Historia o cuento para inculcar a los niños el amor a las palmeras

Tema en 'Varios temas sobre palmeras' comenzado por Efrain Oroz, 24/5/14.

  1. Corría el año 1995 y surgieron estos párrafos de mí siempre alocada cabeza, lo escribí para no poder olvidarla; si bien recuerdo que el estímulo fue la compra de mi primera palma allá en octubre de ese mismo año, algunas conductas “extrañas” que yo adopte cuando fui muy niño…y el terremoto de Yungay en el centro del Perú ocurrido en el año 1970,el trasfondo es elemental, muy simple como debía de ser, ahora mismo mi intención es matizar un poquitín el Foro de la Palmeras ya que a veces se torna un tanto “tedioso” al expresarnos con infinidad de terminología, ciencia que en muchos casos no nos permite darnos cuenta que todo funciona así de fácil, así de simple, deseo compartir con sumo cariño esta micro-historia, hoy 25 de mayo del 2014-“Dia Internacional de las Palmeras”- espero les agrade, no les canse, no les quite tiempo y les sea de alguna utilidad.

    ¿Es muy cierto que existen bastantes contradicciones al referirme de un ser vivo/vegetal que a su vez resulta ser muy racional, conocedor de muchas terminologías sin haberlas indagado o estudiado con anticipación pero el condimento de la historia es que dicho ser vivo no conoce su mismo nombre ni lo que es en sí y tendrá que pasar un largo camino para llegar a conocerse en toda su plenitud, es esa su meta, será algo que en un momento nos tocó vivir, ya que nosotros mismos no fuimos capaces de pedir el nombre que ¿hubiéramos querido tener? Tenemos que vivir muchas experiencias para darnos cuenta cuanto merecemos recibir de la vida o no, todo depende de cada uno.

    Mucha fantasía, nada de ciencia pero que invita a soñar un poco y despertar ese espíritu ecológico tan escondido en muchísimos seres humanos, y seguro que algunos despertaran sus más bellos recuerdos de la niñez ya que aparte de tratar con niños esto es un cuento en si al cual quise ponerle como nombre: INSIGNIFICANTE HISTORIA…Algo fantasioso, algo real??? todo esto en homenaje a mis señoras gladiadoras, las palmeras…puede incluirse dentro del Off Topic. (Posee pequeñas modificaciones para su mejor comprensión)

    Esta empieza más o menos así:

    Primero…soy un cuerpo que ocupa un pequeño lugar en el espacio, al caer en tierra húmeda o seca de terreno tórrido, comienzo a abrazar mi terreno y me afianzo a él, sin mayores preámbulos, al cabo de un tiempo ya soy una pequeña escarpia que mi único cotiledón, la generosa tierra y clima ayudaron a desarrollar. Pues aquí comienzo a emprender mi carrera que muchas generaciones tendrán la ocasión de observar…¿Quién soy? ¿Qué soy? ¿Qué es lo que tengo que hacer? ¿Para qué fui creada por Dios o por la naturaleza?

    Supongo que un ser superior me creo pero yo me fui ayudando más a vivir en casi todo lugar, porque estoy segura que tu también me conoces, desde muy niño ya tenías idea de cómo soy, donde estoy y que puedo ofrecerte pero ahora yo misma no sé realmente como debo de ser tan solo obedezco a lo que mi corazón palpitante que es mi cofia ya estirándose cada vez más adentro me dicta instintivamente que es el deseo de vivir, veo…siento el sol nacer y con ella misma siento que otra lacinia salió en mi cuerpo y aun así no sé que soy ni de “quien” soy tan solo presiento que no debo de ser la única en el mundo, quisiera ver el mundo pero no puedo, apenas oigo lo que sucede en mi exterior y a veces siento miedo pero también siento tranquilidad y calor ya que los rayos solares caen sobre mis pequeñas hojas que día a día luchan.

    Cuando nací, un niño estaba naciendo también mas no se con precisión donde es que estoy desarrollando y creo que si me encontrara en un lugar sombrío tendría que esperar un poco más para poder encontrarme con el sol tan solo a una hora determinada más el tiempo haría que esas horas vayan reduciéndose y tener los rayos casi todo el día, de pronto siento algo de frio, no creo estar bien adaptada aun tal vezdebí quedarme más tiempo dentro de la tierra en eso comienza una pequeña y finísima llovizna…Oh que horror me estoy ahogando!!! como corre a torrentes el agua por debajo de mis pies y también siento que se desliza suavemente por mis pequeñas hojas, no sé porque pero siento tener la forma de una copa o un embudo quizás sea porque el agua se desliza mayormente hacia donde se halla mi corazón pero quizás solo se trate de un simple sentimiento y nada más ya que no puedo conocerme con exactitud, Oooooh si algún día podría verme, ese sería mi mayor anhelo en eso siento una voz interior que me dice: ¡oye!...¡óyeme tu que estás ahí! me esfuerzo por preguntarle ¿yo?¿me hablas a mí? me contesta decididamente; si tú, la virtud que recibirás a cambio de no poder ver tu silueta será elevarte lo más alto posible y si llegas a rozar las nubes quizás puedas divisar tu silueta, solo te pido que crezcas más que las demás, no sé cuánto pero crece, es este tu reto, con paciencia, esfuerzo y valor podrás lograrlo, no te puedo decir cuánto tiempo ni hasta que edad tendrás que crecer tan solo imagina que ya estas cerca del cielo ya que tus ojos nada verán, ahora lo único que debes pensar es en desarrollar y desarrollar lo suficiente, recrear la vista de los demás, dar fruto al hambriento, dar sombra, abrigo y adornar los jardines, recuerda la copa ya la tienes…en tu copa esta tu propia victoria!!! entoncescumple con lo que te dije, la lluvia y el calor serán tus únicos aliados para la obtención de tu meta ya que la otra parte la pones tú, recuerda que tú eres tú y nadie más, ¡buena suerte y adiós!

    En ese instante sentí que mi cuerpo se enfrió y luego un profundo relax y pensé que si alguien estaba a mi alrededor tampoco me podría ver ni oír, solo yo vivo sola, hablando conmigo misma sin nadie que se percate siquiera de ello y pensé en cuanto tiempo tendría que estar en ese lugar ¿tal vez 50 años? no, no eso es muchísimo ¿quizás 40? no se y ni siquiera sé en qué lugar me encuentro, ¿una vía, un jardín, un parque?de pronto oigo voces en el exterior parecen de seres superiores a mí, pero lo que más pude percibir fue la voz que parecía de un ser tierno que preguntaba: mira mami ¿que se llama eso? ahí es cuando mi ser se estremeció creyendo que mi cuerpo se trataba de algo horrible o negativo que desarrollaba en un mundo extraño, tuve miedo de recibir algún golpe de desprecio y oí por primera vez en mi existencia que aquel buen ser con voz amorosa respondió:

    Ah, esa es una PALMERA, parece tener tu edad o tal vez todavía menos y el ser tierno pregunto ¿cuantos años tengo yo? ella respondió, tú tienes 4 años…mami ¿y cuantos años viven las personas? dependiendo mi vida más o menos 60, 70 u 80 años, algunos llegan a vivir 100 años o más aunque son muy pocos, por ejemplo tu abuelito tiene 84 años, tú eres aún muy niño y el pequeño respondió aaaaaaah entiendo y yo sentí que el niño se acercó a mí, yo me asuste, quise saltar y gritar y no pude decir nada ni moverme para ningún lugar, quizás quise decirle ¡cuidado, me vas a dañar! y sentí entre mis hojas que algo me acariciaba con mucha delicadeza, me invadió una gran emoción que tuve ganas de llorar, pero nosotras no podemos ni sabemos llorar porque aunque estuviera llorando parece que ni siquiera estuviera triste menos llorando al menos eso creo yo, la primera caricia la sentí como un pequeño dolor por la excesiva delicadeza de mis hojas que eran casi intocables, pues fue el primer contacto con el exterior que tuve, este sentimiento de a poco se transformó en algo muy parecido al amor que seguramente por ello también existo, no sé como pero quise compensar aquello que hizo aquel niño, pero no pude, hasta hoy había sido lo más bello que pude experimentar, ese gesto me dieron más fuerzas de vivir, sabía que hacia un fuerte calor y el sol me abrazaba lo más que podía pero dentro mío “yo estaba llorando” tal vez de felicidad o de pura emoción y de pronto comprendí que cada vez que recibía amor de alguien crecía considerablemente y eso es lo que me propuse hacer ya que luego de este incidente sentí que había crecido algo, no sé cuánto pero sí que crecí, el sol se empezó a esconder porque empezó a hacer algo de frio y pronto llego la noche, yo no sé dormir ni siquiera descansar, todo el tiempo estoy entregada a desarrollar y poder cumplir mi misión que es llegar lo más alto posible, en eso pude recordar que me conocían con el nombre de pa…pal…paaaaal-mee PALMERA ¿qué será una palmera? pero oh no si lo que dijo es algo horrendo preferiría la muerte, también dijo que soy menor que ese niño y que él tiene 4 años, tal vez el viva 100 años ¿acaso yo viviré más que él? no puede ser yo creía que viviría 40 o 50 años como máximo ¿tanto tiempo tendré que vivir así en la oscuridad? ¿qué puedo hacer? no puedo siquiera renunciar a vivir ya que no hay forma que me deje llevar por la muerte además que alguien me ordeno una misión que cumplir y sea cual fuere lo cumpliré ¡Fuerza palmera! a vivir y a crecer se ha dicho aunque tenga que estar aquí para toda mi vida.

    Así fueron pasando día tras día y la palmera crecía con suma lentitud pero también con mucha seguridad, a un principio creí estar sola pero sospecho que tengo compañía que no las veo ni tampoco me ven, pero ¿qué pasaría si por debajo de la tierra nos diéramos la mano, ahí sí tendría la seguridad que no soy la única, que alguien está conmigo…mi cofia creció tanto que tuve la sensación de rozar las aguas subterráneas, será como 5 o 6 años que estoy aquí y nada, nada me da resultado y sin más creo haber crecido lo suficiente como para rozar el cielo ¿o no?

    Fue una mañana en que nuevamente oí los gritos de unos niños y de pronto ¡PUM! OOOOH QUE DOLOR!!!parece que recibí un golpe que cayó en el centro de mi supuesta copa y luego me dije para mi misma oh que pena lo que haya sido no podrán rescatarlo, ya que estoy cerca del cielo, ni la escalera más grande podrá alcanzar aquello que cayó en mi interior, un niño ordena a gritos ¡Anda Juanito sácala! y yo sorprendida ¿cómo? uno decía no puedo y otro agrego ¿cómo no vas a poder …si apenas me lleva por media cabeza, retiraron el objeto sin ningún problema y se alejaron pateándolo por todo lugar, yo sentí que ya no podía mas, 6 años aquí sin ver nada, es desesperante!!!

    es como estar en una cárcel encerrado y exigiendo libertad, intente escapar de esta realidad sin oír nada por muy buen tiempo y me di cuenta que resultaba inútil, no servía de nada esperar el momento, ese momento tan ansiado por mí y descubrí que cuanto menos podía disfrutar de sonidos agradables que me ayudaban a crecer algo más, sonidos melodiosos que se acentuaban sobre todo antes que el sol se asomara, luego de tantas sensaciones agradables y a veces desagradables e impacientes sentía que mis varios brazos explotaban de mi interior hacia el infinito, sentía de a poco como mi tallo iba aumentando en altura y grosor, fue en ese instante que aprendí a no precipitarme mucho, aprendí lo que es esperar en toda su magnitud así faltase demasiado tiempo para envejecer es como llegue a una conclusión y me dije, esperare aunque tenga que quedarme toda la vida aquí y sé que no estaba cumpliendo dicha orden, me estaba olvidando que tenía la misión de recrear los ojos, ser fuera de lo común, adornar y alegrar cualquier lugar desolado, servir de paraguas en los días de lluvia y de sombrilla en los soleados porque a decir verdad días de sol y de lluvia es que “tengo que soportar”
    Dias de sol que me sofocan pero me ayudan a desarrollarme más y días de frio que me estremecen y no sédónde buscar abrigo un lugar que me proteja de fuertísimos vientos y tempestades al final voy sintiendo que mi cuerpo va adaptándose más e incluso pareciera que ya adquirió un sistema de defensa propia y presiento una vez más lo mucho que me faltaría por vivir y me reafirmo en mi decisión y me auto aliento:

    de hoy en adelante prometo no ser impaciente y soportar toda angustia que viene de mi interior y que a veces recibo también del exterior, creo que recién estoy empezando a crecer al momento que entiendo que debo de vivir como se me destino, lo acepto y pensar que en un inicio creía que ya había acabado todo y que pronto conocería mi forma a su vez supuse ¿no sería mejor vivir muchísimo tiempo antes que verme morir lo más pronto?

    Y opte por lo primero, lo inmediato es ofrecer todo lo que pueda a los que me rodean y al final cosechare lo que haya podido sembrar al fin y al cabo el hecho de rozar el cielo significaría casi el final de mis días y es lo que menos deseo, bien parece que el sol ya se escondió y se va haciendo tarde ya que va tornándose silencioso pero lo que ¡AY! parece que mis brazos están siendo quebrados, oh no me quieren matar, nooooooo! no pueden ni siquiera oírme, noooooooo, que dolor, oh noooo ¡que torpeza! ¿qué es lo que hicieron?

    Tan solo oí que decían: que duras y fibrosas hojas, servirán como buen combustible…además que tendremos más espacio y de paso ayudamos a que la palmera tenga más tallo y otra voz respondió también pueden servirnos de ramos mira que ya se acerca el Domingo de Ramos, luego de sentir dolor por varias partes yo replicaba al menos no se cargaron todo mi cuerpo, ufff al menos estoy salva y así poder cumplir mi misión y de esta nueva forma es como seguía creciendo aunque sentía mucho dolor, como duele crecer, bueno si eso contribuye en mi desarrollo pueden llevárselas aunque tenga que dolerme demasiado, se llevaron muchos brazos míos, me siento diferente vacía pero a la vez liviana, con mucho dolor y algo más desabrigadapero sé que pronto me acostumbraría a vivir luego de esta agresión, lo bueno de todo es estar viva, de día en día voy aprendiendo muchas cosas y sé que tengo que pasar muchísimas cosas más.

    Un día al amanecer muy temprano sentí que el terreno seco donde estaba estaba siendo aflojado, y el oxígeno llegaba a mis pies con una frescura única y oi que decían estas palmeras ¿cuánto tiempo todavía estarán aquí? otro respondía no tengo la menor idea, debe ser mucho pero si que son muy bonitas, la forma de sus hojas que parecen plumas de aves, oyendo esto me decía esta claro que no soy la única pero ¿qué es un ave? que podrá ser, solo sentía que tenía brazos con una especie de cabellos seguidas unas de otras, al menos ya tengo la idea de que vivo mucho tiempo aunque no se con exactitud, calculo que tendré entre 10 y 15 años, fue uno de esos tantos días que pude sentir que alguien me regaba pero “en secreto” lo sentí así porque creo que no se hacía notar con nadie, supuse que me estimaba un montón ya que lo hacía por mucho tiempo y hasta me llevaba una especie de alimento que tanto me gustaba y a su vez tanto bien me hacía, amigo no sabes cuánto te agradezco por ese gran amor que sientes por mi mas yo no puedo expresártelo en palabras, solo mi belleza te dirá lo mucho que estoy agradecida, todo en recompensa a ti ¿sabes?

    también quisiera conocerte algún día, ahora solo pienso en seguir estirándome aceleradamente, una de esas noches sentí que alguien insistentemente me intentaba extraer, aunque presumo que no podía lograrlo además que yo no pienso moverme de aquí y si lo lograsen creo que moriría en otro lugar, es esta mi casa, me aferro a mi terreno, con fuerza y dolor por los golpes que recibí, no saldré así de fácil además que ya debo de ser muy pesada, el sujeto escarbaba tanto que empecé a sentir mis pies algo desabrigados ¿y si muero sin siquiera conocerme? no puedo haber esperado en vano de pronto alguien grito:

    LADRON, deja en paz esa planta parecía ser aquel que me cuidaba a diario enseguida yo quise pedir auxilio contarle lo que había intentado hacer, pero sé que de nada valdría, definitivamente era el, ahora salvo mi vida y discutían mucho por mí, entendí que intentaba hacerlo reflexionar enfundando en el, amor por las plantas, solo oí decir: tú no tienes sentimiento, no sabes si a ellas realmente les duele aunque no se puedan quejar, ellas adornan nuestra ciudad ¿qué más deseas de ellas? llevártelas, destruirlas ¿extinguirlas más? ¿matarlas acaso? tal vez ella nos esté oyendo y eso no lo sabemos ni lo sabremos nunca, yo quise afirmar lo dicho pero no pude emitir el menor sonido ni siquiera pude moverme pero por una extraña razón sentí que entendieron lo que quise decir, quizás porque el viento mecía mis hojas, tan solo deseaba agradecer a aquel joven desde el fondo de mi alma y luego de un momento cuando quedamos solos me confeso: ¿sabes?

    aprendí a quererte desde aquel día que vine por primera vez y te di una caricia, recordé lo ocurrido hace 15 años lo del niño de 4 años que gracias a el pude saber mi nombre, si eras tú…no me equivoque, cuanto te agradezco que estés aquí, te debo muchos favores, y él me dijo: cuídate mucho y me cubrió con bastante tierra y se retiró, me dije para mí misma cuando existe gente que sabe vivir con la naturaleza, la naturaleza vive también con él, fue así que pase un verano, un otoño…

    cuando algunas de mis hojas comenzaron a secar y fue precisamente en invierno que aprendí a sobrevivir, el frio intentaba congelar mi savia yo le puse lucha y gane, luego llegaron más primaveras y con ella cuajaron nuevas hojas de mí, el joven me visitaba casi a diario, más o menos hasta sus 55 años, yo no paraba de agradecerle lo mucho que hizo por mí, valgan verdades que en honor a el he crecido mucho, ese cariño me ayudo demasiado, gracias por cuidarme, defenderme, darme esa primera caricia, no sé ni siquiera si solo conmigo eres tan bueno pero te agradezco infinitamente fue entonces que me pregunte ¿cuántos años ya pase aquí? ¿serán 50 o más? ¿y cuantos me faltaran todavía? eso lo sabe solo mi Dios aquel que me ordeno dicha misión, solo presiento que seguiré viviendo generación tras generación, ya comienzo a sentir el viento agitando mis hojas y a veces oía que alguien pasaba diciendo: Que bonita palmera y que alta que esta, yo me decía alguien me aprecia, si alguien me elogia tengo que compensarla desarrollando muchísimo mas.

    Uno de esos tantos días escuche que me querían sacar de donde me hallaba disque para sembrar plantas más pequeñas, que yo era un problema público y que no debía seguir en pie, yo estaba muy asustada, el tiempo que viví me pareció poco hasta nada para tener que morir de esa forma y más aun sin tener que cumplir mi misión, solo sabía que tenía que seguir desarrollando a cualquier precio, es cuando oí decir a alguien: ¿cómo puede estar aquí una palmera de casi 60 años y con casi 20 metros de altura?

    y alguien muy autoritario respondió ¡es imposible sacarla! ella ya es parte de nosotros, además que nos proporciona sombra, belleza y son el pulmón de nuestra ciudad por tanto no hay razón para sacarla, en todo caso la mayoría será quien decida tal propósito, en el momento gran cantidad de voces decidieron no llevar a cabo tal idea, dieron la razón a la persona que salió en mi defensa, desde ese día no volví a oír ninguna propuesta de sacarme de donde estoy, pase los 70 y 80 años y aun yo tenía muchísima fuerza y sobre todo ganas de vivir, sentí que mi cuerpo ya se había estirado mucho, pues tenía mis raíces lejos en comparación a donde se hallaba mi copa, creía sentir que ya rozaba casi el cielo y me decía constantemente valió la pena por todo el tiempo que ha pasado, llegados los 100 años ya producía flores y frutos que unos seres siempre se acercaban a picotearlos también sentí que ellos mismos habitaban dentro de mi espesa copa lejana para quien quiera cortarla, de por si me di cuenta que mi copa era muy útil, servía de abrigo, hogar y a la vez según decían hacía de inmensa sombrilla.

    Paso un buen tiempo matizados de todas estas experienciashasta que un día tranquilo como muchos sentí la más extraña sensación pues el suelo templo tanto que no sécómo pude mantenerme en pie, en ese instante solo atine a sujetarme lo más que pude del piso con mucho temor a que se abriera, ufff…al fin solo fue un susto y no pasó nada conmigo de inmediato oí gritos que decían: Miren, el campanario se viene abajo, sentí gran cantidad de cuerpos extraños cayendo encima mío y todo lo soporte gracias al anhelo de poder cumplir lo encomendado, luego oí llantos, gritos de desesperación y dolor, cuanto anhele consolar a esa gente pero no pude, tan solo los podía oír y a su vez yo sufría con ellos pero nadie se percataba de ello y sentí como una mujer se abrazaba fuerte a mi tallo y a su vez gritaba:

    Ella salvo a mi madre, la salvo!!! y comprendí que había hecho una buena obra sin siquiera imaginarlo, probablemente tuve que decepcionar a modo de paraguas o sombrilla muchos objetos que pudieron dañar a los demás, seguí oyendo cuanto decían: todo está en ruinas, pero esta palmera no, de todas es la que mejor quedo en pie y todo ello me motivo para que siga viviendo con más ganas y sobre todo siga desarrollando.

    Un día de tantos es cuando supuse que ya tendría un esbelto cuerpo y muy estirado hacia el cielo y me preguntaba cómo me vería adornando esta plaza o a lo que ellos llaman así y ¿qué habría sido del jovencito que tanto me cuidaba? en este instante parece que ya hay mucha calma, no hay más dolor ni llantos por ese movimiento extraño que sentí hace muchísimos años, parece que todo ya está olvidado hasta superado y yo sigo aquí como si recién hubiera nacido aún tengo muchas ganas de vivir y crecer mucho más…quizás hasta muera de pie, tanto viví, goce y sufrí que olvide muchas veces cual sería mi recompensa a cambio de todo esto, el regalo que yo pueda dar a todos los que me rodean quizás ya lo recibieron hace ya mucho y aún pueden gozarlo con lo poco o mucho que queda de mi o con lo que quede de nosotras, no tengo ni la idea de cuantas más puedan haber como yo, con los muchísimos años de vida en realidad aun “tengo alma de niña” en ese instante todo mi tronco se estremece y el viento sopla con mayor intensidad, comienza una finísima llovizna, toda mi copa comienza a mecerse disimuladamente al compás del viento:

    Oh señor quisiera abrir mis ojos y poder ver todo mi entorno, mi ciudad, mi terruño, parece que ya estoy llegando a mi fin luego de pasar tantas cosas como los movimientos, desastres, incendios, inundaciones, choques contra mi cuerpo y aun así lo soporte, hoy llevo en mi interior a los seres que más llegue a querer, como el alma de un joven que siempre me quiso, hoy lo tengo aquí conmigo en lo más alto de mi copa, ahí está sentado… ayudándome a tocar el cielo, el siempre vivirá dentro de mí, yo viviré en él, estarás conmigo en las buenas y en las malas, aquí mismo es su morada, aunque yo ya no este algún día…Oh señor ábreme tus brazos, mi corazón y mi mente se están abriendo para experimentar por fin que hay en mi exterior, llego mi hora, si lo sé, la lluvia aumento en intensidad parece hasta que cayeran gotas sólidas y el frio es insoportable en ese momento dos de mis más desarrolladas flores comienzan a abrirse como si fueran dos ojos que despertaran de un profundo sueño y poco a poco veo en mi alrededor una hermosa plaza, al principio todo muy difuso pero que poco a poco iba aclarándose ¡YA CUMPLI MI MISION!

    Veo a otras parecidas a mí en mi alrededor, entonces yo soy así, algo como una inmensa paragua que está en lo más alto…oooooh que emoción, como corre el viento, que hermosa es la vida y mucho más cuando se sabe vivir, he llegado a ser una gran palmera que hoy finaliza su existencia “gracias humanidad” por dejarme vivir, por entender como soy y no talarme ni permitirme gozar estos momentos, sé que algunas de mis demás amigas o hermanas pueden estar mirándome como yo llena de emoción, paso tanto tiempo que me acostumbre a vivir y a esperar, me encanta la vida…tengo como 700 a 800 años en ese momento siento que mi raíz se está secando, no sé si estoy llorando o son las gotas de lluvia que caen de mis hojas, medio tronco ya se ha secado, por un momento creí que sería eterna…pero no, hoy me toca partir no se ni siquiera a donde, mis hojas se están congelando, ¿será por la emoción o definitivamente este es el fin? si eso mismo me lo dijeron cuando tocara el cielo tendría que morir ¿pero entonces dónde estoy? pero si estoy casi rosando las nubes y gracias a todos oh si …¡TERMINE DE VIVIR! fueron las últimas palabras que me dije cuando un rayo de luz calcino mis hojas y partió toda mi copa por la mitad.

    Al amanecer unos trabajadores estaban talando restos de mi tronco ya muerto, ellos no sabían nada pensaban que todo había sido accidental, lo cierto de todo es que cumplí con mi misión pues llegue a rozar el cielo como muy pocas, hoy aparentemente no quedo nada donde me hallaba antes pero si quedo una semilla de mí mismo fruto que cayó en ese mismo lugar donde de acá de un tiempo habitara mi hija, otra palmera similar a mi quien relata esta historia y vivirá generación tras generación y fue precisamente que empezó a parecer un nuevo brote…

    P.D: Gracias a todos por darse un valioso tiempito para leer mi pequeña historia y también gracias al que me creo que permitió que oyera y entendiera aquel idioma que hablaban a mi alrededor, sin estos dones no hubiera podido ni oír ni comprender siquiera cual era la MISION que debía cumplir, atentamente: LA PALMERA.

    THE END

    Mil disculpas si utilizo términos muy extraños en cuanto la palmera debería de conocer y expresarse como tal, siendo ella tan ignorante casi tanto como un niño muy tierno, es muy cierto que no tendría ni siquiera porque tener el sentido del oído ni la lógica pero lo tuve que adaptar de esta forma para darle más sentido y hacerla más entretenida por si lo estuvo, demás está en decir que es un cuento dirigido sobre todo a los niños, quizás a vuestros propios hijos, sobrinos, nietos…ellos recién están formando un espíritu y tendrán que escoger entre lo tecnológico y lo ecológico, ojala que el interés sea por lo segundo que lo primero de a poco nos esta destruyendo, espero les haya gustado aunque sea un poquito y la verdad tampoco hubiera querido ese fin pero como lo sabemos de ello nadie nos libramos, es inminente…bye: EFRAIN OROZ.

    ORACION DE LAS PALMERAS

    Te ofrezco mis frutos, mi madera, mi sombra y encima te adorno cualquier rincón sombrío, fácil me reconocerás cuando veas los mil peinados que luzco, tú me conoces soy solo yo y nadie más.

    Oh señoras majestuosas, esbeltas, finas y delicadas como antorchas elevadas al cielo infinito.

    Oh señoras, amigas o hijas en extinción, luchen por vuestra propia subsistencia.

    Aunque hayan sido extraídas de su terruño tan chiquito y valioso vivirán eternamente en las profundidades de su mismo terruño o al menos quedaran en el recuerdo del que las conocieron o de los que siempre las han querido.

    Oh prodigiosas plantas, antiquísimo árbol, historia viva, joya vegetal clásica en los desiertos salvas al sediento, das techo, casa y alimento al pobre, fresca sombra al cansado y mucho verdor y dulzura a cualquiera que se ponga frente a ti.

    Oh victoriosas, supremas y vanidosas, para ustedes el cielo esta tan cerca y barreras ni obstáculos existen cuando de encumbrarse se trata.

    Saludos desde el centro chico del Peru, Cusco, Efrain Oroz.
     
  2. sabal36

    sabal36 BELLEZA CON ALMA VERDE.

    Mensajes:
    427
    Ubicación:
    Gozón,Asturias,España.
    Re: Insignificante historia!!!

    Hola a todos!!!

    Efrain

    En alusión al título Insignificánte historia :icon_rolleyes: quiero pensar que antes o después éstas historias calen PROFUNDAMENTE.Qué de insignificantes lleguen a IMPRESCINDIBLES Y PRIMORDIALES

    Sea por el bien ,en éste caso palmera, y de cualquier vecino de parcela que llamamos tierra animal,vegetal... ...por nuestro propio bien..

    Apruebo el sentido pedagógico de éste cuento entrañable dirigido a la infancia ::happy:
    Y no sólo a la infancia cronológica y genuina.Sino porque ésta historia consigue al mismo tiempo regresar a la nuestra , recuperar lo mejor de ella y hacérle sitio en nuestra actúal mochila .Desprendernos de aquello que adquirimos al hacérnos mayores . Que en realidad no sirve para mucho o para nada.
    Regresar a la infancia ,supone recordar lo que nunca debimos olvidar y necesidad de aprender.NO DARLO TODO POR SABIDO...

    BONITA Y EMOTIVA HISTORIA!!!

    GRACIAS EFRAIN :happy: !!!
     
  3. Candle

    Candle desde el Puente del Mundo

    Mensajes:
    10.362
    Ubicación:
    Panamá, República de Panamá
    Re: Insignificante historia!!!

    Muy bello y emotivo tu cuento, Efraín! Me encantó :13mellado::52aleluya::ojoscorazon: Tienes una gran imaginación y de tu escrito brota a raudales tu contagioso amor por las palmeras :5-okey::smile:
    Estoy de acuerdo: a los niños hay que inculcarles el amor por la naturaleza desde muy pequeños... es un pequeño-gran aporte al futuro del planeta y nada nos cuesta!
    :mrgreen:
     
  4. Hombrelibre

    Hombrelibre aprendiz "fulltime"

    Re: Insignificante historia!!!

    ¡Vaya historia, Efraín!:5-okey: :5-okey: :5-okey:
    ...se te da eso de las letras, muy bonita narración...

    ... y tienes razón Candle, desde pequeños podemos modelar ese barro... si nos damos a la tarea. Recuerdo que tenía unos 8 años y mi padre me enseñaba cómo plantar chiles habaneros y naranja agria con las semillas... ahí comenzó mi afición por propagar un poco de vida de la madre naturaleza...
    No tengo hijos, pero observo a mis sobrinos que ya están crecidos, y gracias a mis hermanas...¡ninguno sabe al menos plantar un frijol en algodón húmedo!...

    Gracias amigos escritores y fotógrafos...

    ...y gracias a Dios por los hermanos peruanos :52aleluya:
    (los links):
    http://elcomercio.pe/peru/ica/poblacion-rechaza-tala-50-palmeras-plaza-chincha-noticia-1724285
    http://elcomercio.pe/peru/ica/chincha-algunas-palmeras-ya-fueron-danadas-obras-noticia-1731016
    .
    .
    .
    ...porque hay quien piensa que Patrimonio solamente se refiere a piedra sobre piedra...
     
  5. Hombrelibre

    Hombrelibre aprendiz "fulltime"

    Re: Insignificante historia!!!

    Amigo Efraín, ya tengo algunas de tus semillas que me pediste, sólo me falta conseguir un costal ziploc para mandártelas,

    [​IMG]

    jejejejeje....

    ...un saludo.
     
  6. Re: Insignificante historia!!!

    Y luego del costal ziploc las metes en la cajita de zapatos para niño segun lo acordado, espero lleguen completitas :11risotada: ah...muchisimas gracias por vuestros alentadores comentarios hacia este post, me alegro que les haya gustado ya que a las finales todo lo que recibimos de la madre tierra lo debemos de pagar tal como lo recibimos, saludos palmofilos para todos desde la tierra del sol, Cusco vuestro amigo Efrain Oroz.