Ficha de ortiga (Urtica dioica): usos culinarios, varios y propiedades medicinales

Tema en 'Ortiga' comenzado por Betina2010, 30/4/12.

  1. Betina2010

    Betina2010 Marta

    Ortiga (Urtica dioica L.)

    [​IMG]

    Familia: Urticaceae

    Origen: Europa, Asia, África del Norte

    Características: Es una planta arbustiva perenne, dioica, de aspecto tosco y que puede alcanzar hasta 1,5 m de altura, con pelos urticantes que producen irritación en la piel. El fruto es un aquenio de hasta casi 1 mm. de color pardo verdoso.

    Hojas: Las hojas son de figura ovalada, rugosas, aserradas, puntiagudas, con bordes aserrados, de color verde oscuro; el envés es híspido. Se encuentran opuestas y también están provistas, al igual que el tallo de los pelos que la caracterizan.

    Flores: Se reúnen en racimos axilares, ramificados, de 2-10 cm. muy pubescentes y también con pelos urticantes.

    Época de floración: Primavera-verano.

    Destino: Se adapta a distintos sitios.

    Adaptación: Buena.

    Suelos: De moderadamente secos a húmedos.

    Luminosidad: Poca, está mejor en penumbra.

    Resistencia al frío: No posee. Desaparece en invierno.

    Humedad del ambiente: La favorece el ambiente húmedo.

    Riego: Escaso.

    Abonos: No necesita.

    Causas parasitarias: No posee en general.

    Propagación: Por semillas

    Cuidados: No requiere.

    -----------
    Para complementar con sus propiedades medicinales, les dejo el enlace:
    http://www.terranostra-terranostra.blogspot.com.ar/search/label/Ortiga
     
  2. Betina2010

    Betina2010 Marta

    Re: URUGUAY NATURAL/INTERNACIONAL - CHACRA LXVI: JARDIN - HUERTA - AMIGOS Y MUCHO MAS

    Ortiga (Urtica dioica)

    [​IMG]

    NOMBRE CIENTIFICO: Urtica dioica

    Ortiga es el nombre común de las plantas del género Urtica de la familia de las Urticaceae todas ellas caracterizadas por tener pelos que liberan una substancia ácida que produce escozor. Antiguamente se conocía también como "la hierba de los ciegos", pues hasta éstos la reconocen con sólo rozarla. Es una de las plantas que más aplicaciones medicinales posee.

    Las ortigas tienen uso como una fibra textil y como alimento ya que una vez cocidas pierden el poder urticante y tienen un gusto agradable. Se comen como una verdura, en sopa en tortilla, pizza, etc. Se prefieren los brotes tiernos y se deben de coger con guantes.

    Popularmente las friegas con plantas de ortigas se consideran un remedio contra la artrosis o los dolores musculares como la torticolis.

    En la medicina científica también se ha comprobado una cierta acción de los preparados de ortiga contra la artritis.

    En agricultura ecológica una decocción de ortigas se emplea como abono nitrogenado y como insecticida (SIMBOLO P=PURINA)

    De manera casera la ortiga también se usa como insecticida para combatir las plagas de pulgón que pueden infectar las macetas de nuestras terrazas.

    La ortiga como comestible

    Es mejor recolectar los brotes tiernos y las hojas, y desechar los tallos más duros. Las propiedades urticantes desaparecen con la cocción o 12 horas después de recolectada. La forma más sencilla de prepararlas en el campo es, después de lavarlas con unos guantes, hervirlas entre 10 y 15 minutos. Luego aliñadlas con aceite y sal si disponéis de ello. También podéis prepararlas en tortilla, sopas, puré o cualquier otro plato que salga de vuestra imaginación.

    M. Pahlow recomienda las hojas de ortiga junto con diente de León y celidonea menor como una buena ensalada de primavera.

    Las virtudes de la ortiga como alimento superan probablemente a las de las espinacas, ya que, al contrario que estas, la ortiga no contiene oxalato sódico. Sin embargo sí aporta otros beneficiosos elementos como el hierro o el silicio. Además, contiene una importante cantidad de proteínas: de 6 a 8gr por cada 100gr de planta fresca y de 30 a 35gr si está seca; y vitaminas A, C y K.

    LA ORTIGA MEDICINAL:

    Estimulante del aparato digestivo y antidiarréica: Protege al hígado y ayuda a su recuperación en caso de enfermedad hepática. Favorece la función biliar. Los ácidos cafeico, linoleico y oleico intervienen en su poder hepato-protector. Aumenta las secreciones y favorece los movimientos peristálticos, por lo que contribuye a favorecer la digestión, ayudando al estómago, y a la eliminación de las heces del intestino, por lo que se puede considerar como un laxante suave (infusión de dos cucharadas de hojas secas por litro de agua.

    Hemostática: Detiene las hemorragias y previene el flujo descontrolado de la sangre. Muy adecuada para tratar las hemorragias nasales, la hemofilia y los trastornos de la menopausia (zumo de la planta fresca, obtenido machacando la planta y tamizando la pulpa).

    Anti-arteriosclerótica: Su riqueza en clorofila le confiere propiedades circulatorias en el tratamiento de la arteriosclerosis y en la mejora de la circulación sanguínea.

    Antidiabética: Rebaja el nivel de azúcar en la sangre y previene o ayuda a combatir la diabetes (hervir un puñado de ortiga en agua y tomar 3 veces al día).

    Antianémica: Por su alto contenido en hierro se hace ideal en la curación de la anemia. Se puede utilizar como una verdura más, para realizar caldos vegetales.

    Galactógena: Incrementa el caudal de leche en las lactantes.

    Anti-prostática: Las infusiones de hojas de ortiga seca son un diurético muy importante, los esteroides del extracto de la raíz actúan directamente sobre la hipertrofia prostática benigna al aumentar la cantidad de micción diaria, relajar la vejiga urinaria e inhibir el crecimiento de esta glándula.

    Alzheimer: Favorece la formación de estrógenos que mejoran el estado mental de los enfermos de alzheimer. La ingestión de estas hierbas en forma de verdura puede beneficiar el comportamiento y reducir los episodios depresivos de estos enfermos.

    Diurético: Favorece la eliminación de líquido en el cuerpo, por lo que resulta interesante no solamente en caso de obesidad, sino también en aquel conjunto de dolencias que mejoran con la eliminación de agua y la consiguiente eliminación de toxinas y especialmente el ácido úrico; enfermedades circulatorias, hepáticas, piedras en el riñón, gota, artritis, artrosis, reumatismo, etc.

    Impotencia: Aumenta la potencia sexual, siendo muy útil en los casos de impotencia (decocción de 15 gramos de raíz fresca por litro de agua, beber 3 tazas diarias).

    Alimentario: Las ortigas pueden constituir un alimento excelente, cuando se preparan como una verdura más o en combinación con otras verduras y hortalizas, como las espinacas o las patatas. Para ello se deben recoger y dejar reposar durante medio día. Luego, al guisarlas, ya no pican, al eliminarse el ácido fórmico que contenían cuando estaban frescas. Son muy ricas cuando las hervimos o las comemos en tortilla y aportan todas las propiedades medicinales vistas anteriormente.

    Cosmético: Son muy beneficiosas para el cuidado de la piel, proporcionando a esta una fina textura, al eliminar imperfecciones, como granos, eczemas, herpes, acné, etc. (verter un puñado de ortigas secas en el agua del baño). Otros tratamientos internos pueden acarrear la misma finalidad: decocción de un puñado de ortigas por litro de agua, dos o tres tazas diarias. Comer las ortigas en verdura, hervidas junto a espinacas. Tomar la cantidad que se desee. Zumo de ortigas.

    Tratamiento capilar: Se ha probado su efecto regenerador del cuero cabelludo, así como su capacidad para combatir la caspa, seborrea y otras alteraciones relacionadas con la caída del cabello (maceración de 100 g de ortiga y romero secos en 1 litro de anís durante 15 días. Hacer fricciones sobre el cuero cabelludo por la mañana y antes de irse a dormir).

    Ciática: La realización de un baño en donde se ha añadido un litro de infusión de ortiga relaja el nervio ciático y disminuye el dolor.

    ----------------
    Extraído de: www.terranostra-terranostra.blogspot.com.ar