Método para eliminar cucarachas y otro preventivo

Tema en 'Cucarachas' comenzado por jalio, 2/11/10.

  1. jalio

    jalio

    Mensajes:
    760
    Ubicación:
    San Fernando (Cádiz)
    Buenos y frescos días foreros.
    Hace tiempo me enteré de un remedio natural y dicen que efectivo para mantener a las cucarachas lejos.No se que tiene esto de verdad o de invención pero me gustaría, si alguien lo ha probado o lo ha escuchado, que comentara su experiencia.Se trata de poner una piña(de la de los piñones,no tropical)en los lugares que frecuentan estos bichos tan repugnantes y según dicen el olor las repele.Si esto fuese cierto me quitaría un problema ya que llevo luchando contra ellas en la cocina y el baño de mi casa años.
    No se por donde entran,pero me tienen aburrido.:desconsolado:
    Espero vuestras respuestas.
    Saludos.
     
  2. Betanzos

    Betanzos

    Mensajes:
    57
    Ubicación:
    Galicia
    Re: cucarachas y piñas

    Hola Jalio,lo de las piñas no tengo ni idea pero hace un par de años ley en un foro que el acido borico funcionaba,yo lo use y problema resuelto aunque yo no tenia muchas.El problema es conseguir el acido borico(en las farmacias no lo venden de buena gana) bueno pues me consiguieron un bote de 50 gr. y lo puse en un trozo de carton debajo de los muebles de la cocina en montoncitos con unas gotas de agua y se supone que los animalejos atraidos por el agua pasan por encima del acido borico y lo llevan pegado alas patas y luego se relamen y asunto resuelto.Hay que tener cuidado que no te lo puedan alcanzar si tienes en casa mascotas y mira de reponerlo si hace falta y veras como se te acaba el problema.
    saludos
     
  3. terrazocultor

    terrazocultor Skate or die

    Re: cucarachas y piñas

    Hola,

    En una ocasión, un verano, tuve la molesta visita de estos repugnantes -al menos para mí-, bichejos. Era habitual ir de noche a la cocina y encontrar alguna, pues las cucarachas son de hábitos nocturnos.

    Ah! y las cucarachas no "se cuelan": Viven en casa. Y se reproducen. Y están muy confortables. Una cucaracha es capaz de pasar el día en la fisura mas pequeña que puedas imaginar.

    Asi que realicé dos tratamientos: Uno de choque, para eliminarlas, y otro preventivo (para siempre, es decir, buenas prácticas) para evitar que vuelvan a instalarse. Una cosa es que alguna ocasionalmente nos entre por la ventana, y otra, muy distinta, es que nos monten el cuartel en casa. Que nos lo montarán si les damos oportunidad.

    Tratamiento de choque:
    Compré el típico veneno para cucarachas que viene en polvo, en un botecito con agujeros que recuerda a los botes de polvos de talco. Creo recordar que el principio activo es "clorpirifos", sustancia que a mas de uno le sonará por el tema huerto.

    El veneno es muy efectivo, pero la forma de dispensarlo no.

    Me monté un dispositivo muy sencillo que resultó ser efectivo 100%:

    Cogí una hoja de papel, y sobre ella espolvoreé el veneno. A continuación enrollé el folio haciendo como un tubo. Y después utilicé un spray que no contiene ningún producto, solo aire a presión, que se usa en electrónica para limpiar, etc, y ese spray aplicado al interior del tubo de papel hace que por el otro extremo salga el veneno con bastante violencia, mezclándose con el aire, formando como un aerosol mortífero, y llegando a todos los recovecos. Extraordinariamente eficaz para llegar debajo y detrás de neveras, lavadoras, muebles pesados y en general, sitios de dificil acceso, que es precisamente donde se esconden.

    Por supuesto, después de aplicar el producto de esta manera, hay que salir del sitio y cerrar la puerta y esperar un rato a que el polvo se pose, aunque como lo vamos a aplicar debajo, y no encima de otros elementos (muebles, electrodomesticos, etc), pues tampoco hay riesgo de que el producto se deposite indiscriminadamente por toda la casa.

    No veas como salen las "cucas" tras la broma. Y mueren...bien muertas.

    Como segunda medida, puse trampas que llevan comida con veneno, que las venden en droguerias, ya hechas y listas para usar (no son muy baratas que digamos), y las coloqué en sitios estratégicos. Fuí generoso, al menos tres trampas por habitación

    Esto, es el tratamiento de choque.

    Luego, viene el tratamiento preventivo, mas importante quizás que el de choque, pues de nada nos servirá estar luchando continuamente contra ellas si por otro lado las llamamos.

    Tratamiento preventivo:
    La cocina tiene que quedarse por la noche perfectamente recogida y limpia. No debe haber restos de alimentos ni en las mesas, ni en la encimera, ni platos sucios en el fregador, etc.

    Todo debe estar limpio, el suelo barrido, etc.

    Total, si esto hay que hacerlo, mejor que hacerlo por la mañana al dia siguiente, hagámoslo por la noche. Recordemos que las cucarachas son de hábitos nocturnos. No hay nada que putee mas a una cucaracha que una cocina limpia...por la noche.

    Otro tema muy importante y a menudo infravalorado o descuidado:
    El cubo de la basura.

    Tiene que cerrar perfectamente, de manera que ningun visitante pueda ni siquiera soñar con entrar en él. No debe tener fisuras, ni estar roto o con agujeros, la tapa debe ajustar por todo el perímetro. En definitiva: níngún bicho debe poderse colar.

    Y para que decir de las típicas bolsas de basura abiertas en el suelo en plan "ya las tiraré mañana". Auténticos restaurante de bichos.

    Ni siquiera agua debemos dejar. La cucaracha puede vivir con muy poca cosa, pero una de las cosas que más necesita es agua. El típico vaso, plato, fuente, olla, cuenco, etc en el fregadero con un poco de agua (aunque sea super-limpia), es una invitación a las cucarachas. Por eso es tan frecuente encontrarlas en el fregadero o sus inmediaciones.

    Lo dicho: Los cacharros, sin agua, y bien secos. O al menos, razonablemente escurridos: A esto ayuda el poner los utensilios que acabamos de fregar y que sean suceptibles de albergar agua (platos, cazos, vasos, cuencos, etc) boca abajo, para que no solamente se escurran, sino para que no puedan albergar agua.

    No he vuelto a ver una cucaracha en casa.