a ser recolectores y ganaderos. La comida de granja tiene poca cantidad de vitamina D, por lo que empezaron a depender de la que producía su propio cuerpo.

    Sus pieles comenzaron a tornarse más claras, ya que cuanto más morena es la piel más lentamente produce vitamina D. Debido a la escasez de luz solar, los europeos necesitaban producir mucho más rápido esta sustancia.

    La escasez de luz solar comenzó a tornar sus pieles más claras. "En Inglaterra, hace 5.500 o 5.200 años atrás la alimentación abandonó el pescado como una importante fuente de comida. Esto llevó a un rápido desarrollo de piel clara", explica Johan Moan, del Instituto de Física de la Universidad de Oslo.

    La falta de vitamina D puede ser letal para el hombre ya que puede producir alteraciones cardíacas, diabetes, artritis, raquitismo o reducir la inmunidad.

    "Los climas fríos y las latitudes altas pronto necesitaron pieles más claras. Los alimentos agrícolas eran una fuente insuficiente de vitamina D y la radiación solar era muy baja para producir la suficiente vitamina D en pieles oscuras", añade Mohan.