Poemas de enamorados

Tema en 'Temas de interés (no de plantas)' comenzado por LOURDES CARRASCO, 9/1/10.

  1. sandybell

    sandybell Soñadora

    Mensajes:
    317
    Ubicación:
    ARGENTILANDIA
    Re: POEMAS DE AMOR

    [​IMG]


    Caminemos para el cielo

    SANTA TERESA DE ÁVILA

    La pobreza es el camino
    el mismo por donde vino
    nuestro Emperador al suelo,
    hijos del Carmelo.

    Caminemos, caminemos,
    Caminemos para el cielo
    Hijos del Carmelo
    Caminemos caminemos
    para el cielo

    No dejar de nos amar
    nuestro Dios y nos llamar,
    sigámosle sin recelo,
    hijos del Carmelo.

    Vámonos a enriquecer
    a donde nunca ha de haber
    pobreza ni desconsuelo,
    hijos del Carmelo.

    Hermanos, si así lo hacemos
    los contrarios venceremos
    y a la fin descansaremos
    con el que hizo tierra y cielo,
    hijos del Carmelo.
     
  2. sandybell

    sandybell Soñadora

    Mensajes:
    317
    Ubicación:
    ARGENTILANDIA
    Re: POEMAS DE AMOR

    [​IMG]

    Navidad

    SANTA TERESA DE ÁVILA

    Pues el amor
    nos ha dado Dios,
    ya no hay que temer,
    muramos los dos.

    Danos el Padre
    a su único Hijo:
    hoy viene al mundo
    en pobre cortijo.
    ¡Oh gran regocijo,
    que ya el hombre es Dios!
    no hay que temer,
    muramos los dos.

    Mira, Llorente
    qué fuerte amorío,
    viene el inocente
    a padecer frío;
    deja un señorío
    en fin, como Dios,
    ya no hay que temer,
    muramos los dos.

    Pues ¿cómo, Pascual,
    hizo esa franqueza,
    que toma un sayal
    dejando riqueza?
    Mas quiere pobreza,
    sigámosle nos;
    pues ya viene hombre,
    muramos los dos.

    Pues ¿qué le darán
    por esta grandeza?
    Grandes azotes
    con mucha crudeza.
    Oh, qué gran tristeza
    será para nos:
    si esto es verdad
    muramos los dos.

    Pues ¿cómo se atreven
    siendo Omnipotente?
    ¿Ha de ser muerto
    de una mala gente?
    Pues si eso es, Llorente,
    hurtémosle nos.
    ¿No ves que El lo quiere?
    muramos los dos.
     
  3. sandybell

    sandybell Soñadora

    Mensajes:
    317
    Ubicación:
    ARGENTILANDIA
    Re: POEMAS DE AMOR

    [​IMG]

    De la más fragante rosa
    Nació la abeja más bella,
    A quien el limpio rocío
    Dio purísima materia.

    Nace, pues, y apenas nace,
    Cuando en la misma moneda,
    Lo que en perlas recibió
    Empieza a pagar en perlas.

    Que llora el alba, no es mucho
    Que es costumbre en su belleza;
    Mas ¿quién hay que no se admire
    De que el sol lágrimas vierta?

    Si es por secundar la rosa,
    Es ociosa diligencia,
    Pues no es menester rocío
    Después de nacer la abeja.

    Y más cuando en la clausura
    De su virginal pureza
    Ni antecedente haber pudo,
    Ni puede haber quien suceda,

    ¿Pues a que fin es el llanto,
    que dulcemente riega?
    Quien no puede dar más fruto
    ¿qué importa que estéril sea?

    Mas ay, que la abeja tiene
    Tan íntima dependencia
    Siempre con la rosa, que
    Depende su vida de ella;

    Pues dándole néctar puro,
    Que sus fragancias engendran,
    No sólo antes le concibe
    Pero después le alimenta.

    Hijo y madre, en tan divinas
    Peregrinas competencias,
    Ninguno queda deudor,
    Y ambos obligados quedan.

    La abeja paga el rocío
    De que la rosa la engendra,
    Y ella vuelve a retornarle con
    Lo mismo que la engendra.

    Ayudando el uno al otro
    Con mutua correspondencia,
    La abeja a la flor fecunda,
    Y ella a la abeja sustenta.

    Pues si por eso es el llanto,
    Llore Jesús, norabuena,
    Que lo que expende en rocío
    Cobrará después en néctar.


    poema de Sor Juana Inés de la Cruz
     
  4. sandybell

    sandybell Soñadora

    Mensajes:
    317
    Ubicación:
    ARGENTILANDIA
    Re: POEMAS DE AMOR

    [​IMG]


    Pues estoy condenada

    Pues estoy condenada,
    Fabio, a la muerte, por decreto tuyo,
    y la sentencia airada
    ni la apelo, resisto ni la huyo,
    óyeme, que no hay reo tan culpado
    a quien el confesar le sea negado.

    Porque te han informado,
    dices, de que mi pecho te ha ofendido,
    me has, fiero, condenado.
    ¿Y pueden, en tu pecho endurecido
    más la noticia incierta, que no es ciencia,
    que de tantas verdades la experiencia?

    Si a otros crédito has dado,
    Fabio, ¿por qué a tus ojos se lo niegas,
    y el sentido trocado
    de la ley, al cordel mi cuello entregas,
    pues liberal me amplías los rigores
    y avaro me restringes los favores?

    Si a otros ojos he visto,
    mátenme, Fabio, tus airados ojos;
    si a otro cariño asisto,
    asístanme implacables tus enojos;
    y si otro amor del tuyo me divierte,
    tú, que has sido mi vida, me des muerte.

    Si a otro, alegre, he mirado,
    nunca alegre me mires ni te vea;
    si le hablé con agrado,
    eterno desagrado en ti posea;
    y si otro amor inquieta mi sentido,
    sáqueseme el alma tú, que mi alma has sido.

    Mas, supuesto que muero,
    sin resistir a mi infeliz suerte,
    que me des sólo quiero
    licencia de que escoja yo mi muerte;
    deja la muerte a mi elección medida,
    pues en la tuya pongo yo la vida.


    poema de Sor Juana Inés de la Cruz
     
  5. sandybell

    sandybell Soñadora

    Mensajes:
    317
    Ubicación:
    ARGENTILANDIA
    Re: POEMAS DE AMOR

    [​IMG]


    Sentimientos de ausente

    Amado dueño mío,
    Escucha un rato mis cansadas quejas,
    Pues del viento las fío,
    Que breve las conduzca a tus orejas,
    Si no se desvanece el triste acento
    Como mis esperanzas en el viento.

    Óyeme con los ojos,
    Ya que están tan distantes los oídos,
    Y de ausentes enojos
    En ecos de mi pluma mis gemidos;
    Y ya que a ti no llega mi voz ruda,
    Óyeme sordo, pues me quejo muda.

    Si del campo te agradas,
    Goza de sus frescuras venturosas
    Sin que aquestas cansadas
    Lágrimas te detengan enfadosas;
    Que en él verás, si atento te entretienes
    Ejemplo de mis males y mis bienes.

    Si al arroyo parlero
    Ves, galán de las flores en el prado,
    Que amante y lisonjero
    A cuantas mira intima su cuidado,
    En su corriente mi dolor te avisa
    Que a costa de mi llanto tiene risa.

    Si ves que triste llora
    Su esperanza marchita, en ramo verde,
    Tórtola gemidora,
    En él y en ella mi dolor te acuerde,
    Que imitan con verdor y con lamento,
    Él mi esperanza y ella mi tormento.

    Si la flor delicada,
    Si la peña, que altiva no consiente
    Del tiempo ser hollada,
    Ambas me imitan, aunque variamente,
    Ya con fragilidad, ya con dureza,
    Mi dicha aquélla y ésta mi firmeza.

    Si ves el ciervo herido
    Que baja por el monte, acelerado
    Buscando dolorido
    Alivio del mal en un arroyo helado,
    Y sediento al cristal se precipita,
    No en el alivio en el dolor me imita,

    Si la liebre encogida
    Huye medrosa de los galgos fieros,
    Y por salvar la vida
    No deja estampa de los pies ligeros,
    Tal mi esperanza en dudas y recelos
    Se ve acosa de villanos celos.

    Si ves el cielo claro,
    Tal es la sencillez del alma mía;
    Y si, de luz avaro,
    De tinieblas emboza el claro día,
    es con su oscuridad y su inclemencia,
    imagen de mi vida en esta ausencia.

    Así que, Fabio amado
    Saber puede mis males sin costarte
    La noticia cuidado,
    Pues puedes de los campos informarte;
    Y pues yo a todo mi dolor ajusto,
    Saber mi pena sin dejar tu gusto.

    Mas ¿cuándo ¡ay gloria mía!
    Mereceré gozar tu luz serena?
    ¿Cuándo llegará el día
    que pongas dulce fin a tanta pena?
    ¿Cuándo veré tus ojos, dulce encanto,
    y de los míos quitarás el llanto?

    ¿Cuándo tu voz sonora
    herirá mis oídos delicada,
    y el alma que te adora,
    de inundación de gozos anegada,
    a recibirte con amante prisa
    saldrá a los ojos desatada en risa?

    ¿Cuándo tu luz hermosa
    revestirá de gloria mis sentidos?
    Y ¿cuándo yo dichosa,
    mis suspiros daré por bien perdidos,
    teniendo en poco el precio de mi llanto?
    Que tanto ha de penar quien goza tanto.

    ¿Cuándo de tu apacible
    rostro alegre veré el semblante afable,
    y aquel bien indecible
    a toda humana pluma inexplicable?
    Que mal se ceñirá a lo definido
    Lo que no cabe en todo lo sentido.

    Ven, pues, mi prenda amada,
    Que ya fallece mi cansada vida
    De esta ausencia pesada;
    Ven, pues, que mientras tarda tu venida,
    Aunque me cueste su verdor enojos,
    Regaré mi esperanza con mis ojos.

    poema de Sor Juana Inés de la Cruz
     
  6. sandybell

    sandybell Soñadora

    Mensajes:
    317
    Ubicación:
    ARGENTILANDIA
    Re: POEMAS DE AMOR

    [​IMG]


    Teme que su afecto parezca gratitud y no fuerza

    Señora, si la belleza
    Que en vos llego a contemplar
    Es bastante a conquistar
    La más inculta dureza,

    ¿Por qué hacéis que el sacrificio
    Que debo a vuestra luz pura
    Debiéndose a la hermosura
    Se atribuya al beneficio?

    Cuando es bien que glorias cante,
    De ser vos, quien me ha rendido,
    ¿Queréis que lo agradecido
    Se equivoque con lo amante?

    Vuestro favor me condena
    A otra especie de desdicha,
    Pues me quitáis con la dicha
    El mérito de la pena.

    Si no es que dais a entender
    Que favor tan singular,
    Aunque se puede lograr,
    No se puede merecer.

    Con razón, pues la hermosura
    Aun llegada a poseerse,
    Si llega a merecerse,
    Dejara de ser ventura.

    Que estar un digno cuidado
    Con razón correspondido,
    Es premio de lo servido,
    Y no dicha de lo amado.

    Que dicha se ha de llamar
    Sólo la que, a mi entender,
    Ni se puede merecer,
    Ni se pretende alcanzar.

    Ya que este favor excede
    Tanto a todos, al lograrse,
    Que no sólo no pagarse,
    Mas ni agradecer se puede.

    Pues desde el dichoso día
    Que vuestra belleza vi,
    Tal del todo me rendí,
    Que no me quedó acción mía.

    Con lo cual, señora, muestro,
    y a decir mi amor se atreve,
    Que nadie pagaros debe,
    Que vos honréis lo que es vuestro.

    Bien se que es atrevimiento
    Pero el amor es testigo
    Que no se lo que me digo
    Por saber lo que me siento.

    Y en fin, perdonad por Dios,
    Señora, que os hable así,
    Que si yo estuviera en mí
    No estuvierais en mí vos.

    Sólo quiero suplicaros
    Que de mí recibáis hoy,
    No sólo el alma que os doy,
    Mas la que quisiera daros.


    poema de Sor Juana Inés de la Cruz
     
  7. sandybell

    sandybell Soñadora

    Mensajes:
    317
    Ubicación:
    ARGENTILANDIA
    Re: POEMAS DE AMOR

    [​IMG]

    Redondillas

    Hombres necios que acusáis
    a la mujer, sin razón,
    sin ver que sois la ocasión
    de lo mismo que culpáis;


    si con ansia sin igual
    solicitáis su desdén,
    por qué queréis que obren bien
    si las incitáis al mal?


    Combatís su resistencia
    y luego, con gravedad,
    decís que fue liviandad
    lo que hizo la diligencia.


    Parecer quiere el denuedo
    de vuestro parecer loco,
    al niño que pone el coco
    y luego le tiene miedo.


    Queréis, con presunción necia,
    hallar a la que buscáis
    para prentendida, Thais,
    y en la posesión, Lucrecia.


    ¿Qué humor puede ser más raro
    que el que, falto de consejo,
    él mismo empaña el espejo
    y siente que no esté claro?


    Con el favor y el desdén
    tenéis condición igual,
    quejándoos, si os tratan mal,
    burlándoos, si os quieren bien.


    Opinión, ninguna gana,
    pues la que más se recata,
    si no os admite, es ingrata,
    y si os admite, es liviana.


    Siempre tan necios andáis
    que, con desigual nivel,
    a una culpáis por cruel
    y a otra por fácil culpáis.


    ¿Pues como ha de estar templada
    la que vuestro amor pretende?,
    ¿si la que es ingrata ofende,
    y la que es fácil enfada?


    Mas, entre el enfado y la pena
    que vuestro gusto refiere,
    bien haya la que no os quiere
    y quejaos en hora buena.


    Dan vuestras amantes penas
    a sus libertades alas,
    y después de hacerlas malas
    las queréis hallar muy buenas.


    ¿Cuál mayor culpa ha tenido
    en una pasión errada:
    la que cae de rogada,
    o el que ruega de caído?


    ¿O cuál es de más culpar,
    aunque cualquiera mal haga;
    la que peca por la paga
    o el que paga por pecar?


    ¿Pues, para qué os espantáis
    de la culpa que tenéis?
    Queredlas cual las hacéis
    o hacedlas cual las buscáis.


    Dejad de solicitar,
    y después, con más razón,
    acusaréis la afición
    de la que os fuere a rogar.


    Bien con muchas armas fundo
    que lidia vuestra arrogancia,
    pues en promesa e instancia
    juntáis diablo, carne y mundo.


    poema de Sor Juana Inés de la Cruz
     
  8. sandybell

    sandybell Soñadora

    Mensajes:
    317
    Ubicación:
    ARGENTILANDIA
    Re: POEMAS DE AMOR

    [​IMG]


    Ya que para despedirme

    Ya que para despedirme,
    dulce idolatrado dueño,
    ni me da licencia el llanto
    ni me da lugar el tiempo,


    háblente los tristes rasgos,
    entre lastimosos ecos,
    de mi triste pluma, nunca
    con más justa causa negros.


    Y aun ésta te hablará torpe
    con las lágrimas que vierto,
    porque va borrando el agua
    lo que va dictando el fuego.


    Hablar me impiden mis ojos;
    y es que se anticipan ellos,
    viendo lo que he de decirte,
    a decírtelo primero.


    Oye la elocuencia muda
    que hay en mi dolor, sirviendo
    los suspiros, de palabras,
    las lágrimas, de conceptos.


    Mira la fiera borrasca
    que pasa en el mar del pecho,
    donde zozobran, turbados,
    mis confusos pensamientos.


    Mira cómo ya el vivir
    me sirve de afán grosero;
    que se avergüenza la vida
    de durarme tanto tiempo.


    Mira la muerte, que esquiva
    huye porque la deseo;
    que aun la muerte, si es buscada,
    se quiere subir de precio.


    Mira cómo el cuerpo amante,
    rendido a tanto tormento,
    siendo en lo demás cadáver,
    sólo en el sentir es cuerpo.


    Mira cómo el alma misma
    aun teme, en su ser exento,
    que quiera el dolor violar
    la inmunidad de lo eterno.


    En lágrimas y suspiros
    alma y corazón a un tiempo,
    aquél se convierte en agua,
    y ésta se resuelve en viento.


    Ya no me sirve de vida
    esta vida que poseo,
    sino de condición sola
    necesaria al sentimiento.


    Mas, por qué gasto razones
    en contar mi pena y dejo
    de decir lo que es preciso,
    por decir lo que estás viendo?


    En fin, te vas, ay de mi!
    Dudosamente lo pienso:
    pues si es verdad, no estoy viva,
    y si viva, no lo creo.


    Posible es que ha de haber día
    tan infausto, funesto,
    en que sin ver yo las tuyas
    esparza sus luces Febo?


    Posible es que ha de llegar
    el rigor a tan severo,
    que no ha de darle tu vista
    a mis pesares aliento?


    Ay, mi bien, ay prenda mía,
    dulce fin de mis deseos!
    Por qué me llevas el alma,
    dejándome el sentimiento?


    Mira que es contradicción
    que no cabe en un sujeto,
    tanta muerte en una vida,
    tanto dolor en un muerto.


    Mas ya que es preciso, ay triste!,
    en mi infeliz suceso,
    ni vivir con la esperanza,
    ni morir con el tormento,


    dame algún consuelo tú
    en el dolor que padezco;
    y quien en el suyo muere,
    viva siquiera en tu pecho.


    No te olvides que te adoro,
    y sírvante de recuerdo
    las finezas que me debes,
    si no las prendas que tengo.


    Acuérdate que mi amor,
    haciendo gala de riesgo,
    sólo por atropellarlo
    se alegraba de tenerlo.


    Y si mi amor no es bastante,
    el tuyo mismo te acuerdo,
    que no es poco empeño haber
    empezado ya en empeño.


    Acuérdate, señor mío,
    de tus nobles juramentos;
    y lo que juró la boca
    no lo desmientan tus hechos.


    Y perdona si en temer
    mi agravio, mi bien, te ofendo,
    que no es dolor, el dolor
    que se contiene atento.


    Y adiós; que con el ahogo
    que me embarga los alientos,
    ni sé ya lo que te digo
    ni lo que te escribo leo.


    poema de Sor Juana Inés de la Cruz
     
  9. sandybell

    sandybell Soñadora

    Mensajes:
    317
    Ubicación:
    ARGENTILANDIA
    Re: POEMAS DE AMOR

    [​IMG]

    A la Libertad

    Como del fondo mismo de los cielos
    el sol eterno rutilante se alza,
    como el seno turgente de una virgen
    al fuego de la vida se dilata:
    Así radiosa,
    y así gallarda
    se levantó del mar donde yacía
    la exuberante tierra americana.
    Como prende su túnica de raso
    con su joya mejor, la soberana,
    como entre todas las estrellas reina
    el lucero magnífico del alba;
    Así pulida,
    y así gallarda
    sobre todos los pueblos de su estirpe,
    resplandor y joyel, ¡surge mi patria!
    Como buscan la luz y el aire libre
    las macilentas hierbas subterráneas,
    como ruedan tenaces y tranquilas
    al anchuroso piélago, las aguas;
    Así sedienta,
    y así porfiada,
    la triste humanidad se precipita
    al pie de la bandera azul y blanca.
    ¡Allí van congregándose a la sombra,
    para formar después una montaña!
    ¡Allí van adhiriéndose en el tiempo
    partícula a partícula las razas!
    Allí se funde,
    y allí se amasa
    el hombre, tal como surgió en la mente
    del autor de los orbes y las almas.
    Que así pulida,
    y así gallarda
    sobre todos los pueblos de su estirpe,
    resplandor y joyel, ¡surgió mi patria!


    poema de Almafuerte
     
  10. sandybell

    sandybell Soñadora

    Mensajes:
    317
    Ubicación:
    ARGENTILANDIA
    Re: POEMAS DE AMOR

    [​IMG]

    A la primavera

    ¡Salud, primavera, princesa encantadora!
    saludo engrandecido las gasas de tu velo;
    ya orlan tus vestidos el argentino suelo.
    ¡Salud, reina galana que el trópico atesora!
    En la triunfal carroza que llegas, soñadora,
    viene la diosa áurea con perfumado vuelo.
    ¡quién sabe de qué mundo! ¡quién sabe de qué cielo!
    ¡salud, gentil doncella! ¡tu túnica enamora!
    De tus joyas de virgen, los rizos nacarados
    se extienden tiernamente con sin igual candor;
    por las grandes ciudades, por los desiertos prados,
    tus tintes de armonías, tus ecos sublimados,
    encierran luengas páginas de ensueños y de amor.
    ¡salud, reina que llegas de mundos ignorados!


    poema de Almafuerte​
     
  11. sandybell

    sandybell Soñadora

    Mensajes:
    317
    Ubicación:
    ARGENTILANDIA
    Re: POEMAS DE AMOR

    [​IMG]

    tus pies

    Nocturno canto de amor
    que ondulas en mis pesares,
    como en los negros pinares
    las notas del ruiseñor.


    Blanco jazmín entre tules
    y carnes blancas perdido,
    por mi pasión circuído
    de pensamientos azules.


    Coloración singular
    que mi tristeza iluminas,
    como al desierto y las ruinas
    la claridad estelar.


    Nube que cruzas callada
    la extensión indefinida,
    dulcemente perseguida
    por la luz de mi mirada.


    Ideal deslumbrador
    en el espíritu mío,
    como el collar del rocío
    con que despierta la flor.


    Sumisa paloma fiel
    dormida sobre mi pecho,
    como si fuera en un lecho
    de mirtos y de laurel.


    Música, nube, ideal,
    ave, estrella, blanca flor,
    preludio, esbozo, fulgor
    de otro mundo espiritual.


    Aquí vengo, aquí me ves,
    aquí me postro, aquí estoy,
    como tu esclavo que soy,
    abandonado a tus pies.


    poema de Almafuerte
     
  12. sandybell

    sandybell Soñadora

    Mensajes:
    317
    Ubicación:
    ARGENTILANDIA
    Re: POEMAS DE AMOR

    [​IMG]

    Adiós a la maestra

    Obrera sublime,
    bendita señora:
    la tarde ha llegado
    también para vos.
    ¡La tarde, que dice:
    descanso!…la hora
    de dar a los niños
    el último adiós.
    Mas no desespere
    la santa maestra:
    no todo en el mundo
    del todo se va;
    usted será siempre
    la brújula nuestra,
    ¡la sola querida
    segunda mamá!
    Pasando los meses,
    pasando los años,
    seremos adultos,
    geniales tal vez…
    ¡mas nunca los hechos
    más grandes o extraños
    desfloran del todo
    la eterna niñez!
    En medio a los rostros
    que amante conserva
    la noble, la pura
    memoria filial,
    cual una solemne
    visión de Minerva,
    su imagen, señora,
    tendrá su sitial.
    Y allí donde quiera
    la ley del ambiente
    nimbar nuestras vidas,
    clavar nuestra cruz,
    la escuela ha de alzarse
    fantásticamente,
    cual una suntuosa
    gran torre de luz.
    ¡No gima, no llore
    la santa maestra:
    no todo en el mundo
    del todo se va;
    usted será siempre
    la brújula nuestra,
    ¡la sola querida
    segunda mamá!


    poema de Almafuerte
     
  13. sandybell

    sandybell Soñadora

    Mensajes:
    317
    Ubicación:
    ARGENTILANDIA
    Re: POEMAS DE AMOR

    [​IMG]

    Ayer y Hoy

    I

    Humilde como el voto del creyente,
    bendito como el ángel de mi guarda,
    tímido, solitario, romancesco,
    fe y esperanza.


    II

    Como tú, virginal y sin mancilla,
    como yo, visionario y entusiasta,
    era el amor que te ofrecí; inocente,
    como mi alma.


    III

    Ignoto, como ráfaga perdida,
    ardiente, como lágrima callada,
    torcido, desolado, borrascoso,
    amor de paria.


    IV

    Triste como el destello de la luna,
    solo, como la luna solitaria,
    es el recuerdo de ese amor maldito,
    como mi alma.


    poema de Almafuerte
     
  14. sandybell

    sandybell Soñadora

    Mensajes:
    317
    Ubicación:
    ARGENTILANDIA
    Re: POEMAS DE AMOR

    [​IMG]


    Brisa

    Llega a mis sienes, tímida, temblando,
    tan perfumada como un rosal
    la tibia brisa, su andar es blando.
    ¡Primer suspiro primaveral!


    Llega tan suave, tan dilatada
    cual de la linfa el correr fugaz,
    o de la amante ruborizada
    púdica y suave pasión veraz.


    Cuando en mi pecho, tierna se posa,
    bebo su tierna tribulación,
    entonces, dicha un instante goza,
    pobre, dolido, mi corazón.


    poema de Almafuerte
     
  15. sandybell

    sandybell Soñadora

    Mensajes:
    317
    Ubicación:
    ARGENTILANDIA
    Re: POEMAS DE AMOR

    [​IMG]