Plantas no venenosas para instalar junto a aves

Tema en 'Elección de plantas varias' comenzado por Verne, 27/5/04.

  1. Verne

    Verne Vividor

    Mensajes:
    2.296
    Ubicación:
    Barcelona
    Sacado de http://www.animalls.net/




    PLANTAS EN INSTALACIONES EXTERIORES PARA AVES (I).
    PLANTAS NO VENENOSAS.



    INTRODUCCION. A la hora de construir un recinto exterior para aves, sea cual sea la especie en cuestión, buscamos, además de crear un ambiente idóneo para que nuestras aves puedan sobrevivir y criar, dar un toque personal al conjunto, de tal forma que resulte decorativo y agradable a la vista. Esto lo podemos conseguir de muchas formas diferentes como colocando rocas artificiales, troncos de formas más o menos intrincadas, los techos de los refugios con baldosas de fieltro, y , por supuesto maceteros con plantas que darán al recinto un aspecto nuevo y más vivo. Además proporcionaran a los animales un ambiente más natural donde se encontrarán más seguros y con resguardos frente a las agresiones de otras aves, con posaderos escondidos, lugares a la sombra, etc.

    La instalación de plantas dentro de los alojamientos estará siempre supeditada a la funcionalidad de estas; por muy bonito que pueda resultar un aviario lleno de plantas y flores si no podemos acceder a él para su limpieza o para alimentar a los pájaros nos estaremos haciendo un flaco favor.

    También las aves alojadas por sus características y por las de las zonas de procedencia necesitarán una vegetación más o menos tupida, eminentemente arbórea, arbustiva o herbácea,... Los animales que provengan de zonas semidesérticas requieren voladeros sin obstáculos, alejados de arboles y escasamente plantados. Este es el caso por ejemplo de las ninfas o carolinas. Para aves que habitan en selvas tropicales, como las provenientes de América del Sur y Centro, Indonesia y Nueva Guinea gustan de habitar en recintos oscuros con abundante vegetación exterior , y una zona interior bien plantada con un lugar despejado en el frontal del aviario en forma de media luna. Tendremos que adaptar la vegetación interna y externa a las necesidades, costumbres y hábitat natural de las aves que vayamos a alojar.

    Por último las plantas tienen que sobrevivir y requieren unas condiciones especiales de mantenimiento, por lo que no debemos de adquirir aquellas que no sean aptas para la zona donde vivimos, para el suelo, para las condiciones de luz y calor, etc. Sería una buena idea consultar, antes de comprar planta alguna, en el vivero o floristería a la que solamos acudir para que nos asesoren sobre las que más se pueden adaptar a nuestras necesidades.
    Por otro lado para garantizar su supervivencia tendremos que tener presente que no todos los pájaros son susceptibles se ser alojados con plantas ya que presentan un comportamiento muy destructivo con el follaje y posiblemente acabarán con todo aquello que plantemos. Es el caso de la gran mayoría de las psitácidas que gustan de entretenerse reduciendo a su mínima expresión ramas y cortezas, acabando así con la vida de las plantas. Una forma de mitigar su capacidad destructiva es proporcionarles elementos con las que entretenerse y ensañarse, aunque hay que decir que esto no será garantía suficiente para salvaguardar la integridad de nuestras plantas. La única planta que podemos alojar con un 100% de seguridad es un tronco o rama seco de formas intrincadas que mejore la estética del recinto, y que será reemplazado por otro cuando sea reducido a astillas. Las plantas tienen que ser, por tanto, lo suficientemente robustas para resistir el trato que les den las especies alojadas. Hay algunos autores que afirman que la capacidad que tienen algunas aves de destruir todo lo que plantemos dentro del la zona de vuelo se ve atenuada con el suministro a menudo de una mayor cantidad de vegetales.
    También debemos de realizar un mantenimiento adecuado para que no nos encontremos una verdadera invasión vegetal dentro del recinto. Además una falta de cuidados supondrá que tengamos un voladero externo poco estético con un aspecto descuidado y de abandono constante que acabará con la estética del conjunto.

    Son muchas las funciones que pueden desarrollar las plantas en un recinto exterior. Pueden valer a las aves para protegerse de la lluvia, del sol durante las horas más calurosas del día, como posadero para descansar y esconderse de miradas indiscretas, como lugar de huida ante un peligro o el acoso de otra ave mayor o más beligerante.
    Para algunas especies también resulta un elemento indispensable para la cría o que

    Detalle de un aviario con abundante vegetación circundante exterior.
    facilita en gran medida que esta se produzca. Algunas aves anidarán en los árboles o arbustos que plantemos dentro del alojamiento, por lo que resultará una buena medida el colocar algún nido en forma de cesto o copa, matojos de brezo o cualquier otro material que pueda servir como estructura inicial para comenzar un nido.
    También las plantas que situemos tanto en el exterior como en el interior pueden atraer a los insectos que servirán de alimento suplementario a la dieta de
    nuestras aves, así como de entretenimiento mientras dure su persecución. Las plantas se podrán situar en maceteros o cajas de madera rellenas con mantillo, o ser plantadas directamente sobre el suelo del aviario siempre y cuando este sea de tierra. Un pequeño prado de hierba, además de decorar, puede resultar necesario para algunas especies como las codornices que anidan en ella, y ser muy beneficioso para pájaros como los loros, a los que les encanta revolcarse en ella después de un buen chaparrón dando grandes gritos.
    Una zona de juncos y cereales en un extremo de una pajarera para capuchinos o pájaros del generoLonchura además de producirles gran satisfacción, les proporcionará un buen método para controlar el crecimiento de las uñas. Es también recomendable plantar alguna conífera, o árbol - arbusto del genero Prunus en alojamientos de especies exóticas de pequeño tamaño.

    PLANTAS NO VENENOSAS.
    Una vez vistas la cantidad de posibilidades que nos ofrece el situar plantas dentro de nuestro alojamiento para aves a continuación exponemos algunas plantas que por sus características o por su afinidad con algunas especies de aves resultan idóneas para un recinto exterior. Con este listado no queremos decir que no existan más posibilidades, en lo que queremos hacer hincapié es en que debemos de cerciorarnos de las que utilizaremos en un futuro ya que hay algunas especies de plantas que son venenosa o presentan partes que lo son, con lo que podrían resultar dañinas tanto para nuestras mascotas como para aquellos que por su candidez no tomen las precauciones necesarias.


    Abeto blanco (Abies alba). En este árbol suelen tener preferencia por anidar ciertas especies de aves, sobre todo cuando la planta es joven.


    Abeto de Douglas (Pseudotsuga taxifolia). Arbol en el que suelen anidar las aves.


    Abeto del Cáucaso (Abies nordmanniana). Arbol en el que suelen anidar las aves, sobre todo cuando es una planta joven.


    Abeto rojo (Picea abies). Suelen anidar en él.


    Acebo (Ilex aquifolium). Es un árbol de hoja perenne válido para todo tipo de recintos exteriores excepto para aquellos en los que tengamos pensado alojar papagayos, túrdidos o especies de similares características. Podemos emplearlo en forma de seto para crear barreras y delimitar zonas.


    Albeña o aligustre (Ligustrum vulgare). Ideal para alojamiento de muchas variedades de periquitos grandes, canarios, carolinas y para los frígidos de mayor tamaño. A todas estas aves les encanta comer sus hojas y brotes, resultan un buen suplemento para su dieta diaria. Además es considerado por los pájaros como un buen posadero para los días soleados. Para frígilidos de menor tamaño y aves tropicales la albeña es considerada como un lugar ideal para la cría.


    Alerce (Larix decidua). Planta válida para toda clase de aviarios, incluso para los que cuenten con una tierra de asentamiento muy pobre.


    Arbusto de fuego (Pyracantha). Los pájaros suelen anidar en él. Se suele ubicar en esquinas y contra las paredes del aviario.


    Bambú (Sinarundinaria). Planta leñosa que va dar un aspecto diferente a nuestro voladero. Muy útil en alojamientos en los que contemos con capuchinos o frigílidos de similar tamaño, ya que son aves con cierta tendencia al crecimiento excesivo de las uñas, y el bambú ofrece excelentes oportunidades para su desgaste. Además a estas aves les revolotear entre el bambú.


    Boj común (Buxus sempervirens). Arbol de hoja perenne en el que gustan de construir sus nidos frigílidos y tejedores. Podemos utilizarle en forma de seto para delimitar zonas.


    Buddleia (Buddleia davidii). Se recomienda plantar ejemplares jóvenes, ya que estos son los preferidos de las aves para el anidamiento, el descanso diurno y para pasar la noche en sus ramas.


    Carpe (Carpinus betulus). Es una planta en la que a los pájaros les gusta anidar.


    Cotoneaster (Cotoneaster sp). Les gusta anidar cuando la planta es joven.


    Enebro (Juniperus communis). El enebro es un arbusto que suele ser utilizado por las aves para anidar y pasar la noche. Buscaremos uno dentro de las formas más simples.


    Espirea (Spirea japonica). Es un arbusto ideal para voladeros debido a su característica forma de crecer a base de ramas gruesas.


    Falsa espirea (Sorbaria sorbifolia).


    Griñolera (Cotoneaster vulgaris). De ella obtendremos unos frutos rojos y sin pepita que son muy apreciados por algunas especies de frugívoros entre los que se hayan los túrdidos y los frigílidos de mayor tamaño. Es un arbusto.


    Grosellero (Ribes sanguineum). Es una planta recomendable para un alojamiento exterior por la vistosidad de sus frutos de color rojo brillante. En él también anidan los pájaros. Es un arbusto


    Haya (Fagus sylvatica). Proporcionará una sombra muy agradable para las aves tanto si se encuentra dentro del recinto como en sus aledaños. Presenta el problema de que es un árbol que puede alcanzar unas dimensiones respetables y que puede alojar entre sus ramas a predadores y otros animales que pueden importunar a nuestras mascotas. Además las hojas y las deposiciones de las aves silvestres que descansen en este ábol cuando está situado en el exterior puede ser una continua fuente de suciedad. Suelen anidar los pájaros.


    Hiedra (Hedera helix). Planta trepadora utilizada sobre todo en aviarios para frigilidos orientales. Estos anidarán en ellas si colocamos atadas a sus zarzillos y ramas una cuerda que sirva de sustento para colocar sus nidos. Crecerá contra paredes y muros.


    Hortensia (Hydrangea). Crecerá contra paredes y muros. A algunas especies les encanta anidar en estas plantas.
    Lila (Syringa).


    Mahonia (Mahonia aquifolium). Suelen anidar en ella.


    Majuelo (Crataegus monigyna). Planta espinosa y rastrera de hoja caduca. Sus ramaje tupido y enmarañado constituye un lugar idóneo para el anidamiento.


    Pino negral (Pinus nigra). A muchas aves les encanta construir sus nidos en los pinos especialmente si les ayudamos a construirlos poniendo una base de cuerda tejida u otro tipo de material similar en horquillas y ramas. Ejemplar joven les gusta para anidar


    Retama (Sarothamnus scoperius). Procediendo a ahuecar al gavilla resultará un lugar excepcional para anidar.


    Rododendro (Rododendron ponticum).


    Rosal (Rosa multiflora). Es un arbusto que se suele emplear en aviarios de jardín de unas dimensiones grandes. Aparte de su innegable belleza y colorido atraen a bastantes especies de insectos, que contribuirán a enriquecer la dieta de nuestras mascotas. Hay especies que anidan en ellos.


    Sauce (Salix). Todas las especies de sauce resultan ideales para pasar a formar parte de una pajarera. Resultan plantas muy interesantes sobre todo para aves como loros o periquitos, a los que gusta roer y picar tanto la madera como la corteza. Los agapornis van más allá, empleando la corteza como material de construcción para sus nidos. Una forma de que las psitácidas no se ensañen con el árbol es proporcionarle ramas frescas de la poda cada poco tiempo. Por sus características son plantas que crecen en suelos húmedos y bien aireados. Deben de ser podados regularmente. Los frígidos y algunas especies de tejedores suelen anidar en ellos cuando el sauce es joven.


    Sauco (Sambucus nigra). Es un arbusto que produce unos frutos de color negro que son comidos por gran número de especies de aves. Además presenta como ventaja que es una planta que atrae a gran numero de invertebrados que pueden pasar a formar parte de la dieta de nuestras mascotas.


    Tuya (Thuja occidentalis) . Planta valida para formar setos y se usa en pajareras comunitarias de aves tropicales de pequeño tamaño. En forma de seto bueno para anidar


    Tuya oriental (Thuja orientalis). La mejor manera de plantar este árbol, desde el punto de vista del avicultor, es formando pequeños grupos de por ejemplo tres tuyas, colocados uno al lado del otro formando una especie de seto. Esta disposición hace que para las aves este sea un lugar ideal para anidar, ya que se sienten seguros y aislados.

    -------------------------------------------------------------------------------

    PLANTAS EN INSTALACIONES EXTERIORES PARA AVES (II).
    BAYAS COMESTIBLES Y PLANTAS VENENOSAS.



    BAYAS COMESTIBLES.
    Dentro del conjunto de plantas que son válidas para ser ubicadas en un aviario, dándole a este un aspecto más natural y además proporcionando a sus inquilinos lugares de refugio, descanso y sombra, también hay algunas que pueden desarrollar una función más dentro de nuestro voladero; la de proporcionar a nuestros animales una golosina o alimento ocasional en forma de bayas comestibles. Estas plantas y sus deliciosos (para los inquilinos del aviario) frutos no supondrán tanto una forma de alimentar a las aves como una forma de lograr que tomen alimentos frescos con los que se puedan entretener en su recolección, garantizando así una distracción además de proporcionar a nuestras aves un medio para desarrollar un comportamiento más parecido al que tendrían en la naturaleza.

    Algunas de nuestras mascotas enloquecen con determinados tipos de bayas por lo que no es una mala opción el conservar algunas de estas para suministrárselas fuera de temporada para su mayor deleite. El procedimiento para mantener en buenas condiciones estos frutos consiste en desecar las bayas colocándolas en un horno a temperatura baja (la idea es desecarlas, no cocerlas) hasta que adquieran el aspecto de una pasa. Después las depositaremos durante un tiempo en un recipiente con tierra seca para que esta acabe de absorber el agua que mantuvieran todavía. También podemos colocarlas formando una capa simple, sobre papel de periódico u otra superficie absorbente, en un lugar seco y fresco, a la sombra. El secado es mas lento pero el valor alimenticio del producto obtenido es mayor. Una vez desecadas las colocaremos en el interior de un recipiente de cristal o cerámica hasta el momento en que procedamos a dárselas a nuestras mascotas. Para que estén bien jugosas en el momento en que el animal las pruebe debemos de meter la cantidad que ofrezcamos al pájaro durante unos tres o cuatro minutos en agua caliente o templada para que retomen una porción del agua perdida en el proceso de desecado.

    Tanto si cultivamos nosotros las bayas, como si las recolectamos de la naturaleza para ofrecerlas a nuestras mascotas o les proporcionamos la planta entera para que se sirvan ellos mismos, siempre debemos tener muy presente el preservarlas de contaminantes, insecticidas, así como de cualquier otra substancia que pueda resultar nociva para la salud de nuestras aves.

    A continuación se os presentamos un listado de plantas cuyas bayas son comestibles, además de resultar apetecibles (como norma general) a nuestros emplumados inquilinos. Por supuesto, esta no es una lista cerrada, sino que podréis ir agregando todas aquellas plantas que estéis seguros que son buenas para vuestros animales. También hay que decir que no todas las aves son iguales y que mientras a algunas les encantan esta o aquella vaya otro animal de la misma especie no las puede ni ver cerca, por lo tanto fiémonos más de la observación diaria de las aves escuchando los consejos de los aficionados con más experiencia.

    NOMBRE COMÚN NOMBRE CIENTÍFICO
    Marjoleto, espino blanco Crataegus oxiacantha
    Mahonia Mahonia aquifolium
    Persicaria Polygonum spp
    Cerezo ornamental Prunus avium
    Cerezo negro Prunus serotina
    Escaramujo Rosa canina
    Zarza de olor Rubus odoratus
    Mostajo o mostellar o
    serbal de cazadores Sorbus aria
    Viburnum lantana
    Mundillo o bola de nieve Viburnum opulus


    Daremos una pequeña nota de atención con respecto a dos tipos de bayas, unas las del mostajo, Sorbus aria, y otras las del sauco, (Sambucus nigra), que al ser ingeridas producen unas deposiciones coloreadas, que nos pueden alarmar al observarlas. No hay ningún problema, ya que es una consecuencia totalmente normal de su ingestión. También si las lavamos o las ponemos a remojo colorarán el agua del mismo tono.

    Hay otras platas que aunque no dispongan de bayas o frutos comestibles presentan otras partes de las que pueden alimentarse y que son muy nutritivas haciendo las delicias de nuestras aves. Una de estas plantas es el alsine, Stellaria media, una gramínea de aspecto carnoso que resulta un verdadero manjar para los estríldidos, que dan cuenta tanto de hojas y flores como de las semillas todavía verdes. Esta planta se ha revelado muy útil a la hora del destete de los polluelos, así como un medio válido para mantener la salud de los adultos. Otro ejemplo es el aligustre común (Ligustrum lucidum), con el que las cacatúas disfrutan comiendo sus hojas.

    ESPECIES VENENOSAS O TÓXICAS.
    Dentro de las plantas que suelen estar a nuestro alcance para adornar nuestros hogares o los de nuestras mascotas hay algunas que resultan una mala opción, debido a su peligrosidad ya que pueden llegar a resultar venenosas. Para las aves de nuestra colección un error al decorar con una de estas el alojamiento puede hacernos lamentar esta mala elección. Hay determinadas especies de aves que adoran picotear los brotes verdes, los frutos vistosos o simplemente se entretienen destrozando ramas y tallos como forma de pasar el rato. Una planta venenosa puede hacer de estos comportamientos naturales un problema verdaderamente serio.
    Además estas aptitudes no son solo propias de nuestras mascotas; eso de llevarse todo lo que se encuentran a la boca es también un comportamiento de lo más natural en los individuos jóvenes de nuestra propia especie.

    Por estas razones tenemos que preocuparnos de no introducir en nuestras casas plantas que puedan dañar o perjudicar de alguna forma a todos aquellos que forman parte de nuestra familia.

    De todas maneras, pese al listado de plantas potencialmente venenosas que a continuación os presentamos, deberemos de cerciorarnos antes de nada ( esté o no la dicha planta en el listado) de si es nociva para la especie que vayamos a colocar con ella. Hay aves que al tener el mismo área de distribución de plantas potencialmente venenosas con el tiempo han desarrollado una cierta inmunidad. También ocurre lo contrario, plantas o frutos que no resultan venenosos por norma general, pero que a especies que no han estado en contacto con ellos sufren problemas al ingerirlos o manipularlos. Como ejemplo de lo que acabamos de mencionar está el caso de los guacamayos que habitan en ciertas zonas de la cuenca Amazónica que acuden a centenares a un talud de arcillas a ingerir pequeños trocitos de esta con el supuesto objeto de neutralizar determinadas substancias tóxicas o difícilmente digeribles de alguno de los frutos de los que se alimentan de manera habitual.

    NOMBRE COMÚN NOMBRE CIENTÍFICO
    Acacia falsa. Robinia pseudoacacia
    Acacia de tres espinas Gleditsia triacathos
    Acebo Ilex aquifolium (para pajareras en que haya papagayos, mirlos,...)
    Acónito Aconitum napellus
    Arisaema triphyllum
    Aro Arum spp
    Beleño negro Hyoscyamus niger
    Cala Zantedeschia aethiopica
    Calta Caltha spp
    Campanilla de invierno Galantus nivalis
    Campanilla trepadora Ipomoea spp
    Castaño de indias Aesculus spp
    Cicuta Conium maculatum
    Cicuta menor Cicuta maculata
    Ciruelo Prunus spp
    Clemátide Clematis spp
    Cólquico Colchicum autumnale
    Convalaria Convallaria majalis
    Daphne Daphne spp
    Digital rojo Digitalis purpurea
    Dulcamara Solanum dulcamara
    Espino cerval Rhamnus spp
    Espuela de caballero Delphinium spp
    Estramonio Datura stramonium (familia Solanaceas)
    Evónimo Eonymus europaeus
    Flor del tabaco Nicotiana spp
    Glicina

    Wisteria sinensis (Las hojas y las cortezas son venenosas. Mucha precaución en el caso de las psitácidas
    que pueden intoxicarse al roer el tronco)

    Guisante de olor Lathyrus latifolius
    Kalmia Kalmia latifolia
    Lirio nevado Leucoium vernum
    Lirio Iris spp
    Lluvia de oro Laburnum anagyroides
    Mirística Mirística fragans
    Muérdago (solo las bayas) Santalales spp
    Narciso Narcissus pseudonarcissus
    Pedilanthus tithymaloides
    Peónia Abrus precatorius
    Phytolacca americana
    Podophyllum spp
    Ranúnculo Ranunculus spp
    Ruipóntico Rheum rhaponticum
    Sanguinaria Sanguinaria spp
    Taxus breviflora
    Tejo Taxus canadensis
    Tejo ingles Taxus baccata
    Tagacanto Astragalus mollissimus
    Yezgo Actaea spp
    animalls
     
  2. ¡Jope! Ya podemos preparar el Doctorado. :sonrisa:
     
  3. ASOR

    ASOR

    Mensajes:
    4.785
    Ubicación:
    ALMERÍA
    Gracias Verne. Guardo la información en el archivo. :icon_biggrin:
    Saludos. Rosa.