¿Que necesita menos sol de estas: tomate, calabacín, pimiento, berenjena, cebolla?

Tema en 'Elección de hortalizas: ¿qué hortalizas planto?' comenzado por juanmika96, 3/4/10.

  1. juanmika96

    juanmika96 NOVATO,13 años.

    Mensajes:
    38
    Ubicación:
    Murcia
    Me e decantado por comprar unos planteros de todo eso, pero un par de esas cosas las tendre que plantar en un sitio donde les da ``algo´´ menos de sol.
     
  2. Re: ¿Que necesita menos sol de lo siguiente:tomate,calabacin,pimiento,berenjena,cebo

    Recuerda que para que las solanáceas pierdan la solanina que es una sustancia venenosa deben de madurar totalmente en la planta, por lo que necesitan bien de sol, toda una vida consumiendo mucha Solanina no es nada sano para el organismo y produce o agrava ciertas enfermedades, tu decides...
     
  3. juanmika96

    juanmika96 NOVATO,13 años.

    Mensajes:
    38
    Ubicación:
    Murcia
    Re: ¿Que necesita menos sol de lo siguiente:tomate,calabacin,pimiento,berenjena,cebo

    ¿:-? Entonces no hay ninguna que necesite un poquito menos?
     
  4. terrazocultor

    terrazocultor Skate or die

    Re: ¿Que necesita menos sol de lo siguiente:tomate,calabacin,pimiento,berenjena,cebo

    Hola, un servidor ha plantado de todo eso, y según mis observaciones de varios años, me ha ocurrido repetidamente que:

    - El primero en quejárseme del mucho Sol son los calabacines. Ponlos pues, en el lugar de tu huerto que menos horas de Sol reciba.

    - En un termino medio, aguantando bien las solaneras están todos los demás que citas, aunque los pimientos parecen menos exigentes que tomates y cebollas, incluso según el sitio, les va bien una malla de sombreado, como es mi caso en Murcia:

    - La que mas aguanta el Sol: La berenjena. Solazo de justicia, julio y agosto, en una terraza en medio de una ciudad. Sin malla de sombreado ni ná de ná, y se le ve tan verde, llena de hojas sanas y tan hermosa, dando muchas berenjenas.

    Espero este ranking te sirva de algo.
     
  5. Re: ¿Que necesita menos sol de lo siguiente:tomate,calabacin,pimiento,berenjena,cebo

    Juanmika96 yo tambien opino como terrazo, pon los calabacines donde les de menos sol. Suerte con la cosecha.
     
  6. Re: ¿Que necesita menos sol de lo siguiente:tomate,calabacin,pimiento,berenjena,cebo

    Yo sin embargo creo que la cebolla necesita muy poquito sol y que en razón de sus fechas de plantación no compite con las otras plantas

    De todas formas Terrazo te lo ha puesto claro
     
  7. Vitrubio

    Vitrubio

    Mensajes:
    271
    Ubicación:
    Zaragoza
    Re: ¿Que necesita menos sol de lo siguiente:tomate,calabacin,pimiento,berenjena,cebo


    Qué curioso! No tenía ni idea!. Que algunas solanaceas como la patata, su piel verde, pudiera ser tóxica, vale, pero que agrave o produzca enfermedades?

    Por curiosidad podrías decirme que enfermedades agrava, cuáles produce y dónde puedo encontrar más informacion al respecto??

    Porque , la verdad, me he quedado preocupado!

    Muchas gracias por adelantado.
     
  8. didiana

    didiana didi

    Mensajes:
    692
    Ubicación:
    En un lugar de por ahí...
  9. Vitrubio

    Vitrubio

    Mensajes:
    271
    Ubicación:
    Zaragoza
    Re: ¿Que necesita menos sol de lo siguiente:tomate,calabacin,pimiento,berenjena,cebo

    Sí, si eso ya lo sabía y es lo que he mencionado. :5-okey:

    Solo preguntaba por el listado de enfermedades qua agrava esa sustancia y por el listado de enfermedades que produce la solanina.

    No lo había oído nunca!! y por eso mi estrañeza y preocupacion. :sorprendido:

    Gracias.

    Esperare la respuesta de Iosa.
     
  10. Re: ¿Que necesita menos sol de lo siguiente:tomate,calabacin,pimiento,berenjena,cebo

    Vale pues los demás abandonamos el hilo :11risotada: :11risotada: :11risotada:

    IOOOOOOOOOOOOOOOSAAAAAAAAAAAAAAAAA tienes un cliente
     
  11. Re: ¿Que necesita menos sol de lo siguiente:tomate,calabacin,pimiento,berenjena,cebo

    Mas vale uno :meparto: que ninguno, caballoloco. Jejejeje!!!!!

    Este Blog es digno de mención. Para mí esta bien documentado.
    www.nutricionencasa.com ------- Nutricionencasa's Blog

    Algunas de las cosas que pone yo las leía en libros hace muchos años sobre la alimentación. Hace 15 años quise dedicarme a la Nutrición y estudie medicina Higienista y actualmente estudie y practico la macrobiótica desde hace una década, todo lo que pone aquí ya se sabia y se estudiaba hace muchos años atrás, claro esta que por supuesto los nutrologos actuales avalados por la ciencia medica no quieren hacer caso a muchas voces contrarias en el mundo de la alimentación actual, haya ellos, como siempre se rigen mas por intereses económicos que por la sencilla y pura realidad.
    Yo las solanáceas las consumo de vez en cuando, pues genéticamente tengo predisposición a la Artrosis y no me apetece acabar como mi madre y abuela.


    LA CARA OCULTA DE LAS FRUTAS Y LAS VERDURAS.

    Ya es sabido por todos de las buenas propiedades que tienen las frutas y las verduras. Nos dan agua, azúcar, fibra, vitaminas y minerales. Pues bien, aquí llego yo, para contaros su otra cara, su lado más oscuro…Tampoco ahora voy a desprestigiarlas, pero sí voy a poner los puntos sobre las íes, ya que al igual que el pescado o la carne, las frutas y las verduras pueden causarnos intoxicaciones o enfermedades.

    Antes de empezar a ‘triturarlas’, voy a hacer un poco de historia.

    Fue en la época de las exploraciones, en el sXVI donde empezó a surgir una gran variedad. El Viejo Mundo introdujo frutas y verduras del Nuevo Mundo, extrañas y exóticas para aquel momento. Europa ya tenía una gran afición a las especias asiáticas como el jengibre, cardamomo, canela, albaricoque, naranja, melón, limón, berenjena y otras. Aunque nosotros ya disponíamos de un buen surtido, usadas desde antes de cristo, como la cebolla, remolacha, setas, rábano, nabo, zanahoria, aceituna, manzana, sésamo, azafrán, puerro, lechuga… Colón, Magallanes y otros buscaron otra ruta a las Indias y fue cuando al conquistar América trajeron la patata, batata, boniato, calabaza, calabacines, tomates, judías, frijoles, pimientos, aguacate, piña tropical, vainilla… Se convirtieron en ingredientes habituales del Viejo Mundo. El cultivo volvió a recuperar su atención gracias a los huertos y plantaciones de Luis XIV en Versalles.

    Hecha esta pequeña reseña histórica, vamos directamente al grano. Veamos ahora qué sustancias tóxicas pueden llevar estas frutas y verduras:

    - Para mí la más importante en destacar, son los alcaloides, toxinas de sabor amargo. Son conocidos por ser venenosos a dosis altas, y la mayoría altera el metabolismo en dosis bajas: de ahí el atractivo de la cafeína, el teína, la nicotina, el cacao, la morfina, la heroína… Dentro de este grupo, encontramos las solanáceas con más de 2000 especies, plantas estimulantes, venenosas y medicinales: el tabaco, la belladona, las patatas, los tomates, berenjenas y pimientos de todas las clases a excepción de las pimientas blanca y negra.

    - Dentro de las solanáceas, hay un tipo de alcaloide llamado solanina. Su concentración es menor en productos maduros que en los verdes y el almacenamiento con luz y calor puede aumentar el contenido hasta grados tóxicos, especialmente cierto en las patatas almacenadas de modo incorrecto. La solanina no se destruye con la cocción ni con la digestión, por lo que es almacenada en el cuerpo. En cantidades altas es muy tóxica y en cantidades moderadas pueden notarse ciertos problemas.
    -
    - Muchas personas, no saben que son sensibles a la solanina, y sufren trastornos en su estado de salud físico y psíquico, siendo el más visible, la calcificación de tejidos blandos: articulaciones, arterias, riñones y pulmones.

    Patata con Solanina

    El Dr. Hans Selye le llamó el ’síndrome calcifilático’, ya que interviene en la artritis, la artritis reumatoide, arteriosclerosis, la insuficiencia coronaria, la esclerosis cerebral, los cálculos renales, la bronquitis crónica, la osteoporosis, la hipertensión, el lupus eritematoso. Sólo decir, que las personas que suelen comer de manera regular pimientos, tomates, patatas o berenjenas, tendrán dolores musculares, calambres, dolor de huesos, ya que se atribuye a la falta de calcio circulante en sangre, la solanina lo retira. Así que se asegura que una dieta exenta de solanáceas mejoran y a veces se recuperan los problemas articulares. Personalmente, he tenido varios casos que han respondido fenomenal al quitarse las solanáceas. Si no piensas abandonar estas verduras, te recomiendo que, por lo menos, no tomes patatas o tomates verdes y deseches las patatas con brotes.- Hay ciertos alimentos ricos en cianógenos (cianuro de hidrógeno) como la mandioca, los tallos de bambú y las variedades del fríjol de media luna, que se hacen aptos para el consumo si los hervimos sin tapar o si los fermentamos. Las semillas de los cítricos (limones, naranjas) también generan cianuro, hay que desecharlas.

    - El champiñón y otras especies de setas contienen grandes cantidades de hidrazinas que son compuestos que contienen nitrógeno y pueden causar lesiones en el hígado. Por tanto, aunque la mayoría lo hacemos, es mejor tomar setas con moderación.

    - Las legumbres como la soja, las alubias y los frijoles de media luna contienen inhibidores de proteasas y lectinas, unas proteínas que interfieren con la digestión. Las lectinas se fijan en las células intestinales y les impiden absorber nutrientes. Estos inhibidores y las lectinas se inactivan con una cocción prolongada, pero sobreviven en las legumbres crudas o poco cocinadas y causan síntomas similares a los de una intoxicación.

    Regaliz.
    - Hay unas sustancias como la miristicina, que da el sabor a la nuez moscada, siendo el responsable de la intoxicación y las alucinaciones que se sufren cuando se toma en grandes cantidades; la glicirricina, da el sabor dulce a la raíz de regaliz pero induce a una hipertensión arterial; y la cumarina, que da sabor al clavo dulce y a la lavanda pero interfiere en la coagulación de la sangre.

    - Tomar grandes cantidades de brotes de alfalfa, significa tomar un aminoácido tóxico llamado canavanina que se le ha relacionado con el desarrollo de lupus eritematoso. Y la vicina y la convicina de las habas causan la anemia llamada fabismo, porque destruyen los glóbulos rojos de la sangre en personas delicadas.

    - Los conocidos oxalatos son sales del ácido oxálico que se encuentran en las espinacas, acelgas, remolachas, amarantos y ruibardos (sus hojas son tóxicas). Los oxalatos de sodio y potasio son solubles, mientras que los de calcio forman cristales que irritan la boca y el aparato digestivo. Estos últimos se pueden combinar con calcio en el riñón humano, formando dolorosos cálculos renales. En dosis muy altas, el ácido oxálico es corrosivo y puede ser fatal. Se me olvidó mencionar que, los kiwis contienen cristales de oxalato cálcico, que en los purés y zumos pueden hacerse más aparentes y llegar a irritar la boca y la garganta.

    - Los psoralenos se encuentran en el apio y su raíz, en el perejil y en la chirivía. Cuando estos alimentos se les somete a temperaturas próximas a la de congelación, a la luz intensa o a la infección por mohos, dañan el ADN y causan inflamaciones y ampollas en la piel. Se absorben a través de la piel durante el manejo, o si se ingieren, quedando latentes en las células de la piel hasta que se exponen al Sol. Por tanto deben comprarse super frescas y cocinarse o utilizarse rápidamente.

    - Existen otras toxinas procedentes de mohos contaminantes como la patulina en el zumo de manzana, un moho que se da en la fruta estropeada, en los productos agrícolas (pesticidas, herbicidas), o en los contaminantes del suelo y el aire.

    - Los pomelos contienen un precursor de la limonina, y su zumo se vuelve amargo si se daja reposar. Algunos de sus compuestos fenólicos hacen que los medicamentos que ingerimos persistan más tiempo en el cuerpo y pueden causar el equivalente a una sobredosis; por este motivo algunos prospectos de medicinas advierten contra el consumo de pomelos o su zumo junto con el medicamento. Estos mismos compuestos fenólicos se utilizan ahora como ingredientes potenciadores de los medicamentos
    La agricultura masiva e industrial ha hecho que las condiciones de sus instalaciones (retretes, agua para lavarse) y los procesos de empaquetar no sean muy higiénicas siendo el producto contaminado por las personas, los recipientes y la maquinaria.

    Las ensaladas colocadas en las barras de los restaurantes y bares pueden criar bacterias durante horas relacionándose con muchos casos de intoxicación, al igual que las ensaladas que nos vienen cortadas en bolsas. Por tanto, las ensaladas crudas no son recomendables para personas vulnerables a las infecciones. Los zumos de frutas que muchas veces se hacen triturando los frutos enteros (acordaros de las semillas tóxicas) se contaminan fácilmente, por eso casi toda la producción de zumos está pausterizada.

    Debemos lavar concienzudamente todos los productos vegetales, incluyendo frutas cuya piel se vaya a tirar, los cuchillos y nuestras manos. Es eficaz lavar con agua y jabón pero es imposible eliminar todos los microbios de una lechuga u otra verdura cruda, ya que pueden sobrevivir al agua clorada. Una vez se han cortado deben utilizarse al momento o guardarse en el frigorífico. Intentemos al máximo que sean productos orgánicos certificados ‘de verdad’, cultivados en tierras lo más limpias posibles, donde el agua sea buena y sin utilizar ningún compuesto químico.

    Naranja podrida

    No quiero dejar pasar una fruta, que es su ‘momento de venta’, la naranja. Esta fruta daría para un artículo entero. Una fruta con un buen marketing, por el tema de su vitamina C y los resfriados. Si nos adentramos más veremos que, primero es una fruta, un alimento expansivo, es decir para climas tropicales, ya que refresca.

    Si tomamos en pleno invierno zumo de naranja de buena mañana, nos vamos a quedar ‘helaos‘, con un frío interior difícil de sacar. Su relación sodio/potasio y magnesio/potasio está desequilibrada, lo que significa que esta fruta nos va robar calcio, descalcificando nuestros huesos. Así que si empiezas a notar tus uñas escamadas, eczemas en tu cara o en tu cuero cabelludo, mejor deja la naranja porque ya está tomando territorio en tu cuerpo.


    Espero de todo corazón que esta ‘industralización’ no acabe con nosotros, ya que cada día es más difícil encontrar comida en buenas condiciones, sin peligros de ningún tipo, solamente comida que deleite nuestro paladar y calme nuestro estómago generando salud a nuestro cuerpo y también a nuestra mente. Todo está relacionado.

    Sé que somos conscientes de que la alimentación es la causante de nuestra o enfermedad o de nuestra sanación. Por favor, no la dejes de lado, abre tu nevera, comprueba lo que has comprado, dándote cuenta que todo lo que hay dentro es para tí, para tu cuerpo y tu bienestar.

    Como vimos en la primera parte, es mucha información que desmantela a las ‘apreciadas frutas y verduras’. Pero también hay que comentar que mucha culpa de esta cara oculta es nuestra, por cómo tratamos la tierra, cómo las cultivamos, cómo las recolectamos, en definitiva, por culpa de la agricultura masiva e industrial. Así que hoy me centraré básicamente en ésto y en un tubérculo que tomamos en grandes cantidades y muy a menudo, la patata.

    En cuanto se recolecta una verdura, empieza a cambiar, y el cambio casi siempre es a peor, las excepciones son las plantas diseñadas para hibernar. Son más resistentes que los animales pudiendo sobrevivir durante semanas e incluso meses. Pero al arrancarlas de la tierra que las nutre se van consumiendo y acumulan productos de desecho, deteriorándose su sabor y textura. En cambio algunas frutas mejoran después de su recolección, porque siguen madurando.

    El deterioro de frutas y verduras se acelera por la acción de los microbios, que están siempre presentes en su superfície y en el aire. Bacterias, mohos y levaduras atacan los tejidos vegetales. Son atacadas principalmente por bacterias, que crecen más deprisa que otros microbios. Ciertas especies de Erwinia y Pseudomonas causan la conocida ‘podredumbre blanda‘. Las frutas son más ácidas que las verduras y pueden resistir a muchas bacterias, pero son más vulnerables a los ataques de levaduras y mohos (Penicillium, Botrytis). Las frutas y verduras precortadas son cómodas pero muy susceptibles al deterioro y la podredumbre, ya que el corte agota la reserva de nutrientes, provoca endurecimieno, coloración oscura y desarrollo de sabores amargos y astringentes, exponiendo su interior a la infección de microbios.

    Se ha detectado E.Colli en las ensaladas que se venden cortadas y ‘listas para comer’, así como en los brotes de alfalfa y rábano, melones y zumo de manzana; Salmonella en ensaladas de bar, zumo de naranja, melones y tomate. La superfície del melón se puede contaminar con microbios en el campo y causar intoxicaciones si los microbios se introducen en la pulpa al cortar el melón, así que se recomienda lavar bien los melones en agua caliente con jabón antes de prepararlos. Por tanto, mucho cuidado y precaución a la hora de tomar alimentos crudos y sin lavar

    Consejos y modo de almacenamiento:

    - Limpiar los fruteros y los cajones del frigorífico con frecuencia para reducir la población de microbios. La tierra contiene un gran número de microbios, y se debe eliminar de las superficies de las frutas y hortalizas antes de guardarlas.

    - Guardarlas en los cajones de la nevera forrándolos con toallitas o bolsas de papel para retardar el ataque de los microbios ya que las verduras necesitan una atmósfera húmeda para no secarse.

    Ensaladas envasadas, sanas, sanas, sanas...

    - Los empaquetadores comerciales llenan sus bolsas de verduras y frutas con una mezcla de nitrógeno, dióxido de carbono y oxígeno para que las células vegetales sigan funcionando. Hay personas que no sacan los alimentos de las bolsas donde los pesan y ésto hace que aparezca una hormona vegetal, el gas etileno, que acelera la maduración y el envejecimiento. Por eso, los fabricantes ahora, han introducido recipientes con insertos que destruyen el etileno y prolongando la vida de las verduras, pero los insertos contienen permanganato (altamente tóxico).

    - Para dar ‘buena presencia’ a los alimentos, en la planta empaquetadora, además, se los cubre con una capa de cera de subproductos petroquímicos como parafina(hidrocarburos saturados sólidos), ceras de polietileno y aceite mineral. ¡Más tóxicos para el cuerpo!

    - Enfriarlos retarda el crecimiento de microbios, así que una reducción de 5ºC puede casi duplicar la duración de los productos. Las procedentes de climas templados se conservan mucho mejor cerca del punto de congelación, pero las frutas y verduras de regiones más cálidas salen perjudicadas a temperaturas tan bajas. Las pieles del plátano se ponen negras en la nevera, los aguacates oscurecen y dejan de ablandarse, los cítricos desarrollan manchas en la piel...Los alimentos de origen tropical y subtropical se conservan mejor a una temperatura más alta, de 10ºC, y muchas veces es mejor dejarlos a temperatura ambiente que meterlos en la nevera. Esto se aplica a melones, berenjenas, calabazas, tomates, pepinos, pimientos y judías.

    - La congelación detiene el metabolismo de las frutas y verduras y los microbios que las estropean, pero los microbios reviven al calentar los productos. Los productores de alimentos congelados, congelan los alimentos rápidamente a -40ºC para minimizar el tamaño de los cristales de hielo, pero nuestros congeladores no enfrían tanto como los comerciales, y sus temperaturas fluctúan, de manera que durante el almacenamiento se derrite parte del agua, que vuelve a congelarse en cristales más grandes, y la textura del alimento se estropea. Si en casa queremos congelar nuestras verduras, es mejor blanquearlas antes, es decir, sumergir el alimento en agua hirviendo durante un minuto o dos y después sumergirlo rápidamente en agua fría para impedir que se siga cociendo y se ablande. Este método no es efectivo para las frutas.

    Espero que con estos pequeños consejo podamos mantener nuestras frutas y verduras ‘a raya’.

    Solanáceas de todos los colores.

    Quiero seguir ahora con un tema que me fascina que es la familia de las solanáceas, y concretamente de la patata.

    Como ya comente, existen más de 200 especies provenientes de América Central.

    Los exploradores españoles trajeron la Solanum tuberosum procedente de Perú o Colombia en 1570. Era muy resistente, fácil de cultivar y al ser barata eran los pobre los principales ocnumidores. Es el tubérculo que más se consume en todo el mundo y en todas sus formas: hervidas, fritas, al horno…
    Es muy importante un buen almacenamiento en un sitio sin luz y a unos 7-10ºC, ya que a temperaturas más cálidas nacerán brotes o se pudrirán. Ya os comenté que contiene alcaloides tóxicos, de 2 a 15 mg de solanina y chaconina por cada 100 gramos. Con niveles más altos, se nota un amargor, una sensación de quemazón en la garganta, problemas de estómago y neurológicos ( inhiben las colinesterasas, sistemas imprescindibles para la transmisión del impulso nervioso), en incluso la muerte.

    Sus malas condiciones de cultivo y la exposición a la luz triplican los niveles normales de alcaloides. Por tanto si vemos que su piel está verde o tiene brotes nos señala que tiene un contenido de alcaloides altísimo y debemos desechar todas las patatas que tengan estan condiciones, ya que además su nivel nutricional es casi nulo en estas condiciones.

    Además de estas sustancias tóxicas, hay que decir que al ser un tubérculo acuoso lo hace más proclive al desarrollo de bacterias, mohos y levaduras. Su flora habitual contiene esporulados, coryneformes, enterococos, coliformes, mohos y levaduras. Existe un hongo llamado mildiu que ataca a las hojas y al tubérculo de la planta y activa su putrefacción manteniéndose durante el transporte y la conservación. En condiciones buenas de humedad y calor, este hongo se reproduce velozmente pudiendo destruir cosechas enteras, por tanto la agricultura hace tratamientos a base de sales de cobre y tiocarbamatos (herbicidas).

    Quiero recordaros, muy a mi pesar, que hay otras verduras además de la patata que son solanáceas:

    - Tomate: Se ha relacionado en caso de artritis, artrosis o cualquier problema relacionado con los huesos. Personalmente, lo limitaría para los meses estivales y bien cocidito a fuego lento. Botánicamente es considerada una fruta, al igual que la berenjena y el pimiento. Todos los tomates de los supermercados han sido recogidos y embarcados cuando todavía eran verdes. Los rocían con gas etileno para que se pongan rojos, consiguiendo con ésto que se estén convirtiendo en un producto insípido. A la mayoría de los tomates enlatados les añaden sales de calcio (química) para dar firmeza y que los tomates se mantengan intactos.Y mucho cuidado con añadir a la salsa las hojas del tomate, ya que tienen un alcaloide llamado tomatina, potencialmente tóxico.

    - Berenjena: Muy desequilibrada ya que contiene mucho potasio y poco sodio, robando así calcio de nuestros huesos. Es mejor evitar, inevitablemente… Como apunte decir que es la única de la familia de la patata que no procede del Nuevo Mundo, parece que empezó a ser cultivada en India y el sudeste asiático, y los mercaderes árabes la llevaron a España y África en la Edad Media. Al igual que el tomate, la berenjena (frutas tropicales) no se conseva bien en el frigorífico, causando malos olores y pardeamiento (su carne se vuelve de color parda) en unos días.

    - Pimiento: Muy parecida en composición a la berenjena. Bastante nociva para las personas con problemas óseos y musculares. Debe su nombre a Colón por su sabor picante.


    Sé que son muy malas noticias para vosotros los lectores, que disfrutáis de una tostada de pan integral con tomatito y aceitito, que os encantan las patatas al horno con alguna salsita por encima. Pero como siempre digo, debemos encontrar el equilibrio. No nos atiborremos diariamente de estos alimentos, deleitémonos con pequeñas cantidades y en momentos especiales. A mí, las solanáceas me recuerdan a la Homeopatía (Método curativo que aplica, en dosis mínimas, substancias que en cantidad mayor producirían efectos o afecciones semejantes a las que se combaten). Me explico, en pequeñas cantidades curan pero en grandes cantidades te envenenan.

    Disfrutemos de la calidad de las cosas, de los alimentos, de los amigos, no de la cantidad. Mucho es menos. Menos es más.

    No juegues con la comida, que no jueguen con nosotros. Hoy es un día gris y lluvioso en mi ciudad pero siento que hay esperanza, que saldrá el sol. Pues así siento que puede ocurrir con nuestro ’sistema alimentario’ si todos ponemos algo de nuestra parte, como por ejemplo, empezando a comprar verduras y frutas a una cooperativa o a algún agricultor de confianza. No le des más apoyo a la industria alimentaria, revélate y que no jueguen con nuestra salud! ¡Leche!

    Salud y Buenos Alimentos
    yodisasi
     
  12. Re: ¿Que necesita menos sol de lo siguiente:tomate,calabacin,pimiento,berenjena,cebo

    Olé tus huevos Iosa un abrazo
     
  13. didiana

    didiana didi

    Mensajes:
    692
    Ubicación:
    En un lugar de por ahí...
    Re: ¿Que necesita menos sol de lo siguiente:tomate,calabacin,pimiento,berenjena,cebo

    Genial pa no saber cuando se siembran los calabacines :meparto: :meparto: :meparto: :meparto:
     
  14. Re: ¿Que necesita menos sol de lo siguiente:tomate,calabacin,pimiento,berenjena,cebo

    Didiana, unos calabacines rellenos son delicia de dioses, como no vas a plantar calabacines?, jejeje!!!

    Caballoloco, como siempre esta vida es una contradicción y un claro-oscuro.
    Todo lo bueno, mata, engorda, enferma o es ilegal.
     
  15. didiana

    didiana didi

    Mensajes:
    692
    Ubicación:
    En un lugar de por ahí...
    Re: ¿Que necesita menos sol de lo siguiente:tomate,calabacin,pimiento,berenjena,cebo

    Yo sí ¿y tú? ¿ya sabes cuando?.... jejejejeje....
     
Cargando...