Ficha de tila de salón (Sparmannia africana)

Tema en 'Tilo de salón (Sparmannia africana)' comenzado por Malee, 20/5/13.

  1. Malee

    Malee MARISA

    Mensajes:
    14.794
    Ubicación:
    Ibiza, Islas Baleares (España)
    Tila de salón o tilo de salón (Sparmannia africana)

    sparmannia_africana.jpg

    Sparmannia%20africana.jpg

    Pertenece a la familia de las tiliáceas y es originaria de Sudáfrica y Madagascar.

    Descripción de la planta:
    la Sparmannia africana es una planta ramificada desde la base que alcanza de 120 a 150 cm de altura. Sus hojas son verdes, cordiformes, grandes y pubescentes, desarrolladas en el extremo de un largo peciolo. Las flores emergen en racimos sobre el follaje. Son blancas con el centro amarillo purpúreo, florecen a finales de invierno y a principios de primavera.

    Cultivo y cuidados de la planta Sparmannia africana
    • Ubicación y temperatura: le gusta el sol directo, y prefiere las temperaturas frescas de 15 a 16 ºC en verano y no más de 10 ºC en invierno.

    • Riego: el riego debe ser muy frecuente en verano y reducido en invierno.

    • Trasplante: en marzo-abril, en un mantillo suelto y rico. Los cambios de maceta conviene hacerlos en la misma época de la poda.

    • Abono: semanal desde la primavera hasta el otoño.

    • Multiplicación: En primavera y verano mediante esquejes semi-leñosos. Corta esquejes terminales, ponlos en una mezcla de arena y turba y en cuanto echen raíces, trasplántalos a macetas pequeñas.

    • Poda: en primavera, se suprimen 2/3 de los brotes del año anterior. Vuelve a podar en verano para obtener los esquejes.

    • Parásitos y enfermedades: puede padecer ataques de araña roja y cochinilla.
    Problemas de la Sparmannia africana y soluciones

    Si las hojas se marchitan y se retarda el crecimiento: el problema es la falta de agua. Riégala abundantemente, sobre todo en los periodos calurosos y secos.

    Si las hojas amarillean y se cubren de manchas pardas: es debido al exceso de sol. No expongas la planta directamente al sol.

    Si las hojas internas amarillean y luego caen: por falta de luz o por la caída natural de las hojas viejas.