Blog de narrativa de los foreros de Infojardín

Tema en 'Comunidad de Infojardín' comenzado por espliego, 15/1/12.

  1. nafnaf

    nafnaf carpe diem

    Mensajes:
    2.930
    Ubicación:
    sierra oeste de Madrid
    Re: BLOG de NARRATIVA de los foreros de Infojardín.

    pues mira Mercedes... no sé si es de ... AL oevera precisamente :11risotada:

    En fín...

    PS Leer los textos atrasados, lo puedes hacer en el mismo blog ;)

    edito Trasi, nos hemos cruzado. Para publicar algo nuevo, tendremos que esperar creo... A ver lo que opinan Manu y espliego que son los padres de la criatura.
     
  2. espliego

    espliego

    Mensajes:
    749
    Ubicación:
    Caravaca (Murcia) y Madrid
    Re: BLOG de NARRATIVA de los foreros de Infojardín.

    Bueno, tranquilo todo el mundo, que no hay mal que por bien no venga :happy: La ciscunstancia, definitiva o eventual, de la desaparición de ciertos hilos ha servido para revivir este, que andaba perdido por ahí (Gracias, MercedesAl)

    Os vuelvo a invitar, junto a Manu (que fue quien empezó este tinglao) a que escribáis cosas para incluirlas en este Blog http://relatinfo.blogspot.com.es/ de los foreros de Infojardin.

    No puedo creer que solo Ana María Jiménez, Ángel, caballoloco, Chagall, elermitaño, espliego, Floripondia, jordi, Manu, MercedesAl, miosotis, nafnaf, Trasimedes y Vega sean los únicos foreros a los que nos gusta escribir.

    Para romper el hielo, adjunto a continuación un relato que he escrito para subirlo después al Blog. Espero que pase la censura...
     
  3. espliego

    espliego

    Mensajes:
    749
    Ubicación:
    Caravaca (Murcia) y Madrid
    Re: BLOG de NARRATIVA de los foreros de Infojardín.

    El sapito sin pilila y la ratita viciosa

    [​IMG]

    Esto era una vez un sapito sin pilila que vivía en una charca cercana a un camino. El camino subía una pequeña cuesta y terminaba en una casita de labradores abandonada. El sapito creía que estaba solo en aquél paraje y todas las noches se asomaba al borde de la charca y comenzaba una serenata nostálgica ¡croac! ¡croac!. Pensaba que ninguna ranita acudiría a sus cantos desafinados, ¿quién podía querer a un sapito sin pilila metido dentro de un charco? Pero era feliz, le cantaba a la luna, la luna estaba lejos ¿qué podía saber la luna si tenía o dejaba de tener pilila? Y la luna, su luna, le sonreía siempre.

    Una noche cualquiera se asomó como siempre al borde de la charca y comenzó su serenata "¡croac! ¡croac!" y así siguió durante tiempo y tiempo. Cuando más emocionado estaba mirando a su luna, oyó el chapoteo de algo junto a él.

    –¿Qué será?–, pensó el sapito. Miraba a su alrededor, sin parar de croar, pero no veía nada, parecía que hasta la luna se reía de él esa noche inundando su espacio de sombras. Y de repente… ¡la vio!… Era una preciosa ranita de san antonio, delgadita, estilizada, sonriente, coqueta. El sapito se quedó mudo, se ahogaron en su garganta los croídos. La ranita se le acercó y rozándole el lomo con su bocaza, le dijo:

    –¡Hola, sapito! ¡Qué bien cantas!

    El sapito se puso colorado, y comenzó a croar, esta vez no a su luna sino a esa ranita que la charca le había traído a su lado.

    –¡croac!–, dijo tímidamente. Y continuó –¡croac! ¡¡croac!! ¡¡croac!!–, cada vez más crecido.

    La ranita lo miraba embelesada, el sapito cantaba mal pero estaba cachas, y ella andaba algo removida porque era primavera y, ya se sabe, en primavera se remueve uno. Y no había otras charcas ni otros sapitos en las proximidades a los que acudir para desfogar sus ansias reproductoras.

    –¿Cómo te llamas?– le preguntó la ranita al sapito, rozándole las ancas con sus patas delanteras de modo insinuante. El sapito, que nunca se había visto en una situación parecida, le contestó:

    –Me llamo… ¡el sapito sin pilila!–

    Entonces, la ranita se separó de él y comenzó a palparle la entrepierna (la entreanca en este caso), buscando ávidamente algún bulto paquetetiano. Al sapito se le escapó una lagrimilla, que se disolvió en las aguas putrefactas del charco.

    –Sí–, contestó casi sin voz, –soy el sapito sin pilila– y croó ahora muy, muy lastimeramente.

    La ranita, que era muy buena persona, le pasó con ternura una pata delantera por la cabeza y le dijo:

    –No te preocupes, sapito sin pilila; ahí arriba, en la casa abandonada, hay una ratita que es algo viciosilla, rara, le gusta hasta la poesía, y seguro que le da igual que los sapitos tengan o no tengan pilila, ella te puede dar compañía, caricias y todo lo que desees–. Y dando un salto desapareció en las sombras en busca de sapìtos mejor dotados, que seguía removida, qué le iba a hacer.

    El sapito, después de unos minutos de desconcierto, salió del agua y comenzó a ascender por el camino que conducía a la casa. Por fin llegó a la puerta y tocó en ella ¡toc!¡toc!. Alguien le contestó desde dentro:

    –¿Quién es?
    –Soy… el sapito… sin pìlila...– contestó el sapito tímidamente, –¿me dejas pasar a tu casita?–

    Y la ratita, porque es obvio que era la ratita, si meto otro personaje en este cuento a esta altura esto no va a terminar nunca, le preguntó:

    –Y ¿qué vas a hacer por las noches?

    El sapito sin pilila se quedó mudo, jamás le habían preguntado que qué iba a hacer por las noches. Además ¿qué se podía hacer por las noches excepto croarle a la luna?. Luego de un rato en silencio, contestó a la ratita:

    –¡Croarle a la luna mis mejores croídos!

    Y quedó esperando la contestación de la ratita, en silencio. Al cabo de unos segundos, que al sapito sin pilila le parecieron una eternidad, crujió el picaporte de la puerta, y esta comenzó a girar lenta, muy lentamente, dejando pasar por el hueco un rayo de luna que se colaba en el interior de la casa.
     
  4. Re: BLOG de NARRATIVA de los foreros de Infojardín.

    Hola!

    espliego, me ha encantado este cuento :beso:

    Me voy una semana y me entero de que han ocultado temas.. vaya cosa rara. En fin, Jesús sabrá qué hace.

    Cuando tenga algo por ahí que publicar lo pondré por aquí :happy:

    Besos ;)
     
  5. MercedesAl

    MercedesAl

    Mensajes:
    1.177
    Ubicación:
    Almería.
    Re: BLOG de NARRATIVA de los foreros de Infojardín.

    Si sería cuestión de genética, o algún tipo de accidente. Pero que peligro! los croac croac de ese sapito sin pilila. Ranitas de san antón, hasta la misma Luna, enamorás de su coro de croares angelicales.

    El frasquito dispensador de colonia, y un after save de muestra deberías tener asegurado de parte de los anunciantes, por lo menos!

    Gracias a ti espliego por la ocurrencia de abrir ese blog. Al menos mis cuatro gansadas quedaron ahí a salvo cuando cierto ordenador caprichoso decidió quedarse "fiambre" para siempre.

    Creo que en definitiva lo que me fastidió fue el tiempo que perdí buscando el dichoso hilo entre infinitas páginas. Que bástase que uno busque algo, para que justo ande de cuarentena...el Murfhy

    Bueno, como se ha roto el hielo, va de bichos. Y como las amenazas, como las promesas, hay que cumplirlas :twisted: , dejo este que tenía ahora a mano...o a tentáculo




    con un pulpo en el jardín

    Había estado ese día por el cabo, buscando anémonas y moluscos en las charcas intermareales. Recuerdo aquel instante de sobresalto, el pequeño roce, como una mínima caricia en el dorso del pie. Medio sumergida fotografiando unas caeruleas que había pegadas a la pared del arrecife, sería entonces.

    Por eso luego no me extrañó tanto.

    Después de enjuagar las gafas y aletas de buceo con agua dulce, ahuyentando ya al fresco de la tarde hasta la última mota de arena en el objetivo de la canon. De fondo el caceroleo de Jorge en la cocina, que de nuevo se había acoplado a cenar. Justo ahí fue cuando me sorprendió, escurriéndose desde los flecos cortados desiguales del pantalón, como un chorrito de agua salada todavía.

    Asistí solo con esa indolente laxitud veraniega de vino tinto al traslado. Como desde el borde del bolsillo de mis vaqueros, se iban asomando parsimoniosos aquellos ojitos atentos, resbalando hasta la teca del larguero en la silla.

    Y como mi amigo a cenar, él se acopló a la rutina de mi vida.

    Tampoco coincidimos mucho, no sé como se entretiene en el hueco de mis tiempos. Solo alguna vez lo pillé buscando a Lenon en yutube. Independiente, va a su aire (o aguas), no suele acercarse por estos espacios secos de la casa. Más de perderse en los patios y el jardín, también he notado que se encierra bastante en su baño. Siempre procura no llamar la atención cuando hay visitas, ellos hacen como que no lo ven.

    No da ruido ninguno, y yo me he hecho a su presencia, más habitual y cotidiana que insólita.

    Alguna vez viene y se sienta en el sofá, mirando con extrañeza como se escurren mis lágrimas delante de algún melodrama. Pero nunca, de más estuviera, ha hecho por acercar ni una de sus ventosas para coger el mando de la tele. Aunque diría que le gustan más las de risa.

    Un día salimos. Bajó también hasta la playa, nos sentamos en el chiringuito con los pies, bueno, él los tentáculos, hundidos en la arena . Si se le habrá pegado pensé alguno de los gestos propios para ver pelis, diría que por el sifón se le escapaba como un suspiro.

    Ya, claro!, procuro siempre irme a hurtadillas cuando salgo. Luego busco rastros en las baldosas, barruntando con aquella mirada de añorante deseo a las olas. Como el que no quiere, pendiente de su vuelta

    .....

    Es lo que tiene tragar agua salada :11risotada:
     
  6. nafnaf

    nafnaf carpe diem

    Mensajes:
    2.930
    Ubicación:
    sierra oeste de Madrid
    Re: BLOG de NARRATIVA de los foreros de Infojardín.

    :11risotada: No quiero imaginar lo que habría salido de tus teclas de haberte bebido el gintonic :11risotada: ...

    ¿has mirado en el garaje?...

    Buenísimo :5-okey:

    Ampliando el anexo del zoológico estamos entre sapitos, ranitas, ratitas y bichos del mar.

    :razz: Bonito sol en la sierra hoy... miraré a ver si veo bichos en mi jardín también.;)
     
  7. espliego

    espliego

    Mensajes:
    749
    Ubicación:
    Caravaca (Murcia) y Madrid
    Re: BLOG de NARRATIVA de los foreros de Infojardín.

    Bonita historia, Mercedes, ya la he incorporado al Blog, antes de que nos elimine la tijera podadora.

    http://relatinfo.blogspot.com.es/

    No está mal eso de tener un pulpo como animal de compañía: no hay que sacarlo a hacer sus necesidades a la calle, no ensucia, no ladra. Sólo se fija. Pero ten cuidado al volver de tus escapadas marino-fotográficas, no sea que ande por las baldosas y lo pises sin darte cuenta. Deberías ponerle un cascabelillo en cada uno de sus brazos :happy: Y ten cuidado también con Jorge, no sea que un día lo eche a la cacerola (espero que sea vegetariano)
     
  8. MercedesAl

    MercedesAl

    Mensajes:
    1.177
    Ubicación:
    Almería.
    Re: BLOG de NARRATIVA de los foreros de Infojardín.

    Claro! :sorprendido: , si entro todos los días. No ves que tengo que darle de comer y cepillarle el lomo al Unicornio que se instaló allí. En un corralito, que luego me araña el coche con la frente. Pero más que nada, por tenerlo separado de la barby que vive en la caravana aparcada desde hace ya en las estanterías...Que discuten mucho últimamente

    Ya te digo :meparto:

    Gracias por subirlo al blog, espliego

    Ni se le ocurra!, que de vegetarianos nada, pero saben todos que mi pulpo es bien sagrado.

    Que buena idea lo de ponerle en brazos y piernas sus ocho cascabeles. Con los croach angelicales del sapito, el sonido de los cascabeles. Y algún grillo, ya casi tenemos banda sonora :52aleluya: .
     
  9. MercedesAl

    MercedesAl

    Mensajes:
    1.177
    Ubicación:
    Almería.
    Re: BLOG de NARRATIVA de los foreros de Infojardín.

    Bueno, algo chirriante :happy: me temo, pero añado otro intento de sonido a este jardín de los cuentos.

    Que bien podría titularse también Cuento para las niñas, Ángeles, Eva, Claire, Marta, que no tienen miedo de los bichos.

    ....

    [​IMG]


    La chicharra emprendedora.

    La abuela fue vecina de toda la vida de su madre, vivieron desde siempre en la misma calle, por eso sabía tan bien su historia, fue quien me la contó. Aunque luego se dijeran tantas cosas sobre aquella chicharra, inciertas la mayoría.

    La verdad... Es que eran varios hermanos, aunque ella destacó siempre, desde bien chica. Ya nació curiosa, abrumando incluso luego a su madre con preguntas, de porqués, los comos, y cuandos. Tan impaciente, deseando salir de la galería donde creció, dejar de comer raíces, probar la savia, estrenar sus cuatro alitas.

    Y cuando por fin pudo asomarse a la luz del sol, todo la impresionó, todo lo quiso conocer, y practicar.

    Lo primero que se hizo fue amiga de las libélulas del prado húmedo cercano. Le contaron que de chicas ellas sabían nadar, que habían nacido en el agua, y que al crecer tuvieron que salir de su primer traje. Cuando se les secaron las alas, ya pudieron echarse a volar. Y que unos pájaros malos se las quisieron comer.

    Pero como la chicharra era valiente y atrevida, se acercó a los gorriones para preguntarles que ellos como tenían unas alas tan enormes. Con una gran algarabía se rieron de ella, -Entonces tú no has visto todavía lo que son unas alas grandes!. -Espera y verás a que lleguen las grandes de verdad.

    Cuando conoció por fin a las grullas, y le contaron de su viaje, del norte, de la nieve que nunca había visto, las corrientes de aire en el cielo, como impresionaron a la pequeña chicharra. - Calla!, calla!, le grullearon todas cuando ella quiso enseñarles también el sonido que aprendía, practicando con la barriga

    Desde su conversación con las grullas, lo que ya siempre quiso fue viajar. Y en la medida que le daban sus cortas alas, lo hizo. Fijándose en cada cosa que veía. Como era una chicharra inteligente, se dio cuenta que nunca podría hacer grandes distancias, y que también tendría que buscarse la vida.

    En esto que conoció por los matorrales a un mirlo madrugador que escarbaba por allí. Desde los primeros silvos y chirreos se entendieron bien, que en esos pequeños viajes había aprendido idiomas además. Y como ya lo tenía todo más o menos planeado, contrató aquel mirlo risueño para iniciar su negocio.

    Empezó solo con ese pájaro, pero luego juntó una buena bandada. Se dedicaban al transporte de mercancías... Que si las hormigas no podían acarrear un pesado trozo de algo, le hacían el servicio hasta el hormiguero. O que si a un escarabajo pelotero se le formaba demasiado grande la bola y ya no podía tirar con ella, le prestaban ayuda en el camino. Y así, con sucursales abiertas por todo el campo...También trabajaban mucho para las abejas, porque ellas el polen lo acarreaban bien, pero luego no podían con los botes de miel, cuando ya quisieron quitarse intermediarios de encima.

    Como el negocio se iba agrandando, tuvo que contratar un equipo de lechuzas para que le llevaran el papeleo, les gustaba más bien trabajar de noche.

    Mientras, quitada ya del engorro de oficina, dedicaba su tiempo a buscar posibles clientes... Por los tallos de la avena loca, invitando a savia en los troncos de los pinos.

    Me contó también la abuela, que por aquellos entonces no los dejaba dormir una gotica de siesta. Que entre jugo y jugo de savia por las arboledas le presentaron a la chicharra con el oviscapto más bonito que había visto en su vida. De la que se prendó de momento, dedicándole ya todos sus chicharreos.

    (Es que si le hubiéramos llamado chicharro, habría sido un pez, y cambiado ya toda la historia. Pero como la nuestra sonaba los timbales de su barriga, era chicharra chico, seguro.)

    Con el tiempo fue ampliando la empresa que dirigía con tanto éxito...Hasta por ultramar se expandieron. Ideó mandar desde el interior los pedidos con las cigüeñas a las gaviotas, estas se los iban pasando a los alcatraces, hasta que llegaban a los albatros. Que traían la mercancía cuando venían a tierra. Papagayos y cotorras pudieron disfrutar ya de menús tropicales.

    Fue luego, cuando la crisis afectó también su negocio. Y no pudo hacer frente a los intereses de los créditos que tenía con las hormigas, cuando surgieron todas las habladurías. Pero a la cigarra, que ya tenía otros planes a la vista de sus antenas, le importaron bien poco aquellos cuentos. Volvió por unos años a las galerías donde había crecido bajo tierra, para estudiar detenidamente nuevos proyectos... Y por allí parece que sigue.

    Lo sé porque la abuela además de vecina, también fue comadre de la suya, que vive todavía. Y me lo ha contado.

    Hasta igual nos sorprende cualquier día esa chicharra, que su cuento todavía no ha terminado...

    ...​
     
  10. Trasimedes

    Trasimedes

    Mensajes:
    2.000
    Ubicación:
    Barcelona
    Re: BLOG de NARRATIVA de los foreros de Infojardín.

    Amigas y amigos escritores, yo os saludo.

    Conversaba esta mañana con los amigos acerca del último número de la revista Historia y Vida,la cual dedica un extenso articulo al califato de Córdoba.

    Yo me limito a contaros lo que me enseñó un maestro que tuve, historiador fecundo, acerca de un personaje mítico que fue azote de la cristiandad, allá por el siglo X de la era cristiana.

    ALMANZOR

    Sobre su tumba se escribió:

    Sus hazañas te informarán sobre él,
    como si con tus propios ojos lo estuvieras viendo.
    ¡Por Allah, que nunca volverá a dar el mundo nadie como él
    Ni defenderá las fronteras otro que se le pueda comparar!

    Por su parte los Cronicones y Anales cristianos consignaron:
    Engendro diabólico, movido por el genio del mal, atraía a los cristianos con una tolerancia aparente y al mismo tiempo profanaba sus santuarios.

    .......Si ya es difícil estudiar con criterio imparcial la Historia de España,
    harto dificultoso es el estudio de un personaje como Almanzor que vivió en pleno siglo X, en una época en la que reinaba la más absoluta oscuridad histórica. Sin embargo, nos ha quedado, testimonio de historiadores tales como Ibn Hayyan (La gesta de los Amiríes) ó Ibn al -Jatib. También, por parte cristiana, en lo concerniente al personaje, nos quedaron los antiguos cronicones escritos por los monjes medioevales, que hoy en nuestros días se nos ofrecen con mayor o menor grado de verosimilitud.

    A Muhammad Ibn Abú Amir, Almanzor, se le supone nacido en un territorio llamado “Turrush” cercano, al parecer a Algeciras. Algunos aseguran que era natural de Torrox, prov. De Málaga , hijo de una familia árabe originaria del Yemen. Fue un joven brillante, licenciado en Derecho y en Letras en la Universidad de Córdoba; y destacó tanto por sus cualidades, que pronto iniciaría una fulgurante carrera política que lo llevaría a la Corte del Califa, Alhakem.

    A la muerte del Califa se disputaron el trono el hermano del fallecido, el gran visir Cháfar y su jefe militar, un prestigioso general, llamado, Galib.

    El joven Almanzor, sabedor de lo que más le convenía, supo maniobrar entre los dos principales poderes políticos, tomando partido por el militar desposándose además con una de sus hijas. Una vez consolidado Galib en el poder, es cuando Almanzor se enfrenta con las armas a su suegro infligiéndole una derrota en la famosa batalla de San Vicente, en la que perece el propio Galib. En un gesto de crueldad inaudita, Almanzor le envía la cabeza de éste a Asma, su esposa, la hija del infortunado general.

    A partir de entonces, es cuando se erige en el dueño y señor absoluto de Al-Andalus, confinando al Califa-niño, Hixem II, allá en los palacios dorados de la Medina Azahara.

    Y también es a partir de ahí, a finales del siglo X, cuando la cristiandad padece una a una todas las 56 campañas del invicto caudillo amirí. Él asoló ciudades, y fue arrebatando uno por uno a reyes y condes cristianos, los territorios que tan arduo trabajo había costado fundar y repoblar.

    La hegemonía leonesa estaba herida de muerte.

    Almanzor. El Manssur (El Victorioso) atacó Santiago de Compostela, destruyó la iglesia y llegó ante el sepulcro del Apóstol Santiago, que no llegó a destruir. Dice la leyenda, que un rayo cayendo entre su caballo y la tumba del Apóstol lo hizo marchar de allí, preso de un miedo supersticioso. Mientras tanto, los cristianos, también sumidos en un miedo pavoroso, se refugiaban tras las murallas de Lugo, amedrentados ante el poderío del musulmán.

    Dicen las crónicas cristianas:

    "Pero al fin la divina piedad se compadeció de tanta ruina, y pasados doce años pereció con su ejército, golpeado por el Señor".

    Finalmente, se acabaría el constante martilleo islámico sobre los territorios cristianos, cuando en su 56ª campaña, regresaba a Córdoba, después de haber destruido el Monasterio de San Millán de la Cogolla. Las crónicas musulmanas nos dicen: “En la campaña quincuagésimo sexta, en la que falleció, había salido de Córdoba estando ya enfermo, víctima de una peste asquerosa, y aun así hizo botín. Empero la enfermedad lo obligaba a regresar a Córdoba, pero murió y fue enterrado en la frontera, en Medinaceli, el veintisiete del Ramadán del año 1002”

    Y el Cronicón Silense señaló con terrible brevedad:
    “Año 1002, mortus est Almanzor et sepultus est in inferno”

    Yo añadiría que en Calatañazor no perdió Almanzor su atambor. Si bien el conde castellano Sancho García no perdió ocasión de atacar la retaguardia de un ejercito en retirada, con su jefe ya sexagenario y enfermo.

    Ésto es todo, amigos.:11risotada: :11risotada: :11risotada:
     
  11. espliego

    espliego

    Mensajes:
    749
    Ubicación:
    Caravaca (Murcia) y Madrid
    Re: BLOG de NARRATIVA de los foreros de Infojardín.

    Mercedes y Trasimedes, ya he incorporado vuestros textos al blog:

    El jardín de los cuentos (narradores de Infojardin)

    Mercedes, buena historia reivindicativa de la chicharra y su pretendida "vaguería". Espero que salga a la superficie antes de que pasen 13 años, que es el tiempo que se tiró enterrada en su fase de larva. Y que cuando salga ya haya desaparecido la crisis. Y todos los dirigentes actuales.

    Y gracias, Trasimedes, por traernos de forma amena la historia de Almanzor, de quien la mayoría no sabemos más que perdió el tambor en Catalañazor o por ahí. Adjunta una fotilla si quieres que la incorpore al texto.

    Me gusta comprobar que este hilo tiene un relación visitas/mensajes de 45. No está mal. Sigamos insistiendo y esperando que se animen nuevos foreros.
     
  12. Trasimedes

    Trasimedes

    Mensajes:
    2.000
    Ubicación:
    Barcelona
    Re: BLOG de NARRATIVA de los foreros de Infojardín.

    Gracias a tí, Espliego.

    Voy a ver si consigo esa fotillo. Tengo un retrato al lápiz carbón de un sujeto, que bien podría pasar por ser el mismo Almanzor redivivo.:11risotada:

    [​IMG]

    Uploaded with ImageShack.us
     
  13. espliego

    espliego

    Mensajes:
    749
    Ubicación:
    Caravaca (Murcia) y Madrid
    Re: BLOG de NARRATIVA de los foreros de Infojardín.

    Trasimedes, ya tienes tu texto "almanzorizado". Realmente se le parece :happy:
     
  14. Trasimedes

    Trasimedes

    Mensajes:
    2.000
    Ubicación:
    Barcelona
    Re: BLOG de NARRATIVA de los foreros de Infojardín.

    Gracias, espliego.
    Ese retrato lo dibuje hace un porrón de años. Así que también tiene su "Historia":11risotada:
     
  15. Trasimedes

    Trasimedes

    Mensajes:
    2.000
    Ubicación:
    Barcelona
    Re: BLOG de NARRATIVA de los foreros de Infojardín.

    GIBRALTAR, MON AMOUR

    .....Emisora de la BBC de >Londres radiando para España en onda corta......

    Parece que fue ayer cuando oía esa sintonía con el transistor pegado a la oreja.

    Vivía yo entonces, en La Línea de la Concepción, donde una buena samaritana me tenía acogido en su casa, como único huesped, Mientras, mi padre trabajaba en Gibraltar (Green Line South Barracks Road)

    Antonia, Antoñita, me cuidó con amor y fue como una madre para mí. Ella me contaba cosas que pasaron cuando ella era joven. Cosas de la segunda Guerra mundial.
    Me contaba horrorizada, que durante la conflagración, los alemanes bombardeaban Gibraltar; y los aterrorizados habitantes del Peñón, huían buscando una vía de escape hacia España, Mientras las bombas hacían temblar los cristales de las casas de La Línea. Y ella abrazaba a su marido, muertos de miedo los dos.

    Oyendo ese relato, que también era conocido por los miembros de la panda de jovenzuelos de la que yo formaba parte, determinamos por mayoría, que esos “llanitos” eran súbditos ingleses por conveniencia; que habría que castigarlos cumplidamente por su chulería y su prepotencia.
    De modo que, para dirimir nuestras diferencias, los retamos a un partido de fútbol:

    Nosotros: El Bahía, unos mal calzados.
    Ellos: El Llibroltar (El Gibraltar) Bien equipados y mejor preparados
    Del resultado de aquel evento, mejor no acordarse; nos dieron una paliza soberana.
    Pero, eso sí; los cosimos a patadas, con el beneplácito del árbitro que era un español, de Algeciras, jajá jajá

    Peor les fue a ellos cuando el Almirante alemán, Karl Dönitz, con sus submarinos, les sacudió estopa durante mucho tiempo.
     
Cargando...