1. maikproyect

    maikproyect

    Mensajes:
    86
    Ubicación:
    Guadalajara, Jalisco.
    Alguien sabe por que algunos cactus se vuelven Cristatas??
    Es una malformacion, o es genetico o que pasa con ellos?
    He buscado en internet pero no he encontrado una razon por la cual le pase esto.

    Alquien sabe algo del tema??:5-okey:
     
  2. Yo tengo entendido que es una malfomación genetica...
    En estos casos da lugar a cactus extraordinarios!
    No se si habrá otros factores que intervengan... de hecho a mi también me interesaría saber...
    Se también que por ejemplo de una planta normal, de sus semillas puede salir una crestada o monstruosa...
    Saludos
     
  3. fvk1994

    fvk1994 estudiante

    Mensajes:
    200
    Ubicación:
    san jose, costa rica
    Yo he investigado un poco con internet, y he encontrado explicaciones para las monstruosas, la que mas he visto es por un ataque de cochinillas o otras plagas que dañan el ápice causando que crezca mal formado. Otra explicación pero que no parece creíble es que si se injerta un cactus normal sobre uno crestado o monstruoso el injertado también va a crecer así........ Pero específicamente la causa de las crestaciones no la he encontrado aun. Espero que alguien que sepa mas de el asunto aporte a hilo, es un tema muy interesante.
     
  4. Mexecutioner

    Mexecutioner

    Mensajes:
    108
    Ubicación:
    Cuernavaca, México
    Es genético el problema, es una deformidad que nos parece bonita!
     
  5. Lophodani

    Lophodani

    Mensajes:
    95
    Ubicación:
    Valencia-España
    Hola a tod@s!!

    Yo siempre he oído que son malformaciones genéticas, tanto las crestaciones como las mounstruosidades e incluso el variegado de algunas plantas. Éste es un tema sobre el cual no he investigado demasiado, pero la verdad que es muy interesante y una vez hablando con un viverista sobre el tema, me dijo, que mucha gente lo que hace es radiar las semillas con rayos X y que incluso él lo había probado de manera rudimentaria, pues en una visita al médico en la que le tenían que radiografiar, se echó las semillas al bolsillo.
    Me comentó, que esta práctica es muy habitual en China. Yo lo verdad esque no se hasta que punto será cierta ésta história pero desde luego interesante si que es.

    Saludos cactuseros!!
     
  6. Hola Lophodani...
    Es muy probable que funcione, ya que los rayos X alteran parte del ADN.
    El tema es que debe ser muy dificil, ya que los rayos tendrían que afectar justo al par de bases que se encarga de la forma del crecimiento, o del color -en el caso del variegado-
    Habría que probar jajajja! pero alguna que otra semilla debe dar lugar a monstruosidades
    Saludos!
     
  7. maikproyect

    maikproyect

    Mensajes:
    86
    Ubicación:
    Guadalajara, Jalisco.
    Y LA Verdad Que Bonitas Malformidades Jajaj :icon_biggrin:
    SIi Sii.. alguna vez tambien lei eso, que supuestamente las semillas pasaron por rayos X y el resultado fue unos lophophoras coloridos..
    Y Vaya que este es un tema muy interesante pues me imagino que para que resulte un cactus monstruoso, variegado o cristata sera una posibilidad muy remota :happy:
     
  8. tio percha

    tio percha

    Mensajes:
    308
    Ubicación:
    valencia españa
    saludos en este hilo anvitel lo explica pero k muy bien :5-okey:
    http://www.infojardin.com/foro/showthread.php?t=82722
     
  9. cactusero

    cactusero

    Mensajes:
    567
    Ubicación:
    Talca-Chile
  10. Pesara

    Pesara Soy un simple visitante

    Mensajes:
    885
    Ubicación:
    Madrid España
    Hola
    Conoci las cristatas y monstruosismos gracias a este hilo
    http://www.infojardin.com/foro/showthread.php?t=310781

    Junto a los dos hilos anteriores recomendados, que os agradezco que rescateis de los fondos del foro, pues eso, que con los tres uno se puede hacer una idea muy buena de estas formas.

    salu2 Pepe.
     
  11. vbueno

    vbueno

    Mensajes:
    827
    Ubicación:
    Valencia
    Para profundizar en determinados temas hay que acudir a los libros y revistas especializadas.
    Os dejo la introducción de Teratopia.
    Lo tenemos en la biblioteca de ACYS.
    A ver si alguien se anima a traducirlo para los que no leen el inglés.
    Saludos
    Vicent

    "Our most modem science is not yet able to dispense with mythical personages. A great multitude of phenomena do we attribute to Nature. Nature, everi with us, is said to take all kinds of courses and rnake all sorts of freaks. We refer to that same old myth a thousand facts and conditions which. we are still unable to explain. "
    -E.L. GREEN "Landmarks of a Botanical History" 11: 997,1983.
    /
    Teratology is the word coined in 1832 by Isidore Geoffroy Saint-Hilaire for the scientific study of monsters. Initially, animals attracted more attention than plants, and all manner of myths and legends grew up. A woman unfortunate enough to give birth to a malformed child was accused with having consort with the devil, and the association of disease and abnormality arose early. The occurrence of freaks and outlandish monsters has always exerted a fascination, but never more so than in the sixteenth century when it became a cult and part of the general curiosity into the divine plan of life. Collections were built up called cabinets of curiosities, the larger and more extravagant the better. Wealthy dilettantes amassed museums of giant bones, petrifactions, stuffed two-headed or deformed animals, supposed dragons and anything exotic or macabre. Among them were plant oddities: witches brooms, mandrake roots and dried fasciations. Cheating was permitted to create chimeras by stitching together bits of different animals. This is the dark side of teratology: today we are less interested in the pathology and rarity value than the light such anomalies can throw on genetics and evolution.
    In the Plant Kingdom, teratology developed as a serious study in the nineteenth century, conveniently packaged in English in two publications of the Ray Society in London. "Vegetable Teratology" by M.T. Masters appeared in one volume in 1869, and "Principles of Plant Teratology" by W.C. Wordsell followed in two volumes 1915 - 1916. Both attempt a classification of plant aberrations, and both invent or adapt suitable terminology. Both attempt at great length to "explain" how freaks originate, Masters cautiously, Wordsell incautiously with anachronistic views on heredity and ontogeny. In the post-Darwinian era monsters are seen as the product of mutation, invariably at a disadvantage as compared to the norm, so that they are eliminated in the wild. Hugo De Vries, the celebrated botanist in the Netherlands at the end of the century, selected monstrosities of the evening primrose (Oenothera) for breeding experiments in favour of his mutation theory.
    Unfortunately what he didn't know was that the greatest monstrosity in Oenothera lies in its chromosomes, united in rings and inherited as such, which upset his breeding ratios and led to the sudden appearance of new major deviants in the progenies. "Monsters", renamed "Macro-mutations" became involved in the conflict among evolutionists on whether evolution progressed by small stages or by abrupt leaps.
    Human attitudes to them vary, as does the definition of what we call monstrose. We are repelled at the sight of deformed animals, yet cherish highly bred dogs, birds and fish, unlike anything in nature and wholly dependent upon us for survival. The most esteemed roses of our garden are monsters, bred from four or more wild species and often almost or completely sterile. Fortunately the aesthetics of teratology need not concern us here, although the issue of how they come about has to be faced, if only because it is the first question any observer asks: "How did my plant come to do this?" Perhaps the best answer to that would be: "I don't know, I wasn't there when it happened!" The subject will be addressed more formally in the chapter on fasciation, along with the equally tantalising "how can you make plants go cristate?"
    Of the numerous types of teratological growth in plants, two are of major interest here, and both are exceptionally well represented in the plants we call succulent. The first is fasciation, a fairly well defined phenomenon that turns a normally cylindrical stem into a wedge, fan or crest, that later may become convoluted into a brain-like mass (see Figs. 4-:icon_cool:. This involves a change in symmetry from radial to bilateral: the stem ceases to grow in length, but instead grows sideways in one plane This may lead to a specimen very unlike the normal parent, with smaller leaves, more ribs, altered branching and suppression of flowers. Some cristate plants remain tiny gems; others expand well beyond the proportions of unfasciated plants: a Ferocactus over 1 m wide (Snyder & Weber 1966), or the saguaro, Carnegiea, over 4 m from tip to typo Second is variegation, the partial absence of chlorophyll, the green pigment contained in lens-shaped plastids within the cells and essential for photosynthesis to take place. Its localized absence leads to leaves or stems having stripes or blotches of yellow or white (or orange or purple if other pigments are present). Total absence gives an albino plant, that can survive only parasitically as a graft on a green stock. Variegation is an essentially different phenomenon from fasciation, involving the side-by-side development of two cell lineages, one producing normal green chlorophyll, the other non-green. We call such a plant combining two or more genetically distinct tissues a chimera after the legendary monster made up of bits of different animals joined together.
    Observant plantsmen often encounter teratologies among their charges, when nature's not quite-infallible programming seems to slip a cog: oddly shaped leaves, freakish flowers, twinned fruits and so on. Most are "one-off" events, perhaps resulting from some sort of injury, and unlikely to excite the collecting urge. Double flowers, with stamens and sometimes carpels replaced by petal-like organs, are one exception, but outside the present survey. Very few succulents qualify.
    Monstrosities in the narrow sense are plants resembling fasciations but with even greater loss of symmetry, and lacking a single dominant, linear
    apex (Fig. 14). The adjective monstrose is preferable to monstrous which implies malignancy.
    Proliferation is a different phenomenon in which every bud that can grow does, giving a cauliflower-like appearance to the plant (Fig. 15). Other aberrations include spiral torsion, spinelessness (Fig. 16) and foliar follies: appendages emerging from leaves.
    Teratology seems to be a no-man's land for research, combining as it does aspects of morphology, genetics and pathology but shunned by investigators of all three disciplines. Hence there is a dearth of general literature. Among succulents, the one and only book is "The Enigma of the Origin of Monstrosity and Cristation in Succulent Plants" by J.J.Y.Wolthuys that carne out in Dutch and English in 1938 and was reprinted in a revised form in 1948. This is an admirable introduction to the subject for growers, but as the title suggests gives so much prominence to the unanswerable question that it seems to have discouraged future inquiries. However, the periodicals on gardening and succulents teem with isolated illustrations and notes on freaks and oddities, and a hunt down the highways and byways of scientific journals brings to light enough evidence to show that, if we are still uncertain about the initial stages, the early development and elaboration from aberrant meristems are well understood and provide an appropriate introduction to their subsequent expansion and diversification.
    As regards terminology, despite a wealth of technical terrns, mostly rare or long forgotten, to cover different types of aberration, 1 have yet to see teratophyte for any teratological plant, which seems a useful addition to the language, along with teratophile and teratophobe for the person who respectively loves or hates such oddities.
    This book presents a picture gallery of succulent teratophytes selected for their beauty, rarity or desirability for collections. There can be no cornpleteness, no systematic catalogue or identification key: novelties are arising all the time, and when least expected. Formal descriptions, on the lines of those in floras and monographs, would serve little purpose. More to the point are details
    of availabílity, propagation and cultural treatment. Overall the pictures give a cross-section of what is to be seen in the wild and in captivity, and as such they may serve to stimulate new converts to take up a challenging, unpredictable but hugely rewarding study.
     
  12. krasito

    krasito

    Mensajes:
    578
    Ubicación:
    Bizkaia(euskalherria)
    hola de nuevo.
    voy a hacer una aportacion para ver si aclara algo(yo personalmente no tengo ni idea de porque surgen las cretaciones,bueno ahora despues de leeros algo he aprendido).

    [​IMG]

    [​IMG]


    aqui se ve un buen ejemplar de cereus peruvianus mponstruoso,esta en la isla de la palma(islas canarias),a judgar por el tamaño tendra ya unos cuantos años,y parece que sigue creciendo de forma monstruosa no?
    por cierto el de la primera foto soy yo,:smile: totalmente abrumado ante tal ejemplar,estube casi 40 minutos dandole vueltas y mirandolo.
    un saludo.
     
  13. maikproyect

    maikproyect

    Mensajes:
    86
    Ubicación:
    Guadalajara, Jalisco.


    "Nuestro más ciencia moderna aún no es capaz de prescindir de personajes míticos. Una gran multitud de fenómenos lo que atribuimos a la naturaleza. Nature, todos con nosotros, se dice que tiene todo tipo de cursos y hacer todo tipo de monstruos. Nos referimos a que el mito de siempre que mil hechos y condiciones que. todavía no somos capaces de explicar ".
    -E.L. VERDE "Hitos de una Historia Botánico" 11: 997,1983.
    /
    Teratología es el término acuñado en 1832 por Isidore Geoffroy Saint-Hilaire para el estudio científico de los monstruos. Inicialmente, los animales atrajeron más atención que las plantas y todo tipo de mitos y leyendas creció. Una mujer de la mala suerte de dar a luz a un niño malformado fue acusado de tener consorte con el diablo, y la asociación de la enfermedad y anormalidad se levantó temprano. La aparición de los monstruos y los monstruos estrambóticos siempre ha ejercido una fascinación, pero nunca tanto como en el siglo XVI, cuando se convirtió en un culto y parte de la curiosidad general en el plan divino de la vida. Las colecciones se construye llamado gabinetes de curiosidades, la más grande y extravagante más, mejor. Diletantes ricos amasaron museos de huesos gigantes, petrificaciones, animales de peluche de dos cabezas o deformado, dragones supuestos y cualquier cosa exótica o macabro. Entre ellos se encontraban rarezas vegetales: escobas de brujas, raíces de mandrágora y fasciations secas. Hacer trampa se le permitió crear quimeras uniendo trozos de diferentes animales. Este es el lado oscuro de la teratología: hoy estamos menos interesados ​​en el valor de la patología y la rareza de las anomalías de este tipo puede arrojar luz sobre la genética y la evolución.
    En el reino vegetal, teratología desarrollado como un estudio serio en el siglo XIX, convenientemente empaquetado en Inglés en dos publicaciones de la Sociedad de Ray en Londres. "Vegetable Teratología" por M. T. Masters apareció en un volumen en 1869, y "Principios de Teratología Plant" por WC Wordsell seguido en dos volúmenes de 1915 a 1916. Tanto el intento de una clasificación de las aberraciones de las plantas, y tanto inventar o adaptar la terminología adecuada. Tanto el intento de gran longitud para "explicar" cómo se originan los monstruos, Masters cautela, Wordsell incautamente con vistas anacrónicas sobre la herencia y la ontogenia. En la era post-darwiniana monstruos son vistos como el producto de la mutación, siempre en desventaja en comparación con la norma, a fin de que se eliminen en el medio silvestre. Hugo De Vries, el célebre botánico en los Países Bajos a finales del siglo, monstruosidades seleccionados de la onagra (Oenothera) para experimentos de reproducción en favor de su teoría de la mutación.
    Por desgracia, lo que no sabía era que la mayor monstruosidad en Oenothera radica en sus cromosomas, unidos en anillos y hereda como tal, lo que molestó a sus relaciones de crianza y condujo a la aparición repentina de nuevas desviados importantes en las progenies. "Monsters", el nombre de "macro-mutaciones" se involucró en el conflicto entre los evolucionistas sobre si la evolución progresó por etapas pequeñas o por saltos bruscos.
    Actitudes humanas para variar, al igual que la definición de lo que llamamos monstrose. Estamos repelido a la vista de los animales deformes, sin embargo, apreciamos altamente crían perros, aves y peces, a diferencia de cualquier cosa en la naturaleza y totalmente dependiente de nosotros para sobrevivir. Las rosas más apreciados de nuestro jardín son monstruos, criado a cuatro o más especies salvajes ya menudo estéril o casi por completo. Afortunadamente la estética de la teratología no necesitamos preocuparnos nosotros aquí, aunque la cuestión de cómo se producen hay que afrontar, aunque sólo sea porque es la primera pregunta que cualquier observador se pregunta: "¿Cómo hizo mi planta venir a hacer esto" Tal vez la mejor respuesta a eso sería: "No sé, yo no estaba allí cuando sucedió!" El tema será abordado de manera más formal en el capítulo sobre fasciación, junto con los igualmente tentadoras "¿Cómo puedes hacer plantas cristate ir?"
    De los numerosos tipos de crecimiento teratológico en plantas, dos son de mayor interés aquí, y ambos están excepcionalmente bien representada en las plantas que llamamos suculenta. El primero es fasciación, un fenómeno bastante bien definida que convierte un vástago normalmente cilíndrico en forma de cuña, ventilador o de la cresta, que posteriormente puede convertirse en complicado en una masa de cerebro como (ver Figs. 4-:icon_cool:. Esto implica un cambio en la simetría de radial a bilateral: el vástago cesa de crecer en longitud, pero en vez crece hacia los lados en un plano Esto puede conducir a un espécimen muy a diferencia de la matriz normal, con hojas más pequeñas, más nervios, alterados ramificación y supresión de flores. Algunas plantas cristate permanecen pequeñas gemas, otros expanda más allá de las proporciones de las plantas unfasciated: un Ferocactus más de 1 m de ancho (Snyder & Weber 1966), o el saguaro, Carnegiea, más de 4 m desde la punta hasta typo Segundo es variegación, la ausencia parcial de la clorofila, el pigmento verde contenido dentro de lente en forma de plastidios dentro de las células y esenciales para la fotosíntesis tenga lugar. Su ausencia localizada conduce a hojas o tallos tener rayas o manchas de color amarillo o blanco (o morado o naranja si otros pigmentos están presentes). Ausencia total da una planta albino, que sólo puede sobrevivir como parásitos como un injerto en una acción verde. Variegación es un fenómeno esencialmente diferente de fasciación, que implica el desarrollo de lado a lado de dos linajes celulares, una producción de clorofila verde normal, el otro no verdes. Llamamos a tal planta combinación de dos o más tejidos genéticamente distintas de una quimera después de que el monstruo legendario compuesto por los bits de animales diferentes unidos entre sí.
    Plantsmen observantes encuentran a menudo teratologías entre sus cargos, cuando la naturaleza no es del todo infalible, la programación parece deslizarse una pieza: Hojas de formas extrañas, flores, frutos monstruosos hermanadas y así sucesivamente. La mayoría son "one-off" los acontecimientos, tal vez como resultado de algún tipo de lesión, y con pocas probabilidades de excitar el deseo de coleccionar. Flores dobles, con estambres y carpelos veces se sustituye por pétalo-como órganos, son una excepción, pero fuera de la presente encuesta. Muy pocas plantas suculentas calificar.
    Monstruosidades en sentido estricto son plantas parecidas fasciations pero con mayor pérdida de la simetría, y sin una sola lineal dominante,
    ápice (Fig. 14). El monstrose adjetivo es preferible monstruoso que implica malignidad.
    La proliferación es un fenómeno diferente en la que todos los cogollos que pueden crecer hace, dando una apariencia como de coliflor a la planta (Fig. 15). Otros incluyen aberraciones torsión en espiral, cobardía (Fig. 16) y locuras foliares: apéndices que salen de las hojas.
    Teratología parece ser tierra de nadie para la investigación, puesto que combina los aspectos de la morfología, genética y patología pero rechazado por los investigadores de las tres disciplinas. Por lo tanto hay una escasez de literatura general. Entre suculentas, el libro único es "El enigma del origen de Monstrosity y Cristation en Plantas suculentas" por JJYWolthuys que carne en holandés e Inglés en 1938 y se reimprimió en forma revisada en 1948. Esta es una introducción al tema admirable para los productores, pero como sugiere el título da protagonismo tanto a la pregunta sin respuesta que parece haber desalentado las investigaciones futuras. Sin embargo, las revistas de jardinería y abundan las suculentas con ilustraciones aisladas y notas sobre los monstruos y rarezas, y un caza a las carreteras y caminos de las revistas científicas saca a la luz pruebas suficientes para demostrar que, si todavía tiene dudas acerca de las etapas iniciales, el desarrollo temprano y la elaboración de los meristemas aberrantes son bien conocidas y proporcionar una introducción apropiada para su posterior expansión y diversificación.
    En cuanto a la terminología, a pesar de una gran cantidad de terrns técnicos, en su mayoría raras u olvidadas largo, para cubrir diferentes tipos de aberración, una falta ver teratophyte para cualquier planta teratológico, que parece una adición útil a la lengua, junto con teratophile y teratophobe para la persona que ama u odia respectivamente rarezas.
    Este libro presenta una galería de fotos de teratophytes suculentas seleccionados por su belleza, rareza o conveniencia para las colecciones. No puede haber cornpleteness, ninguna llave o identificación sistemática catálogo: novedades surgen todo el tiempo, y cuando menos se espera. Descripciones formales, en las líneas de los de floras y monografías, serviría de poco. Más concretamente son los detalles
    disponibilidad de tratamiento, propagación y cultural. En general, las imágenes dan una muestra representativa de lo que se ha visto en la naturaleza como en cautiverio, y como tal, puede servir para estimular a los nuevos conversos a llevar a cabo un estudio difícil, impredecible pero muy gratificante.
    [/I][/I]



    Muy interesante esta lectura! y como dice.. Es una Pregunta sin respuesta y no nos queda namas que admirar la belleza de sus formas ;) disculpen la traduccion jejeje esta hecha con el traductor de google..
    VBUENO Muchisimas gracias por tu valioso Aporte! Felicidades hermano![/I]
     
Cargando...