Educar perros sin castigo, con métido de extinción

Tema en 'Adiestramiento canino. Cómo educar a un perro' comenzado por Sofia20, 8/7/11.

  1. Sofia20

    Sofia20 Sofía

    Mensajes:
    85
    Ubicación:
    Palma de Mallorca, España
    Cuando se trabaja con perros con métodos amigables, es decir, evitando castigos, presiones y miedos innecesarios una de las técnicas más utilizadas es la extinción. Sucede que la mayoría de los comportamientos indeseados que realizan los perros están directamente relacionados con la intención de llamar nuestra atención. Así, algunos perros, a falta de toda la atención en forma de caricias, interacción positiva, juego y compañía que les gustaría recibir, empiezan a encontrar otras maneras menos satisfactorias pero aun así reforzantes. Esto ocurre cuando un perro que quiere que estemos pendientes de él y no lo consigue, de repente ladra y ¡Eureka! Nos giramos hacia él y le decimos “¡eso no!”. Nuestro perro agacha las orejas, deja de ladrar y ve como volvemos a girarnos hacia la tele para seguir viendo el noticiero y, por ende, continuar ignorándolo… entonces el perro da unas vueltas, vuelve a estar nerviosillo y ladra… “¡Calla!” Sin saberlo estamos entrenando paso a paso su capacidad de ladrar cuando no se le presta atención. ¿Cómo puede ser esto si le estoy castigando por hacerlo?? Pues bien, resulta que cuando le reñimos, también le prestamos atención, que es exactamente lo que él estaba necesitando. Que sea en forma de regañina pasa a ser un mal menor del que terminará acostumbrándose. Los niños (y lo grandes también) hacen lo mismo, con el tiempo saben qué cosas te molestan y si no les prestas atención cuando te la demandan se dirigen automáticamente a hacerlas, puesto que así les tendrás que prestar atención si o si. Aquí cabe incluir una reflexión: sería injusto por nuestra parte que a esta altura del artículo estuviéramos pensando “maldito perro, lo hace con toda la intención”… Creo que es hora de asumir responsabilidades y entender que, sin quererlo, hemos sido nosotros los que le hemos enseñado a hacerlo y que en el último de los casos a nuestro perro (o niño) le gustaría que le prestáramos atención de otra forma y no tener que conformarse con esta realidad. Si este pensamiento prospera lo próximo es buscar cómo hacer para desandar este camino de malos entendidos y restablecer una forma de comunicarse más sana. Es entonces cuando entra en juego la técnica de la extinción de un comportamiento.17 Y se basa ni más ni menos que en dejar de reforzar comportamientos que nos molestan de nuestro perro. De esta forma, no solo cesarán sus intentos “por la vía equivocada”, sino que aprenderemos un modo de ser más sensatos y coherentes con ellos. Es decir, nuestro perro podrá entender, ahora sí, qué nos molesta y qué no, y lo aceptará de muy buen ánimo puesto que lo que menos quiere es una mala relación. Pero esta técnica tiene un “adorno”… Y es la famosa “curva de extinción de un comportamiento”. Este nombre se refiere al proceso de pasar de reforzar a dejar de hacerlo. Volvamos al ejemplo: Ya han pasado meses con nuestro perro ladrando y nosotros pidiéndole que se calle una y otra vez. Ahora por recomendación de un educador canino decidimos no prestarle más atención cuando ladre, así nuestro perro entenderá que no es una buena forma de llamar la atención y dejara de hacerlo… y es rigurosamente cierto. Solo que antes de que estos suceda el perro empezara a ladrar más fuerte, más tiempo, probablemente gemirá, nos dará con la pata y alguna cosilla más. Y esto por qué?!?!?!? Porque él aun no entiende nuestro cambio de decisión. Nosotros pensamos en cambiar algo, pero él no lo sabe, por lo que parece pensar “EEoo, estoy aquiiii, no escuchas o qué?!” Entonces la primera vez que lo hagamos, seguramente será duro de soportar, así también pasará la segunda vez y no sea hasta la tercera que empezará a entender que ya no prestarás atención por ladrar. Esto es así porque a partir de la tercera vez nuestro perro ya empieza a entender el nuevo patrón de comportamiento, puesto que ya cuenta con dos experiencias anteriores en las que ocurrió exactamente lo mismo.

    Normalmente utilizando bien esta técnica, se obtienen buenos resultados en pocos días, dependiendo de cuánto tiempo se le ha reforzado. Por último me gustaría aclarar que este artículo no pretende explicar una técnica de educación canina, sólo dejar claro que hay opciones mucho más inteligentes de intentar modificar un comportamiento que limitarnos a reprimir con gritos todo lo que se hace mal, asegurándonos que lo vuelva a hacer.

    Nicolás Planterose

    El Perro Índigo
     
  2. lavadom23

    lavadom23 Arrakis

    Mensajes:
    179
    Ubicación:
    clima subdesertico, almeria
    Re: La caprichosa curva de extinción

    gracias por la informacion
     
  3. Re: La caprichosa curva de extinción

    me encanta!!! ahora voy a ponerlo en practica :5-okey:
     
  4. Sofia20

    Sofia20 Sofía

    Mensajes:
    85
    Ubicación:
    Palma de Mallorca, España
    Re: La caprichosa curva de extinción

    Genial :happy: :happy:
     
  5. Sofia20

    Sofia20 Sofía

    Mensajes:
    85
    Ubicación:
    Palma de Mallorca, España
    Re: La caprichosa curva de extinción

    A ti ;) ;)
     
  6. zapador77

    zapador77 Carpe Diem Albertito

    Mensajes:
    4.704
    Ubicación:
    Pinseque.Zaragoza
    Re: La caprichosa curva de extinción

    Buen apunte sin duda... tienes un baúl lleno de artículos interesantes.....
     
  7. Sofia20

    Sofia20 Sofía

    Mensajes:
    85
    Ubicación:
    Palma de Mallorca, España
    Re: La caprichosa curva de extinción

    Grácias me alegro que te guste :razz:
     
  8. Anuka30

    Anuka30

    Mensajes:
    1.744
    Ubicación:
    Zaragoza
    Re: La caprichosa curva de extinción

    No se supone que la psicologia humana no es comprable ni de lejos a la canina?entonces por que el autor hace un simil entre can y niño?:-? :-?

    me estoy lliando.:icon_rolleyes:
     
  9. Sofia20

    Sofia20 Sofía

    Mensajes:
    85
    Ubicación:
    Palma de Mallorca, España
    Re: La caprichosa curva de extinción

    No porque haga una comparación lo está igualando tan solo es un simple ejemplo, nada más ;) ;) ;)
     
  10. estemare

    estemare

    Mensajes:
    357
    Ubicación:
    Costa Sur de Tarragona
    Re: La caprichosa curva de extinción

    Yo conseguí el año pasado que mi "bestia parda", Tango, dejara de hacer agujeros en el jardín del tamaño de una tumba para adulto ignorándole al ver el desaguisado. Antes le reñía y me lo hacia más grande. Llegué a pensar que podría llegar a plantar un pino centenario con su ayuda :mrgreen: Y me ha ido muy bien. Aunque ultimamente está volviendo a las andadas...:icon_evil:
     
Cargando...