Agrimonia (Agrimonia eupatoria): propiedades medicinales

Tema en 'Varias plantas medicinales' comenzado por Fernando Macé, 25/3/11.

  1. Fernando Macé

    Fernando Macé oriental

    Mensajes:
    78.138
    Ubicación:
    Montevideo, Uruguay
    AGRIMONIA

    [​IMG]

    CIENTIFICO: Agrimonia eupatoria

    OTROS NOMBRES: Agrimonia, agripalma, agrimoña, hierba de San Guillermo, agrimònia, agrimoni, serverola.

    Agrimonia eupatoria L., también se la conoce en España como hierba de San Guillermo, donde es muy común, habita en terrenos arcillosos, en lugares soleados junto a cultivos, setos o pendientes y árboles como encinas o robles.

    Es una planta herbácea perenne de la familia de las Rosáceas, tiene un pequeño rizoma, es vellosa, de tallo erecto, hojas compuestas de tres a seis pares, y flores amarillas de cinco pétalos agrupadas en largas espigas. Mide de 2 a 10 dm y puede autopolinizarse.

    [​IMG]

    MEDICINAL:

    La Agrimonia debe su nombre al rey Mitrídates Eupator, estudioso de las plantas medicinales y descubridor de sus propiedades. Antiguamente, esta planta tenía aplicación en la conservación de pieles y también como clarificador del vino tinto. De su corteza, tallos y raíces se extraía el tanino y aceite esencial del que se fabricaba una tintura azulada.

    Las propiedades de estimulación de la actividad hepática ya se conocía en tiempos de Dioscórides, por ello era utilizada ampliamente en el tratamiento de las enfermedades del hígado.

    También era muy utilizaba contra las inflamaciones e hinchazones, mediante compresas aplastando la planta fresca; al ser astringente permitía que se formara una delgada capa coagulante sobre las heridas.

    Sus principios activos contienen taninos, jugos amargos, aceite esencial y otros componentes. Además de astringente, tiene propiedades antibióticas y antiinflamatorias.

    Una infusión es un vulnerario renombrado; se emplea en uso externo como gargarismo contra las inflamaciones de la garganta y de la boca. Para uso interno se recomienda la infusión para ictericias, gota, diabetes y enfermedades del hígado. El gusto es astringente, aromático y algo amargo.

    LÍQUIDO DE AGRIMONIA PARA LAVADO DE ÚLCERAS

    A un litro de vino tinto se le añade un buen puñado de hojas secas de agrimonia, dejando hervir unos cinco minutos. Dejar reposar y enfriar. Lavar con el líquido resultante las úlceras, llagas y varices. Si se realiza una decocción en agua se le puede utilizar como aditivo al agua del baño. La misma decocción es válida para aplicar como apósito sobre erupciones dérmicas.

    GARGARISMOS DE AGRIMONIA PARA PREVENCIÓN DE AFECCIONES DE BOCA Y GARGANTA

    Hervir en un litro de agua un puñado de hojas secas de agrimonia, dejando que se vaya evaporando el agua para conseguir un líquido bien concentrado. Endulzar con miel y realizar gargarismos para prevenir afecciones de boca y garganta. Da buenos resultados en el tratamiento de faringitis crónicas.

    MAGICA:

    Favorece el 'sacar al exterior' los sentimientos porque actúa desbloqueando las emociones, dejándolas fluir de modo que proporciona un estado de paz y equilibrio. Hay que tener en cuenta que, antes de llegar a este estado de paz y equilibrio, la toma de AGRIMONIA puede provocar depresión a quien la tome porque este remedio nos desvela los problemas que se agitan en nosotros y normalmente se esconden detrás de un estado de ansiedad.

    Descripción de Bach:

    "Para personas joviales, alegres y bromistas que aman la paz y se angustian con las discusiones o disputas, llegando a renunciar a muchas cosas con tal de evitarlas. Generalmente se sienten atormentados y angustiados y preocupados por sus problemas, tanto física como mentalmente y lo ocultan tras sus chistes y bromas por lo que son muy apreciados en sus círculos de amistades.

    Con frecuencia tienden a excesos con el alcohol y las drogas que les estimula a sobrellevar sus problemas con alegría." (Edward Bach. Los doce curadores y otros remedios) : http://www.alkimiaesenciasflorales.com/cursos/mod/forum/discuss.php?d=82

    Número 1 de las Flores de Bach - Agrimonia es el remedio de las Flores de Bach para gente que esconde preocupaciones o emociones tortuosas, problemas graves y angustia inconsciente detrás de un rostro que denota alegría. No les gusta las discusiones o enfrentamientos y busca la armonía.

    Tendencia a las adicciones, tabaco, drogas, alcohol, juego, trabajo, asumir riesgos, comida y compras, como dispositivo de escape a su tormento mental. Necesita ser aceptado. Toma la enfermedad a broma.

    FUENTE: http://terranostra-terranostra.blogspot.com/
     
  2. Malee

    Malee MARISA

    Mensajes:
    14.794
    Ubicación:
    Ibiza, Islas Baleares (España)
    Agrimonia, un antiinflamatorio natural

    [​IMG]

    [​IMG]

    Resulta eficaz contra la diarrea y alivia la irritación de garganta y la conjuntivitis

    Desde finales de primavera y durante el verano es fácil encontrar en los linderos de bosques y en los prados de casi toda Europa esta esbelta planta, la agrimonia (Agrimonia eupatoria).Recibe su nombre de argemone, que es la voz con la que los griegos antiguos designaban a las hierbas que podían sanar los ojos, mientras que «eupatorio» alude al rey Eupator, de quien se decía que poseía grandes conocimientos en medicina herbaria.

    La agrimonia es una planta de hasta un metro de alto, recubierta de pilosidad patente, con las hojas partidas en segmentos dentados y flores amarillas, reunidas en espigas finas. Con fines medicinales se cosechan las flores y las hojas.

    Como otras plantas de su familia, las rosáceas, destaca por la abundancia de taninos que contiene, lo que explica su cualidad de planta astringente. Contiene también un aceite esencial, ácidos ursólico y ascórbico, y alcaloides.

    Su principal uso es como remedio natural para mediar en diarreas, producidas por un cambio de aguas, una intoxicación alimentaria o una infección bacteriana, pero también para aliviar los trastornos hepatobiliares como la ictericia y la inflamación hepática.

    Una excelente fórmula antidiarreica es la que combina agrimonia con otras dos plantas muy idóneas para este fin: la salicaria y el rosal silvestre (los frutos o escaramujos). Se disponen cuatro cucharadas de la mezcla a partes iguales por un litro de agua, se deja hervir unos dos minutos, se mantiene en reposo otros diez y se cuela. Se trata de beber la infusión cada dos o tres horas hasta que se vea que la diarrea ha remitido.

    Alivio para las alergias

    Como planta antiinflamatoria y astringente, se ha demostrado muy útil para rebajar la inflamación de las mucosas respiratorias en dolencias tan frecuentes como la amigdalitis, la faringitis y la laringitis. Para aliviar la irritación de garganta puede probarse un enjuague elaborado a base de agrimonia, hojas de nogal y menta. Se aplica en gargarismos hasta cinco veces al día, añadiéndole si se desea una pizca de bicarbonato sódico.

    También es efectiva en caso de alergia primaveral con rinitis y conjuntivitis, en procesos gripales y asma bronquial. Por vía externa se aplica para tratar los ojos irritados, la inflamación del contorno de los ojos y los párpados, sobre dermatitis, heridas leves, llagas bucales y úlceras de la piel.

    Remedio para mejorar la afonía y recuperar la voz

    Se recomienda como una buena ayuda natural para cantantes, oradores o profesores afectados de pérdida de voz. Los expertos proponen una fórmula que combina la agrimonia con erísimo –conocido también como hierba de los cantores–, llantén y malvavisco, a partes iguales. Cuatro cucharadas de la mezcla por litro de agua. Se hierve durante unos cinco minutos y se deja que repose otros diez. Se cuela y se bebe la infusión durante el día, recalentada si se han enfriado.

    Contraindicación:

    Se han descrito reacciones adversas en forma de irritación de la piel por contacto con la planta fresca tras haber existido una exposición al sol, sobre todo si la piel estaba húmeda.

    Presentación:

    Planta seca para infusión, en tintura, extracto líquido y extracto nebulizado. También se encuentra la decocción para aplicar por vía tópica en lavados, colirios, colutorios, para empapar compresas o bien en inhalaciones.