1. Betina2010

    Betina2010 Marta

    CITRICOS

    Parte 1


    Cómo Cultivar Árboles Cítricos, Saludables y Felices

    Por T. Jeff Williams

    Hay algo especial en un árbol cítrico en su patio. Puede tener otros árboles más altos o más coloridos, pero ninguno muestra salud y felicidad como un árbol cítrico. Algunos florecen prácticamente todo el año, y el aroma de las flores de naranja por la tarde es un perfume inolvidable.

    Piense en la variedad disponible para toda persona que quiera cultivar cítricos: pomelos, naranjas, tangelos, mandarinas, limones, limas, naranjas tangerinas, quinotos y limequats. Existen casi 100 variedades de naranjas solamente. Los limones y las limas hacen maravillas para mejorar los sabores de las comidas y bebidas.

    Las plantas de cítricos crecen bien en interiores y exteriores, y con cuidados adecuados usted podría obtener frutos todo el año. No siempre tienen que ser un árbol. Los limones se convierten en magníficos setos, como los naranjos de ombligo enanos.

    Clima:

    Las plantas de cítricos crecen mejor en climas subtropicales, que existen en gran parte de California. El estado está subdividido en tres climas de crecimiento principales: la costa fresca, el valle central templado y el desierto seco y caliente.

    Un factor clave para que las frutas cítricas sean dulces es el calor. Cuánto más calurosa es la estación de crecimiento, más dulce es el cítrico, y ésta es la razón por la cual el mejor pomelo viene de las regiones desérticas de California y Arizona, y ciertas áreas de Texas.

    Cuando piense en plantar un cítrico en su patio, considere los microclimas allí existentes. Por ejemplo, el lado sur del patio será la sección más templada, lo cual podría ser el mejor lugar si usted quiere cultivar pomelos. Los cítricos crecen mejor si están protegidos del viento, entonces emparrarlos en una cerca protectora es la solución en áreas con mucho viento.

    En áreas heladas, cubra el árbol pequeño con una manta para brindar una buena protección. Para los árboles más grandes, construya un armazón portátil que rodee el árbol durante la temporada de heladas. No cubra un arbusto cítrico o un árbol con plástico porque la helada puede quemar a través del plástico en donde toca las hojas.

    Suelo:

    Los árboles cítricos son lo suficientemente fuertes para sobrevivir en cualquier suelo, desde arcilla hasta arena, pero obviamente van a crecer mejor en suelos bien drenados y margosos. Si usted dispone de un suelo con arcilla o arena, estará más satisfecho en el futuro, si dedica un tiempo previo a la plantación a crear condiciones apropiadas para el suelo. Mezcle grandes cantidades de abono orgánico y una buena capa superficial del suelo en la tierra de su jardín que cubra un área grande, más grande de lo que podría imaginar, al menos tres pies. Un naranjo alto de 15 pies, por ejemplo, puede tener raíces que se extienden 15 pies o más del tronco. Si el suelo tiene mucha arcilla, también puede construir una base elevada grande.

    Cómo elegir un árbol:

    Cuando se disponga a comprar un árbol, busque árboles con una corteza limpia sin asperezas y con hojas verdes y brillantes. La unión del injerto, donde el vástago (nuevo corte) se injerta a las raíces, debe ser uniforme. Para un cítrico enano, la unión del injerto debe estar alrededor de cinco pulgadas sobre el nivel del suelo y de 10 a 12 pulgadas sobre el nivel del suelo para los árboles grandes. Los cítricos enanos deben tener ramas alrededor de 5 a 10 pulgadas sobre la unión, mientras que un cítrico estándar debe ramificarse de 24 a 30 pulgadas por encima del injerto.

    De ser posible, verifique las raíces y evite árboles que tengan raíces largas y enredadas dentro de una maceta. Esto significa que el árbol se ha extendido demasiado dentro de la maceta. Verifique los árboles con las raíces sin tierra cuidadosamente en caso de tener raíces quebradas. Y evite elegir para trasplantar un cítrico joven que aún da frutos. Un árbol lo suficientemente maduro para dar frutos puede haberse extendido demasiado dentro de un contenedor.

    Cómo plantar:

    La primavera es la mejor época para plantar un árbol cítrico. El árbol recibe toda la primavera, todo el verano y el comienzo del otoño para aclimatarse al nuevo suelo y clima.

    Cave un agujero de la profundidad de un cepellón y el doble de su diámetro. Saque el árbol suavemente del contenedor y colóquelo en el agujero. Es importante que la parte superior del cepellón esté al mismo nivel del suelo. No acumule tierra alrededor de la base del tronco, ya que podría causar diversas enfermedades.
    Si planta un cítrico con las raíces sin tierra, haga un montículo en la parte inferior del centro del agujero y suavemente acomode las raíces alrededor y sobre el montículo. Asegúrese que el montículo esté compactado con firmeza para que el árbol no se asiente debajo de la línea del suelo.

    Después de rellenar el agujero y presionar con firmeza la tierra alrededor del cepellón, construya una pequeña zanja alrededor de la planta y riéguela completamente.

    Cómo regar:

    Lo más importante con los árboles jóvenes es prestarle debida atención al riego, ya que son más propensos a sufrir estrés si se secan sus raíces. Mantenga la tierra húmeda durante los primeros seis meses mientras se fijan las raíces.

    Una buena regla a seguir con respecto al riego de estos árboles es cavar un pequeño agujero cerca de la línea de irrigación a seis pulgadas de profundidad. Cuando la tierra en la parte inferior del agujero esté casi húmeda, entonces riegue más profundamente, a tres o cuatro pies. Una manera de saber que el agua está penetrando por completo es hundir una varilla delgada de metal en de la tierra. Si la tierra está bien regada, usted debería poder colocar una varilla y presionarla a tres pies.

    A medida que el árbol madura, riéguelo con menos frecuencia pero hágalo profundamente para que el agua penetre por debajo del nivel de la raíz. Observe cualquier indicio de que el árbol se marchita durante los días calurosos. La combinación de calor y viento secará la tierra más rápidamente y es posible que se necesite más de un riego por semana, especialmente con los árboles jóvenes.

    No riegue cerca del tronco y construya una pared a su alrededor aproximadamente a un pie de distancia. Un tronco continuamente húmedo puede provocar que sus anillos contraigan la enfermedad de los cítricos, lo cual puede ser fatal para este tipo de los árboles. Una gruesa capa de abono orgánico alrededor de la base del árbol evita que la tierra se seque pronto y ayuda a controlar las temperaturas del suelo. Nuevamente, mantenga húmedo el abono orgánico lejos del tronco.

    Cómo fertilizar:

    Los árboles cítricos necesitan un continuo suministro de nutrientes desde la primavera hasta comienzos del otoño, y el nitrógeno es su mayor necesidad. Muchos cultivadores simplemente aplican sulfatos de amonio directamente en la tierra alrededor de los árboles. Este fertilizante contiene nitrógeno y sulfatos, que son esenciales para un buen crecimiento.

    Una mejor opción es el fertilizante completo que se encentra en las cajas de Comida para Cítricos y Aguacates disponibles en todos los centros de jardinería OSH. Estos fertilizantes también contienen elementos básicos de nitrógeno (N), fósforo (P) y potasio (K), además de los importantes microelementos del magnesio, sulfato de calcio, manganeso y el hierro.

    Fertilice su árbol cítrico esparciendo las píldoras fertilizantes en forma pareja sobre la tierra, alrededor del árbol desde su tronco hasta la línea de irrigación, o los bordes externos de las ramas. Utilice una pala para trabajar el fertilizante suavemente en la tierra y luego regarla por completo, y así el agua podrá disolver el fertilizante y trasladarlo hasta las raíces.

    Con respecto a las cantidades a usar, siga las recomendaciones del fabricante que aparecen en la bolsa del fertilizante. No fertilice árboles cítricos recién plantados durante el primer año o corre el riesgo de quemar sus raíces. Con las cantidades recomendadas, fertilice los árboles plantados en Febrero y a intervalos regulares hasta el verano. No fertilice a fines de Agosto o comienzos de Septiembre para no incentivar el crecimiento rápido y temprano ya que el invierno y las posibles heladas pronto llegarán.

    Cómo podar:

    Los árboles cítricos en general necesitan poca o solamente una poda moderada. Pero porque la apariencia de un árbol es importante, es posible que éste necesite una poda para mantener un patrón de crecimiento equilibrado y parejo.

    Los árboles cítricos pueden podarse en cualquier momento del año, pero es mejor podarlos antes de su florecimiento.

    Corte los ramas secas y débiles. Saque los chupadores que crecen desde la base. Los naranjos deben tener ramas y follaje que lleguen casi hasta el suelo, que ayuden a proteger el tronco de las quemaduras del sol.
    Los limoneros en particular, generalmente tienen ramas que crecen demasiado rápido en posiciones incómodas. A menudo es necesario una poda ligera para mantener controladas las ramas irregulares y otras ramas que se juntan alrededor del árbol. Mantener a los limoneros ordenados con la poda de las ramas de mayor crecimiento puede reducir levemente las cosechas pero le dará al árbol una apariencia atractiva.

    Problemas Comunes de los Cítricos:

    • Quemaduras del sol: La corteza de un árbol cítrico es delgada y se daña fácilmente por la continua exposición al sol del verano. Hasta que el árbol madure lo suficiente para dar sombra, proteja al tronco envolviéndolo con una arpillera o cubriéndolo con pintura blanca de látex diluida al 50 por ciento con agua.

    • Agujeros en las hojas: Los caracoles aman los árboles de cítricos y pueden permanecer en un árbol durante semanas mientras comen las hojas. Busque caracoles y recójalos durante la tarde. Coloque un alambre o una banda de cobre que rodee la base del tronco y que no les permita subir hacia el árbol.

    • Caída de frutos y flores: Los árboles cítricos florecen más de lo que dan frutos. Como resultado, los árboles pueden despojarse de sus flores y frutos espontáneamente como una manera de protección. Las caídas dependen de las temperaturas y del agua, pero es una fase que ocurre naturalmente. Además, tenga en cuenta que algunos árboles cítricos dan muchos frutos durante un año o menos o ningún fruto el año siguiente, de manera que si no hay frutos no es motivo de preocupación.

    • Grietas en la fruta: Los repentinos cambios de clima que implican alta humedad seguida de una temporada de sequía pueden provocar grietas en las frutas. Generalmente sólo pocos frutos del árbol quedan afectados.

    • Gomosis o podredumbre de la base: Generalmente ocurre en invierno cuando el suelo húmedo o el agua permanecen por extensos períodos contra la base del árbol. Sucede más en áreas con suelo de arcilla que no drenan bien. Los síntomas incluyen parches de corteza seca o podrida debajo de la unión del injerto. Se pueden observar cantidades significativas de savia engomada en el área. Para contrarrestar la enfermedad, extraiga la corteza infectada y rocíela con un fungicida a base de cobre.

    • Engomado: Un árbol cítrico intentará curar el daño a su tronco segregando la savia de la corteza quebrada, como un corte en la piel que forma una costra. Si usted observa este daño, generalmente provocado por una cortadora de césped u otro objeto resistente que golpea el árbol, tenga en cuenta que se trata de una defensa natural y no gomosis.
     
  2. Betina2010

    Betina2010 Marta

    Re: URUGUAY NATURAL/INTERNACIONAL - CHACRA LXVIII: JARDIN - HUERTA - AMIGOS Y MUCHO M

    CITRICOS Parte 2

    Enfermedades del limón

    MANUAL TECNICO DE CITRICOS (Citrus spp. Rutaceae)
    Documento preliminar para discusión que consiste en una guía general para el productor.

    ORIGEN

    Al igual que otras especies vegetales cultivadas, los cítricos pasaron por procesos de domesticación y adaptación dirigidos de forma empírica por el hombre. Las principales especies modernas de cítricos no se encuentran en estado silvestre, pues son el resultado de hibridaciones a través del tiempo.

    El origen del género Citrus se sitúa en el sureste de Asia y el centro de China. Filipinas y el archipiélago Indomalayo hasta Nueva Guinea. Las primeras variedades e híbridos de cítricos fueron el resultado de un largo proceso de identificación, colecta y reproducción de plantas silvestres.

    El desarrollo del mejoramiento genético vegetal generó nuevas variedades e híbridos con tolerancia a condiciones de estrés biótico y abiótico, de alto rendimiento y con las características de calidad requeridas por el mercado. Las primeras selecciones fueron dirigidas a la obtención de plantas con pulpa abundante y azucarada y cáscara más fina y aromática. Estos materiales fueron dispersos por el mundo por emigrantes y viajeros.

    CLASIFICACION

    Los miembros del género Citrus se cruzan fácilmente y producen descendencia fértil, por lo que resulta un tanto difícil separar las especies dentro del género. En el mundo existen dos sistemas distintos de clasificación reconocidos, el primero el de W.T. Swingle reconoce 16 especies y varios híbridos, el segundo sistema fue propuesto por T.Tanaka, en el se reconocen 144 especies, Swingle agrupa a las mandarinas en una sola especie, mientras que Tanaka las subdivide en varias especies.

    Según el criterio de Swingle los cítricos pertenecen a la Familia Rutáceas, Subfamilia Aurancioideas, Tribu Cítreas, Género Citrus y Subgénero Eucitrus.

    PROPAGACION

    Para fines comerciales los cítricos se reproducen por medio de injerto. Los injertos más usados para reproducir son el de yema en T o el de enchape lateral con púa. El injerto se realiza un arbolito del patrón cuyo diámetro de tallo es de 1 o 2 cm, en la parte alta pero madura.

    Se recomienda elegir la variedad y el patrón que mejor se adapten al tipo de suelo y las condiciones climáticas de la zona, además que posean resistencia o tolerancia a enfermedades fungosas, virales o nemátodos.

    Semillero

    Cuando los semilleros son grandes, deben establecerse en lugares aislados y a una distancia considerable de los huertos cítricos o árboles cítricos viejos, con el propósito de reducir el peligro de infestación con diferentes tipos de pestes y enfermedades.

    El semillero debe ser localizado en un lugar fresco, con buen suelo, buen drenaje para reducir el problema de enfermedades. Es conveniente usar tierra nueva, es decir no hacer semilleros repetidamente en el mismo lugar, y adicionarles una pequeña cantidad de fertilizante orgánico, rico en nitrógeno, varias semanas antes de la siembra de la semilla. Las semillas se pueden sembrar sobre eras en líneas a una distancia aproximada de 5 cm y luego se cubren con una capa de 2 a 3 cm de tierra.

    El tiempo requerido para la germinación depende de la temperatura del suelo, la humedad y la clase de semilla. Cuando estas condiciones son apropiadas la germinación puede iniciarse a las tres semanas después de la siembra y duran 10 días. La siembra del semillero debe hacerse en una fecha en que no haya excesiva humedad y en que el trasplante coincida con el inicio de las lluvias.

    El trasplante de las plántulas, puede hacerse entre las 8 a 12 semanas después de la siembra, dependiendo del desarrollo de las plantas. Sólo se trasplantan aquellas que tienen buen desarrollo y se eliminan las débiles.

    Como patrones para naranja, los más recomendables son Citrus taiwanica, Citranger troyer y Cytranger carrizo; para lima mesina el Citrus macrophyla.

    Para suelos con tolerancia a los encharcamientos se recomienda el uso de patrones como el P. trifoliata. Sin embargo, para estos terrenos es conveniente la adición de materia orgánica para mejorar su estructura, así como la instalación de una red de drenajes que elimine los excesos de agua.

    Vivero

    Las plantitas del patrón se trasplantan a bolsas de plástico negro de aproximadamente 40 cm de altura y 12 cm de diámetro, con un fuelle de 8 cm, con 3 líneas de perforaciones a los lados y 1 perforación en el fondo, las cuales se llenan con una mezcla de suelo, con algún material que mejore la textura y estructura del mismo, como por ejemplo la granza de arroz. Se recomienda agregarle un fertilizante con alto contenido de fósforo como la fórmula comercial 10-30-10.

    Para reducir los problemas de malezas, plagas y enfermedades es conveniente desinfectar la mezcla del suelo con un producto fumigante del suelo autorizado, con la debida anticipación, antes de realizar el trasplante. El riego al momento del trasplante es sumamente importante aún cuando el suelo esté ligeramente húmedo.

    Durante el período que duren los arbolitos en el vivero se deben efectuar deshierbas manuales, el combate de plagas y enfermedades, la aplicación de fertilizantes así como eliminar cualquier brote lateral, cuando está tierno para favorecer el engrosamiento del tallo y evitar daños y deformaciones si se poda el brote ya maduro.

    El diámetro apropiado para hacer el injerto debe ser de 1 a 2 cm, lo cual se obtiene entre los 8-12 meses de edad.

    El injerto debe hacerse a una altura no menor a los 25 cm, ni mayor a los 40 cm.
    Cuando el brote del injerto tiene alrededor de 50 cm de altura, puede ser trasplantado al campo definitivo.

    PREPARACION DEL SUELO

    Cuando el terreno es plano, se procede a marcarlo de acuerdo a la distancia y sistema de siembra escogido.
    El hoyo que se haga deberá ser de por lo menos 60 cm x 60 cm x 60 cm.

    Al momento de la siembra, en el fondo del hoyo se aplican 250 g de fertilizante de las fórmulas de 10-30-10 o 12-24-12, alguna fuente orgánica como gallinaza (ejemplo 2 kg) y cal (1 o 2 kg) si el pH del suelo es inferior al indicado.

    En caso de que la topografía no lo permita, se trazarán curvas de nivel distanciadas una de otra de acuerdo a la distancia de siembra elegida.

    SIEMBRA

    Se deben plantar árboles injertados de 1 o 1 ½ año que estén libres de plagas y enfermedades, que tengan una buena unión patrón-injerto, con un tronco único, vertical, que mida como mínimo 50-60 cm; de altura con una copa vigorosa formada por 3 a 5 ramas y una correcta formación de la raíz.. Se sugiere adquirir las plantas en viveros que certifiquen el patrón, la variedad y la sanidad de los arbolitos.

    La escogencia de las distancias de siembra, dependerá de las diferentes variedades y del patrón.
    Para el caso de grapefruit o algún otro cítrico que al principio sea de crecimiento lento, se sugiere también utilizar la distancia de 6 m x 4 m y posteriormente, cuando la plantación esté muy densa, se hace un raleo para obtener una distancia de 6 x 8.
     
  3. Betina2010

    Betina2010 Marta

    Re: URUGUAY NATURAL/INTERNACIONAL - CHACRA LXVIII: JARDIN - HUERTA - AMIGOS Y MUCHO M

    CITRICOS

    Parte 3

    MANEJO DE LA PLANTACION

    Fertilización

    Los cítricos se pueden desarrollar bajo una amplia gama de niveles de nutrimentos y es imposible definir un solo programa de fertilización, que pueda ser considerado mejor que otros y para todas las condiciones. Todo programa de fertilización debe reconocer y estimar la existencia de diferencias que incluyen suelos, patrones, variedades, edad de la planta, programas anteriores de fertilización, estado fitosanitario de la planta y muchos otros factores.

    Si bien es cierto que hay recomendaciones generales, es importante tener presente que las dosis recomendadas deben de constituir tan solo una guía para el productor y no una fórmula rígida o definitiva.
    Se debe tener presente también que sólo el análisis de suelo, no permite formarse una idea completa sobre la verdadera absorción de nutrimentos para la planta, por lo que se debe acudir al análisis foliar como complemento muy eficiente, sin dejar de lado las extracciones que realiza la producción de frutos.
    Antes del establecimiento de la plantación se deberán hacer análisis de suelos para determinar las necesidades de fertilización y aplicación de enmiendas o abonos orgánicos.

    La fertilización de los cítricos se hace principalmente con abono de fórmula completa como la 18-5-15-6-2, 20-7-12-3-1,2, 15-5-5 y nitrato de amonio.

    En la siembra, se adiciona media libra de una fórmula fertilizante alta en fósforo, como la 10-30-10 o 12-24-12, en el fondo del hoyo, y se debe cubrir con una capa de suelo de unos 5 cm de espesor. La fertilización posterior aparece en el cuadro 8.

    Durante los dos primeros años, en que los más importante es darle desarrollo a la planta, el fertilizante nitrogenado se aplicará fraccionado para mejorar la eficacia de su utilización, ya que aplicado de esta forma se mantiene el nivel de nitrógeno disponible para la planta en forma más constante y prolongada y se disminuyen las pérdidas por lavado ocasionada por las lluvias.

    A partir del tercer año conviene hacer análisis del suelo y foliar para determinar las necesidades reales de fertilización, dado que se puede estar supliendo en exceso algún elemento o dejando de lado otro que esté deficiente, y repetirlos cada dos o tres años. Para árboles en producción se recomienda tomar hojas de 5 a 8 meses de edad para el análisis foliar.

    Normalmente al interpretar los análisis de suelo, no se considera la acidez originada por el aluminio intercambiable y por el porcentaje de saturación de aluminio, que para el caso de cítricos lo ideal es que oscile entre 20 % y 30 %. Si este valor es mayor de 30% las necesidades de encalado empezarán a ser patentes. A pesar de que, por lo general, todos nuestros suelos requieren ser encalados, éste deberá hacerse con sumo cuidado dado que se pueden alterar las relaciones Ca/K y Ca/Mg de tal manera que se originen problemas secundarios de fertilidad, difíciles de corregir.

    Por último, como norma general, las plantaciones de cítricos se encuentran establecidas en suelos que en su gran mayoría presentan problemas nutricionales de magnesio, boro, zinc, por lo que se recomiendan las aplicaciones foliares de estos elementos con los debidos cuidados que algunos de ellos requieren, cual es el caso del boro.

    Combate de malezas

    El combate de malezas es una práctica de mucha importancia después del trasplante y durante el desarrollo de los arbolitos. Cuando los árboles son grandes se recomienda el uso de herbicidas para destruir la maleza de las rodajas. En las entrecalles se puede realizar la deshierba mecánica o manual pero se debe tener mucho cuidado de no provocar heridas en las raíces y la base del tallo.

    Se ha logrado un combate de malezas efectivo mediante el uso de mezclas de herbicidas postemergentes y preemergentes como los indicados en el cuadro 9; también la mezcla de glisofato y oxifluorfen ha dado un buen combate de malezas en cítricos. En caso de tener problemas específicos de gramíneas se puede usar el fluazifop-butil.

    La aplicación de herbicidas con mechas especiales ha resultado muy buena técnica y se puede usar cuando hay problemas de viento y los árboles son muy pequeños.

    El uso de coberturas en las entrecalles es una práctica muy recomendable; puede ser pasto natural o una leguminosa como el trébol, pero se debe evitar el kikuyo o pasto estrella y tener cuidado de mantener las rodajas limpias.

    Poda

    La poda es la práctica de recortar o eliminar cierta porción de las ramas de un árbol, con el fin de influenciar su forma, desarrollo y producción. Los principales objetivos son: producir árboles vigorosos, bien formados y sanos, obtener una distribución equilibrada de fruta de buena calidad en todo el árbol, facilitar los trabajos en el árbol (atomizaciones, cosecha) y en el suelo (fertilizaciones, combate de malezas, paso de maquinaria, etc.) y conseguir que la producción sea precoz y uniforme todos los años.

    Los árboles cítricos deben recibir podas en el vivero para darles una buena formación cuyo objetivo es formar la estructura del árbol para lograr una buena disposición de las ramas madres con uniones fuertes.
    La poda de formación se debe realizar al año de edad del arbolito especialmente al final de la estación seca y antes de que se reinicie el crecimiento, con las primeras lluvias, mediante el despuntamiento de la rama principal. Una vez que emergen los brotes laterales se dejan sólo entre tres a cinco ramas principales bien distribuidas alrededor del tronco y cada cierto trecho a lo largo del tallo principal, para evitar que salgan de un mismo lugar, lo cual favorecería la ruptura de las ramas.

    Cuando estas ramas tienen entre 30 a 50 cm de largo, se pueden despuntar para favorecer su ramificación, pero lo más recomendable es no hacerla y dejar el árbol a libre crecimiento, ya que la copa natural de los cítricos tiene una forma muy adecuada.

    La poda de fructificación debe ser muy moderada y consiste en el aclareo y despunte de las ramas, con el fin de mantener los árboles lo más bajos posibles, regular la densidad del follaje para prevenir enfermedades por falta de aireación y aumentar la penetración de la luz al interior del árbol.

    La poda de saneamiento se debe efectuar periódicamente para eliminar ramas y ramillas enfermas y rotas.
    En algunos casos, cuando los árboles han envejecido prematuramente por diversas razones es conveniente efectuar una poda de rejuvenecimiento, la cual consiste en podar severamente el árbol dejando el tronco y ramas principales para forzar un crecimiento nuevo y vigoroso; esta poda debe complementarse con aplicaciones de fertilizantes, control de plagas, enfermedades, malezas, etc.

    Con el fin de proteger y acelerar la cicatrización de ramas de más de 2 cm de diámetro se recomienda cubrir los cortes con sustancias protectoras. Estas sustancias protegen la herida del sol, lluvia, patógenos y mantiene un ambiente húmedo en torno a la herida, lo que favorece el proceso de cicatrización; entre estas podemos mencionar el alquitrán de madera (previamente se pinta con caldo Bordelés), Basofrix (preparado comercial) o una mezcla de pintura vinílica y fungicida (Orthocide, o un fungicida a base de cobre).

    Riego

    En las zonas con un período seco mayor de tres meses al año, es necesario la aplicación de riego para lograr altos rendimientos y evitar la muerte de los árboles, especialmente durante los primeros años. La aplicación de riego por gravedad es el método más barato aunque requiere de un mayor volumen de agua.

    En los lugares en que el agua es escasa durante la época seca, el riego por goteo es el método ideal, aunque es más caro.

    La cantidad de agua requerida y el intervalo de aplicación depende de varios factores como: tamaño de la plantación, el clima del lugar y textura del suelo.
     
  4. Betina2010

    Betina2010 Marta

    Re: URUGUAY NATURAL/INTERNACIONAL - CHACRA LXVIII: JARDIN - HUERTA - AMIGOS Y MUCHO M

    CITRICOS Parte 4

    PLAGAS DE LOS CITRICOS

    La problemática fitosanitaria de los cítricos es muy amplia, ya que son afectados por una gran cantidad de insectos, hongos, virus, bacterias y otros organismos parásitos.

    Muchas veces la importancia del ataque de insectos no radica únicamente en el daño directo que produce, sino en problemas conexos como es el caso de los insectos trasmisores de enfermedades virosas, infecciones bacterianas y toxinas.

    Insectos que afectan al follaje

    Hormigas grandes: representan un peligro ya que en poco tiempo son capaces de defoliar matas enteras. El nombre científico es Acromyrmex sp (Hymenop. Formicidae) y Atta sp (Hymenop.Formicide), el nombre vulgar es Zompopas, hormiga arriera.

    La hormiga brava Solenopsis geminata atacan las hojas tiernas. Otras hormigas causan daños indirectos, ya que propagan otros insectos perjudiciales o hacen nidos en partes aereas y causan picadas a los cosechadores. Estas son: Componotus crassus (Hymenoptera Formicidae), Crematogaster brevispinosa (Hymenoptera Formicidae), Cephalotes atrata (Hymenoptera Formicidae) y Componotus spp (Hymenoptera Formicidae).

    El trigono o avispa arragre atacan las hojas jóvenes de los cítricos trigono silvestrianum (Hymenop apidae).

    Insectos que causan daño al principio del invierno

    Causan daño exporádico, se alimentan de cogollos, hojas tiernas y a veces de flores y botones florales, también comiendo irregularmente los bordes de las hojas. Estos son: Psiloptera sp (Coleoptera, buprestidae), Litostylus sp (Coleoptera, curculionidae), Pyllophaga sp (Coleoptera, scorabacidae) y Glyotoscelis sp (Coleoptera, chysomelidae).

    El gusano pega-pega atacan la epidermis de las hojas tiernas, enrollan y pegan unas con otras, como telaraña, el nombre científico es Platynota sp (Lepidop.tortricidae).

    Insectos que afectan hojas, ramas y frutos

    Mosca del mediterráneo: Ceratitis capitata (Wied) (Dipteria: Tephtitidae)

    Es la principal mosca dañina de los cítricos en Costa Rica. Es de tamaño similar al de la mosca casera, pero de color amarillo con manchas color café en las alas y ojos azules. El daño es causado por las larvas, ya que se desarrollan y alimentan de los frutos maduros, los cuales se caen del árbol.

    Para disminuir el ataque de estas moscas se recomienda un manejo integrado que consiste en:

    • Recoger los frutos infestados y enterrarlos bajo una capa de tierra de 50 cm, la que se debe apisonar bien.

    • Cortar la fruta apenas esté sazona, ya que la mosca ataca la fruta madura.

    • Eliminar de la plantación y alrededores, en la medida de lo posible otras plantas hospederas de la mosca como es el café, el nance, durazno y el almendro de playa.

    • Si la incidencia del insecto es alta es recomendable liberar avispitas parásitas tales como: Biosteres longicaudatus Ashmead, B., concolor, Aceratoneuromjia indica y Pachycrepoideus bindeias.

    • Si la incidencia es baja, se recomienda liberar machos estériles, de la mosca.
    Las avispas parásitos y machos estériles son criados en el Laboratorio de Control Biológico de Sanidad Vegetal, Ministerio de Agricultura y Ganadería, situado en Pavas (Frente a las instalaciones del Aeropuerto Tobías Bolaños).

    El combate químico de la mosca del mediterráneo puede hacerse con insecticidas como malation (Malathion 57% CE, 0,4 l/100 l), triclorfon (Dipteres 80% PS, 0,4 kg/100 l) o fenthion (Lebaycid 40%, 300 cc/100 l) pero siempre se le debe agregar una sustancia atrayente como:

    • proteína hidrolizada (cuatro veces la cantidad de insecticida),

    • miel de purga o jugo de frutas naturales (1 l/100 litros de solución del insecticida),

    • la mezcla conocida como Torula (distribuída por la Compañía Farmacéutica), la cual ha demostrado ser más efectiva que los anteriores atrayentes.

    El insecticida con atrayente no se debe aplicar en toda la plantación sino únicamente en una rama de uno de cada cinco árboles.

    Afidos: Toxoptera aurantii (Fons.)(Homoptera: Aphididae)
    Aphis gosypii(Homoptera: Aphididae)
    Aphis spiraecola (Homoptera: Aphididae)

    Son insectos pequeños (3 mm) a veces con alas que se agrupan en el envés de las hojas más tiernas, las que se enroscan debido a la succión de savia.

    Esta plaga tiene muchos enemigos naturales tales como: Coleomegilla maculata, Cycloneda sanguinea, Scymmus sp., Hyperaspis spp., (Coleoptera: Coccinellidae), Chrysopa spp., y Hemerobius spp.; (Neuroptera: Chrysopidae), las moscas Syrphus spp. y Beccha sp., (Diptera: Syphidae) y la avispa Aphidius spp., (Hymenoptera: Braconidae). Sin embargo, cuando las poblaciones son altas se puede aplicar algún producto como: malation (Malathion 57% CE, 150 ml/100 l) o diazinon (Diazinon 60 E, 160 ml/100 l).

    Cochinilla harinosa: Planococcus citri Risso (Homoptera: Coccidae)

    Es un insecto blando que mide cerca de 0,5 cm. Su cuerpo está recubierto por una capa cerosa pulverulenta blanca, por la que salen filamentos.

    Esta plaga tiene numerosos predatores naturales. Si la población es muy alta es conveniente aplicar un insecticida como diazinon (Diazinon 60% CE; 0,3 - 0,5 l) malation (Malathion 57% CE; 0,5 l) methil paration (Mathil paration 50% CE, 0,2 l) o clorpirifos (Lorsban E, 0,3 - 0,5 l) disueltos en 200 l de agua y aceite mineral (Agrol, 2-3 l).

    Es muy importante atomizar con alta presión y cubrir todo el árbol.

    Gusano o perro del naranjo: Papilio sp. (Lepidoptera: Papilionidae)

    La larva se alimenta de las hojas y causa daños severos al follaje.

    El combate se realiza con metomil (Lannate, 32 g/16 l) o metil paration (Methyl-parathion, 40 cc/16 l de agua).

    Abeja arragre: Trigona sp. (Himenoptera: Apidae)

    Cuando el ataque es considerable es conveniente destruir los nidos, ya sea quemándolos o aplicándoles un insecticida granulado en la entrada del panal, como el malation (Malathion 25% PM), carbaril (Servin 80% PM) o lention (Levaycid 50% CE).

    Escama coma: Lepidosaphes bekii New (Homoptera: Coccidae)
    Esta escama es específica de los cítricos. Tiene un color oscuro y forma de coma, ataca el tronco, las ramas, follaje y frutos.

    Un enemigo natural muy efectivo para disminuir la incidencia de esta plaga es la avispita parásita Aphytis lepidosaphes.

    Escama roja de la Florida: Chrysomplalus ficus (Homoptera: Diaspidae)

    Posee un cuerpo redondo como un punto oscuro en el centro del escudo. Ataca principalmente hojas y frutos.

    El principal enemigo natural es Aphytis holoxantus Debach.

    Escamas blancas: Saissetia oleae Bern (Homoptera: Coccidae)
    Escamas negras: Saissetia hemisphaerica (Homoptera: Coccidae)

    Miden cerca de 5 mm, su cuerpo es blando con una figura en forma de H en el dorso. Están asociados con la fumagina.

    La escama negra es parasitada muy eficientemente por la avispita Scutellista cyanea Mot; además ambas especies son atacadas por el coccinélido Azyaluteipes Mul.

    Escama verde: Coccus virides Green (Homoptera: Coccidae)

    Ataca cítricos jóvenes o las partes terminales tiernas.

    Escama nivel: Unaspis citri Comstock (Homoptera: Diapididae)

    Los machos se recubren con una capa cerosa color blanco y las hembras de color oscuro. Ataca el tronco, ramas, follaje y frutos.

    El principal enemigo natural en nuestro país es la avispita parásita Aspidiotiphagus citrinus Craw y los depredadores como Chilocorus cacti L., también los hongos entomófagos Aschersonia aleyrodis Webber y Fusarium spp. contribuyen a la eliminación de esta plaga.

    Combate de las escamas

    Cuando el ataque es muy serio, podar las ramas y partes afectadas y quemarlas o enterrarlas.
    Además, se pueden combatir con cualquiera de los insecticidas recomendados a continuación, en mezcla con aceite de tipo mineral y aplicados con alta presión: malation (Malathion 57% CE; 1,2-1,5 l/250-300 l), diazinon (Diazinón 60% CE; 0,75-1,0 l/250 l), diametoato (Rogor L-40 o Roxión 40% CE; 0,75-1 l/250 l), monocrotofos (Nuvacrom 60% CE; 250 cc/250 l) o metidation (Supracide 40% CE; 0,75 l/250 l).

    Acaros y su combate

    Los cítricos son los cultivos más atacados por esta plaga.

    Acaro de herrumbre: Phyllocoptruta oleivora (Ashmead) (Acarina: Eriophydae)

    Este ácaro puede provocar en el fruto síntomas muy variados. Generalmente su ataque le da una tonalidad negra-azulada o bronceada y a la vez provoca el engrosamiento de la cáscara.

    Acaro plano: Brevipalpus phoenicis (Geijskes) (Acarina: Tenuipalpidae)

    En el fruto provoca un resquebrajamiento de la cáscara, la que adquiere tonos pardos, grisáceos o blanco hueso. En las hojas produce amarillamiento parciales o totales. Puede estar relacionado con ataques de los hongos que produce la mancha grasienta en las hojas y la sarna o roña en el fruto.

    Acaro pavorreal: Tuckerella knorri (Acarina: Tuckerellidae)

    En limones ácidos variedad Mesina provoca un negreado severo de la cáscara, conjuntamente con el hongo que causa la sarna.
    Otros ácaros que atacan los cítricos son: Eutetranychus banksi, Tetranychus mexicanus, T. salasi (arañitas rojas), Polyphagotarsonemus latus (el ácaro del chile) y Panonychus citri; este último puede llegar a ser una plaga severa de los cítricos de Costa Rica.

    Combate

    Contra Brevipalpus, Phyllocoptruta y Polyphagotarsonemus se puede utilizar acaricidas con azufre (Tiovit, Azufral, Coo-azufre con I.A. 90% PM 5 g/l). El azufre aplicado cuando las temperaturas son altas puede ser fitotóxico, por lo que se recomienda aplicarlo al atardecer (5 p.m. en adelante). Para los demás utilizar los acaricidas en el envés de las hojas.
     
  5. Betina2010

    Betina2010 Marta

    Re: URUGUAY NATURAL/INTERNACIONAL - CHACRA LXVIII: JARDIN - HUERTA - AMIGOS Y MUCHO M

    CITRICOS Parte 5

    Enfermedades de los cítricos y su combate


    La mayor parte de las enfermedades son causadas por hongos que atacan aquellas plantas que se encuentran debilitadas por un mal manejo (programas de fertilización inadecuados o ausencia de ellos, heridas, ausencia de riegos, drenaje deficiente, etc.). Es por esto muy importante tomar las medidas tendientes a mantener la planta en condiciones óptimas de desarrollo.

    En este cultivo, los virus pueden ser la causa de la disminución de los rendimientos y el decaimiento de toda la plantación. Los métodos más económicos para disminuir su incidencia están basados en medidas preventivas, es decir usar patrones y variedades resistentes y/o certificadas, esto es, que se tenga una seguridad razonable de que las plantas no están infectadas.

    Gomosis: Phytophthora citrophthora, P. parasitica, P. palmivora

    Los síntomas son ligeramente diferentes según se trate de plantas jóvenes o árboles adultos.
    En la base del tallo de las plantas jóvenes, se presentan pequeñas manchas oscuras, irregulares, las que se convierten en grietas en la corteza y de la cual sale una exudación gomosa de color marrón. Esta zona necrótica se extiende y anilla el tallo por lo que las hojas se marchitan y se amarillean y el árbol muere rápidamente.

    En árboles adultos, a nivel del suelo, sobre el tronco aparecen manchas irregulares de color marrón oscuro; con el tiempo, la corteza se agrieta y exuda goma. la necrosis se desarrolla entonces hacia arriba y hacia abajo alcanzando la base de las grandes raíces.

    En el curso del ataque ocurre un amarilleamiento del follaje y la aparición de flores fuera de estación. Cuando la necrosis circunda el tronco, el árbol se seca, las hojas y los frutos caen y el árbol muere totalmente.

    Esta enfermedad se combate mediante:

    • el uso de patrones resistentes,
    • buen drenaje del suelo,
    • evitar heridas, en la base del tallo y raíces,
    si la lesión no está extendida, se puede practicar "cirugía vegetal" removiendo los tejidos enfermos hasta encontrar tejidos sanos y desinfectar la zona raspada con formalina al 10% o permanganato de potasio ( 1g/l de agua). Después se cubre con pasta bordelesa (sulfato de cobre 1 kg + cal 1 kg disueltos en 10 litros de agua), y
    . aplicar cualquiera de los siguientes fungicidas: al follaje (Aliette, 40 g/16) y metalaxyl o fenaminosulf (Ridomil y Dexon, 1 onza/16 l) aplicados al suelo.

    La aplicación al follaje se hace si éste se encuentra aún en condiciones de aprovechar los fungicidas. No deben mezclarse con fertilizantes nitrogenados adherentes, aceites o productos a base de cobre. En árboles con muy poco follaje puede usarse el Ridomil 5 G (30 g/árbol) al inicio de las lluvias y repetir a las doce semanas. El Dexon no se debe aplicar en horas de mucha luz, ya que es muy fotolábil.

    Enfermedad rosada: Corticium salmonicolor

    Este enfermedad se detecta por la presencia de ramas muertas. El ataque se inicia en las ramas principales que se cubren con un tejido de color blanco que posteriormente se torna rosado.

    Para combatir la enfermedad se deben podar las ramas enfermas y proteger los cortes con pasta cubre cortes y sacar de la plantación las ramas que se cortaron y quemarlas.

    También se pueden aplicar fungicidas en mezcla como mancozeb (Mancozeb 56 g) con tridemorf (Calixin, 14 g) y tridemorf con hidróxido de cobre (Kocide, 32 g).

    Sarna o Roña: Sphaceloma fawcetti

    Ataca los frutos al inicio de su desarrollo, las hojas jóvenes y las ramas pequeñas. Causa verrugas y protuberancias de textura áspera y seca.

    Para combatir la enfermedad se recomienda aplicar fungicidas a base de cobre o carbomatos como ferban, benomil, mancozeb o clorotalonil, cuando el tejido tierno inicia su desarrollo y cuando las dos terceras partes de las flores han caído. El clorotalonil se aplica una semana después de que se ha aplicado la mezcla de benomil con mancozeb, la cual se utilizará cada 8 días durante el primer mes y luego cada 15 días durante dos meses, solamente.

    Maya: Rosellina sp.

    La enfermedad provoca la podredumbre de la raíz, la que se recubre de un tejido color pardo oscuro. El follaje se amarilla y hay un decaimiento gradual de la planta que indica la infección de la raíz.

    Si la enfermedad ha afectado la plantación las plantas enfermas se deben erradicar y desinfectar el área de Vapam, Formalina al 5%, o PCNB (80 g/16 l). Además, se debe evitar la dispersión del suelo y aislar las partes afectadas con aplicaciones de cal.

    Como combate proventivo, aplicar PCNB (40 g/planta) en la base de las plantas que se encuentran alrededor de las plantas enfermas.

    Antracnosis: Collectotrichum gloesporioides

    Afecta los frutos, las hojas y las ramas jóvenes. En la punta de estas ramas se desarrolla una necrosis que avanza hasta la base produciendo la muerte descendente. Las hojas enfermas con manchas de color café clara son de textura seca, quebradiza y se caen.

    Para combatirla, se recomienda podar las ramas muertas y dar protección a los cortes, evitar los factores que debiliten las plantas como el mal drenaje, el ataque de plagas, nutrición deficiente, etc. Los fungicidas que pueden utilizarse son el mancozeb (Mancozeb, 56 g/16 l) y fungicidas a base de cobre.

    Mildiu polvoso: Oidium tingitaninum

    Se presenta comunmente en tallos y hojas tiernas, donde causa manchas de color blanco de apariencia polvosa. Las hojas afectadas son más angostas y retorcidas.

    El combate se realiza mediante atomizaciones cada 15 días, con fungicidas a base de azufre, alternandolos con benomil.

    Melanosis: Diaporthe citri

    Afecta frutos, hojas y ramas jóvenes. Se combate con fungicidas a base de cobre.

    Mancha grasienta: Mycosphaerella horii

    Afecta el follaje. Las lesiones se inician cuando el follaje está tierno pero no se notan hasta que ha madurado. Son manchas de color amarillo que se tornan negro brillante a medida que avanza la enfermedad.
    Si el ataque es severo, se pueden hacer atomizaciones con productos a base de cobre o carbanatos.

    Tristeza: Virus de la tristeza

    Es de reciente introducción en nuestro país por lo que todavía no se puede valorar su impacto económico. La identificación de sus síntomas son de gran importancia, ya que la gran parte del las plantaciones de la Región Central del país, están sobre patrones de naranja agria, que es muy susceptible a esta enfermedad.
    Este virus ha causado grandes pérdidas en especies susceptibles en todo el mundo y en las área citrícolas donde las plantas están injertadas sobre naranja agria millones de plantas han sido destruídas.
    Los árboles afectados cambian de color verde intenso del follaje por un verde claro y mate, que algunas veces va seguido de un amarillamiento general. Se produce una defoliación y muerte progresiva de ramas. Los brotes son escasos y se producen principalmente en las ramas gruesas del interior del árbol. Los frutos son pequeños y maduran prematuramente.

    El combate en las zonas poco afectadas incluye la cuarentena, la erradicación de plantas afectadas, combate de áfidos y el establecimiento de nuevas plantaciones sobre patrones tolerantes.
    En zonas fuertemente afectadas se deben usar patrones tolerantes, cuarentena, protección cruzada o preinmunidad.

    Entre los áfidos vectores de la enfermedad se reportan: Toxoptera citridus, Aphis gossypii, Aphis citricola (A. Spiraccola), Toxoptera auranti, Myzus persicae, Aphis craccivora, Vroleucon jaceae.

    Exoxortis

    Esta enfermedad es causada por viroides, o por uncomplejo de ellos que están clasificados en varios grupos y se diferencian entresí por sus características moleculares, rango de hospederos y transmisión independiente.

    Resultan suceptibles el patrón trifoliata y sus híbridos, algunas variedades de lima, limón, lima rangpur y pomelos, donde se manifiesta el enanismo más o menos notable, rajaduras verticales y escamamiento en la corteza. Produce moteado clorótico y rajaduras de ramas en lima persa y cidra.

    Experimentos realizados en Australia, Estados Unidos y Brasil, empleando patrones suceptibles, han evidenciado que los brotes severos de exocortis pueden provocar reducciones en la cosecha de hasta un 60%, cuando las infecciones ocurren en los primeros años y los efectos disminuyen cuando se dan en árboles desarrollados.

    La exocortis se transmite principalmente por material de propagación contaminado y por medio de los instrumentos de poda y corte.

    Blight

    El agente causal es desconocido. Se presenta en todas las variedades y patrones, siendolos más suceptibles el limón rugoso, lo trifoliados y el volkameriana.

    Los síntomas iniciales aparecen a partir de los 8 años. Es característica la marchitez del follaje localizada o generalizada, deficiencias de zinc, microfolia, ramas secas, muerte regresiva de la copa, retardo de la brotación vegetativa y la floración y frutas pequeñas.

    Clorosis variegada de los cítricos

    El agente causal de la enfermedad se reporta como Xilella fastidiosa, bacteria Gram (-), alojada en el xilema. Afecta el tamaño y calidad de la fruta. Se propaga rápidamente y se transmite por material vegetativo infectado y por vectores (Sa}ltahojas).

    Se caracteriza en sus inicios por una clorosis en la parte media y superior de la copa que se generaliza posteriormente. Las hojas presentan síntomas parecidos a deficiencias de zinc, las cuales evolucionan hasta una clorosis variegada, cuyas manchas amarillas corresponden con otras carmelitosas en el envés, que pueden ser puntuales o alargadas.

    Los frutos se presentan duros y pequeños. El árbol muestra un aspecto enanizado.

    Existen otras enfermedades causadas por virus y viroides, las cuales se transmiten por medio de material vegetativo ( por injerto). Para prevenirlas se recomienda verificar por medio de un laboratorio que el material este libre de enfermedades virosas.

    Fumagina: Capnodium citri

    Se desarrolla sobre secreciones azucaradas producidas por insectos. Daña la calidad del fruto y disminuye la eficiencia de producción de la planta. Este hongo no ataca si se hace un buen combate de los insectos que propician el desarrollo de la enfermedad (escamas, áfidos y otros insectos chupadores).
     
  6. Betina2010

    Betina2010 Marta

    Re: URUGUAY NATURAL/INTERNACIONAL - CHACRA LXVIII: JARDIN - HUERTA - AMIGOS Y MUCHO M

    CITRICOS Parte 6

    COSECHA

    Como cualquier fruta, los cítricos deben cosecharse con sumo cuidado para evitar golpes, heridas y otros daños que afectan la calidad y su conservación.

    No se debe subir a los árboles, ni coger las frutas con ganchos; para ello hay que disponer de una escalera. Se recomienda cortar la fruta a mano, preferiblemente cuando las frutas están secas del rocío o del agua de lluvia.

    En las naranjas y grapefruits se corta el pedúnculo con tijeras especiales haciendo una ligera torción, de manera que el cáliz quede adherido. Las mandarinas, que tienden a rasgarse en la inserción del pedúnculo, deben cortarse con tijeras únicamente.

    Conocer el estado óptimo de madurez para realizar la cosecha es definitivo y se deben contemplar varios aspectos: coloración, tamaño, contenido de juego, de sólidos solubles (Brix), de ácidos y la relación sólidos solubles totales y ácidos totales. Para los limones, se considera que el índice principal para iniciar la cosecha es el contenido de jugo y no la coloración, pero también se utiliza el momento en que el color verde oscuro pasa a verde claro.

    Las naranjas, de acuerdo a la variedad, presentan una coloración anaranjada, que las hará más atractivas cuanto más intensa sea.

    Las toronjas desarrollan un color amarillo típico y las mandarinas presentan una coloración naranja rojiza, aunque en Costa Rica en las mandarinas corrientes no concuerda la madurez fisiológica con el desarrollo de color de la cáscara.

    En lo que a contenido de jugo se refiere será mayor cuando el fruto está maduro ya que inmaduro es más difícil su extracción.

    Cuando se trata de frutos para exportación o industrialización, el punto ideal de cosecha, puede determinarse a través de análisis del jugo, que indicará los sólidos solubles totales y los ácidos totales, si se tiene en consideración que el proceso de maduración también está acompañado paralelamente por una acumulación de sólidos solubles principalmente azúcares y una disminución de la acidez que se debe fundamentalmente al contenido de ácido cítrico.

    La relación entre los sólidos solubles totales (grados Brix), específico para cada variedad, con los ácidos totales, constituye la norma de calidad para estas frutas. Al inicio de la madurez los sólidos solubles totales son bajos y la acidez es alta pero a medida que la fruta madura, el contenido de sólidos solubles aumenta por lo que la relación se hace menor.
     
Cargando...